Menu
Pixies  

Pixies

EP2

Autoeditado

1,5

Rock

Vidal Romero

 

De entre las muchas historias jugosas que contiene “Facing the other way: the story of 4AD” (13), la estupenda biografía de 4AD, algunas de las más interesantes tienen que ver con los Pixies. Según parece, Black Francis era un tipo con bastantes complejos y aún más afán de protagonismo: es ese el motivo de que arrinconara sistemáticamente a Kim Deal y despreciara sus canciones, y es también esa la razón de que decidiera finiquitar a los Pixies, de manera unilateral, para comenzar una carrera en solitario. Carrera, que como bien sabrán sus seguidores, sólo puede describirse como un gran declive continuado, que se hizo mucho más acentuado cuando abandonó 4AD y los sabios consejos de Ivo Watts-Russell –el auténtico responsable de la selección de canciones y del orden de las mismas dentro de todos los discos de la banda–. De ahí que a nadie le haya importado que, hasta la fecha, el retorno de los Pixies se haya concretado en un puñado de giras y alguna recopilación: poca gente confiaba en que Francis mantuviera a estas alturas sus cualidades compositivas, y tampoco había ninguna necesidad de mancillar un legado impecable. Pero resulta que incluso una leyenda tiene que justificar su existencia de algún modo, y que al final los managers necesitan discos para poder seguir vendiendo giras (ahí están The Rolling Stones como máximo ejemplo de esta realidad). Así que a Francis y los suyos les tocó volver al estudio en octubre de 2012, donde grabaron suficiente material como para publicar tres EPs, el segundo de los cuales aparece ahora.

 

La historia no termina ahí: cuenta Francis en la página web de la banda que, tras varios años cerrando sus conciertos con “Gigantic”, sentía la necesidad de “escribir una nueva canción que –musicalmente, emocionalmente y psicológicamente– pudiera llegar a ocupar el mismo lugar”. Y efectivamente, eso es “Greens and blues”: una versión pobre, aburrida y sin gracia de “Gigantic”, la prueba de que los Pixies han llegado a un punto en el que sólo les queda la autoparodia. De hecho, resulta difícil encontrar trazas del sonido clásico de la banda en las cuatro canciones de “EP2”: apenas alguna progresión de acordes en “Magdalena” y un pequeño juego de guitarras hacia el final de “Snakes”. Todo lo demás es rock de guitarras, que en sus mejores momentos no anda muy lejos del AOR (la citada “Magdalena”) y en los peores se nutre con los tics más evidentes y bajunos del hard rock para radiofórmulas, como sucede con la inicial “Blue eyed exe”. Alguien debería advertir a Francis de que este no es el camino.

 

Vidal Romero

Como todos los antiguos, Vidal Romero empezó en esto haciendo fanzines (de papel) a mediados de los noventa. Desde entonces, su firma se ha podido ver en infinidad de revistas (Go Mag, Rockdelux, Ruta 66, Playground, aB, Era y Clone entre muchas otras) y algún que otro periódico (Diario de Sevilla, Diario de Cádiz). Es también uno de los autores del libro “Más allá del rock” (INAEM, 08) y ha trabajado como programador y productor para ciclos de conciertos y festivales como Arsónica, Territorios o Electrochock (US). Incluso le ha quedado tiempo para ayudar a levantar España ladrillo a ladrillo con lo que es su auténtica profesión: la arquitectura. Es uno de los mejores analistas de música electrónica de este país.

 

vidal@blisstopic.com