Menu
douglas-dare-seven-hours-ep  

Douglas Dare

Seven hours

Erased Tapes

7,5

Neoclásica-crooner

Vidal Romero

 

Basta adentrarse treinta segundos en la primera de las canciones de “Seven hours”, el debut del joven londinense Douglas Dare, para entender por qué lo han fichado en Erased Tapes. Un piano de aire clásico, una voz que recuerda a la de Rufus Wainwright –también a la de Thom Yorke, pero sólo en los momentos más endebles– y un delicado tapiz electrónico, que abraza y puntea el conjunto, bastan para dar forma a una de las mejores canciones que el pop de cámara han producido en los últimos meses. La clave, decíamos, está en la presencia de los arreglos digitales (cortesía de otro jovenzuelo, el productor Fabian Prynn), primero porque añade un velo de extrañeza a una canción que, de otro modo, rozaría lo convencional. Y segundo, porque permiten que el joven Dare suelte la mano al piano, se lance a improvisar sobre la melodía principal (demostrando de paso lo bien que toca su instrumento), al tiempo que se permite doblar su propia voz, fabricando falsas masas corales. Una estrategia que se repite en las otras tres canciones del EP; canciones que, a pesar de la referencia a Wainwright soltada más arriba, no tienen nada de engoladas ni de teatrales, prefieren las frases cortas y las imágenes sencillas (imágenes de pérdida y de tristeza, eso sí). Y es precisamente en esa falta de pretensiones donde se encuentra la mejor virtud de un debut que deja con ganas de más.

 

Vidal Romero

Como todos los antiguos, Vidal Romero empezó en esto haciendo fanzines (de papel) a mediados de los noventa. Desde entonces, su firma se ha podido ver en infinidad de revistas (Go Mag, Rockdelux, Ruta 66, Playground, aB, Era y Clone entre muchas otras) y algún que otro periódico (Diario de Sevilla, Diario de Cádiz). Es también uno de los autores del libro “Más allá del rock” (INAEM, 08) y ha trabajado como programador y productor para ciclos de conciertos y festivales como Arsónica, Territorios o Electrochock (US). Incluso le ha quedado tiempo para ayudar a levantar España ladrillo a ladrillo con lo que es su auténtica profesión: la arquitectura. Es uno de los mejores analistas de música electrónica de este país.

 

vidal@blisstopic.com