Menu

constantine-1x03a

 

Constantine 01x03

The Devil´s Vinyl"

4,8

 

Rodolfo Santullo

 

En mi memoria sobrecargada hay una serie de TV donde una pareja (novios, pienso yo, pero la búsqueda me revela que son primos) hereda –creo– una tienda de antigüedades cargada hasta el pelo de objetos malditos. La serie, que descubro ahora que se llamaba "Friday the 13th" (sin relación alguna con Jason Voorhees), aunque creo que por mis pagos se tituló algo así como "La tienda maldita" –pero no podría asegurarlo–, me encantaba y recuerdo hasta hoy día capítulos puntuales (uno donde se conseguía el toque de Cupido y se enamoraba a una mujer al más mínimo roce, por ejemplo). Bueno, la referencia viene a cuento porque el tercer episodio de “Constantine”, con su disco de vinilo que grabó la voz del Diablo y su consecuente búsqueda, me hizo recordar esta serie ochentera. No sólo por el obvio enganche de "objeto maldito perseguido por investigadores de lo oculto", sino porque “Constantine” ya comienza a plantearse mucho más dentro de las pautas y cánones de la televisión de los 80 que dentro de la televisión moderna.

 

No sólo esa lejana y peregrina comparación viene a la mente en esta tercera entrega del mago londinense. Ese bluesero que vende su alma al Diablo remite directamente a la obra maestra de Walter Hill, "Crossroads" (1986), con la salvedad de que aquí genera el objeto maldito de marras  –el disco de vinilo–, que al ser escuchado provoca deseos de matar y matarse, y al ser tocado directamente el impulso de darle play. Complejo, el objeto. El disco entra en la historia de la mano de una misteriosa mujer –interpretada por la estupenda Joelle Carter, lo que nos lleva directo a esperar ansiosos la última temporada de la excelente "Justified"–, quien lo encuentra y decide averiguar su autenticidad (no le alcanza conque el disco congele el aire a su alrededor). Se lo lleva a un productor de discos quien, obviamente, no resiste la tentación de escucharlo y ñacate.

 

El productor resulta ser amigo de Constantine, quien se pone de lleno en el caso. Se le suma Zed, que sigue revoloteándole alrededor sin que se la justifique demasiado en la trama y, eventualmente, Chas, que aporta las mejores líneas de diálogo. No serán los únicos que busquen el disco. Un tan viejo como peligroso conocido de Constantine también lo busca y será su injerencia la que cause los problemas más graves.

 

constantine-1x03b

 

Y de problemas graves está colmado este episodio. Concentrémonos en el peor: la sencillez con la que se soluciona TODO. Constantine tiene más objetos malditos en su arsenal que los que tenía la tienda de antigüedades que menciono al inicio de esta reseña. Contemos: una mano de gloria (que le permite hablar con los muertos), una carta mágica que toma el aspecto que precisa en el momento que precisa, los clavos del ataúd de San Padua que son el mejor GPS de lo oculto… y estos sólo de memoria. Amén de esto, Zed es clarividente, Chas medio inmortal, lo ayuda un ángel y se sabe sin dificultad el hechizo justo para el momento necesario. Pero, además, hay facilidades terribles en todo el argumento (como que Zed solamente con "vinilo", "disco" y "Moonrise" encuentre en el primer link de una búsqueda de Google el asilo de ancianos donde está el único testigo directo de la grabación del disco).

 

Con todo y esta progresión bastante anticlimática –y no mencionemos siquiera que no se sostiene la lógica interna del episodio: hay una niña que escucha el disco y no le pasa absolutamente nada–, tiene ritmo al menos. Ryan sigue siendo un Constantine divertido (aunque en este episodio pasa demasiadas veces por un bufón, donde sea Zed o Chas entienden y resuelven mejor todo lo que pasa) y se deja ver sin demasiados problemas, siempre y cuando se tenga pocas aspiraciones.

 

Yo sólo espero no estarme ensartando con una nueva "The Strain".

 

Lo mejor: El momento Sex Pistols.

Lo peor: Una desorientación general donde no parecen haber encontrado el tono y dirección de la serie (el ángel está pintado, por ejemplo).

 

Rodolfo Santullo

Rodolfo Santullo (Mexico D.F., 1979) es periodista, escritor, guionista y editor de historietas al frente de Grupo Belerofonte. Ha publicado novelas, cuentos e historietas en Uruguay, Argentina, Ecuador, Alemania, España, Chile, Gran Bretaña, Perú, Italia y Chipre. Actualmente prepara su debut como guionista de cine con la película "La teoría de los vidrios rotos".

Más en esta categoría: « American Horror Story 4x05 The Flash »