Menu
Oikos  

Oikos

Vigilia

Knockturne

7

Knockturne

Vidal Romero

 

Después de media docena de referencias, que han sacado a la luz algunas de las propuestas más radicales e interesantes que se cuecen ahora mismo en Sevilla, el joven sello Knockturne dirige la vista hacia el norte para su primer fichaje foráneo. Oikos es el proyecto que el madrileño Rafael Femiano utiliza para demostrar su amor por los drones y las guitarras manipuladas; un amor que se traduce en piezas largas y de ambiente sombrío, minimalistas en cuanto a la cantidad de elementos –apenas suenan guitarras, grabaciones de campo y algún arreglo de cuerda-, y tocadas con un misterioso aire cinematográfico.

 

Vigilia”, la nueva criatura de Oikos, llega tras un puñado de casetes, compactos grabables y un disco “oficial” en Utech (“Ecotono”, publicado en 2011), y le muestra contenido y sutil, amigo de los gestos minúsculos. “Vigilia”, el largo tema que ocupa la cara A, es de naturaleza desértica: un puñado de notas de guitarra acústica que flotan deslavazadas en el espacio; un eco que se va repitiendo desde la distancia, hasta que una nube de drones se levanta para engullir todo a su paso. Más delicada, la otra cara se abre con “Perdition (austral road)”, una pieza en la que se entrelazan los ecos de varias guitarras y de instrumentos de cuerda, una auténtica caja de resonancias de tintes siniestros. Y sigue “Trails end”, que deforma el sonido de las guitarras hasta darle una apariencia casi líquida, la tersa superficie de un lago, sacudida por suaves ráfagas de viento. Tres pistas que apenas alcanzan la media hora de duración, pero que demuestran que Femiano posee un talento natural para el ambient de vocación paisajista. Para ese ambient que habla de lugares vacíos, de horizontes desdibujados y de tiempo en suspensión; un ambient que casa a la perfección con las cavernosas cualidades de la cinta de casete. No lo pierdan de vista

 

Vidal Romero

Como todos los antiguos, Vidal Romero empezó en esto haciendo fanzines (de papel) a mediados de los noventa. Desde entonces, su firma se ha podido ver en infinidad de revistas (Go Mag, Rockdelux, Ruta 66, Playground, aB, Era y Clone entre muchas otras) y algún que otro periódico (Diario de Sevilla, Diario de Cádiz). Es también uno de los autores del libro “Más allá del rock” (INAEM, 08) y ha trabajado como programador y productor para ciclos de conciertos y festivales como Arsónica, Territorios o Electrochock (US). Incluso le ha quedado tiempo para ayudar a levantar España ladrillo a ladrillo con lo que es su auténtica profesión: la arquitectura. Es uno de los mejores analistas de música electrónica de este país.

 

vidal@blisstopic.com