Menu
Nina-Kraviz  

Nina Kraviz

Mr Jones

Rekids

6,9

Techno

Beto Vidal

 

La DJ que más pasiones y ampollas levanta al mismo tiempo dentro de la comunidad electrónica internacional despide el año mediante un EP cargado de novedades: doble vinilo con seis nuevas canciones –diez piezas en su versión digital sumando edits y reworks– en la misma casa que vio nacer su álbum de debut del año pasado (Rekids, el sello de Matt Edwards a.k.a Radio Slave).


Primer gol de Nina: prescindir de su imagen en la portada del EP por otra que parece salida de una producción de la factoría John Carpenter. Segundo regate destroza-cinturas: cascarse como inicio un tema de deep-house hipnótico (“Desire”), cargado de groove tirando a oscuro y con su voz como única luz en el largo camino de doce minutos. Casualidad o no, Kraviz parece querer desmarcarse de cofradía de fieles seguidores denominados ‘campo de nabos’ para intentar instalarse en la del seguidor purista de deep-house y techno pata negra. La canción homónima coge el testigo en la cara B para persistir la senda de la electrónica lúgubre gracias a una línea de teclado sintetizada casi fantasmagórica que va y viene para acabar aposentándose en el subconsciente. De nuevo, la voz de la siberiana pone el toque cool al asunto.

 

En “Remember”, compuesto a medias con Luke Hess, la cosa empieza a despegar mediante un bombo seco a negras y claps al más puro estilo himno techno. Un in crescendo demoledor que pondrá más de un culo prieto. 


A partir de aquí, todo es bajona: “Black white” echa el freno de mano con una sosa aproximación al techno sui generis estilo Matias Aguayo, “So Wrong” solo transmite algo cuando a mitad de canción (otros ocho minutazos, ojo) la voz de Kraviz aparece a lo diva house. “Sheer” cierra “Mr Jones” casi como al principio, esto es, con deep-house extraño y sombrío (vuelven algunos silbidos espectrales) de precisión y pulsión matemática. Un EP, en resumidas cuentas, que ofrece la otra cara de la artista: la que no todo el mundo quiere ver. Eso sí, los ansias siempre podrán consolarse con los directos de la rusa. En primera fila.

 

Beto Vidal

Desde que tuvo de bien pequeño en sus manos el doble compacto azul de los Beatles (1967-70) hasta que pudo colaborar en la mejor cabecera española de música independiente, Beto Vidal no cesó en su empeño por descubrir, adorar y recomendar música “rara” y “oscura” (palabras textuales de sus progenitores). A partir de esos primeros ramalazos psicodélicos, Beto ha intentado dar forma a una cultura musical que pasa por la electrónica, el rock independiente más atrevido o el pop más cósmico. Go Mag ha sido su casa desde 2009, lugar donde tuvo el eterno placer de entrevistar a Daft Punk, Plastikman, Carl Craig, Apparat, Ellen Allien o Agoria, así como por otros valores del underground español (Wooky, Monki Valley…) e internacional (Rone, Sinkane, Echospace, Peaking Lights, etc.).

 

beto@blisstopic.com

Más en esta categoría: « DJ Koze "Amygdala" Indigo "Storm EP" »