Menu

01

Sherlock 03X03

Temporada 3, capítulo 3: "His last wow"

8,4

 

Manu González

 

Tremebundo tercer episodio, como viene siendo habitual en esta serie que debería ser catapultada al limbo catódico como uno de los mejores trabajos de toda la historia de la BBC. Steven Moffat, el guionista que más se ha alejado de la historia literaria de Sherlock (ahí están sus dos capítulos "A study in pink" y el increíble, y uno de los mejores, "A scandal in Belgravia", que junto a Sherlock con Irena Adler) se basa en "La aventura de Charles Augustus Milverton" para crear este "His last wow", una de las pocas veces en el que Holmes deja que un asesino continúe en libertad, pues acaba con la vida de Milverton, un chantajista que tiene pruebas comprometidas de sus víctimas.

 

Al principio de este capítulo vemos que el nuevo enemigo indestructible de Sherlock Holmes es el empresario de la prensa Charles Augustus Magnussen (un muy correcto Lars Mikkelsen que, lamentablemente, no es capaz de hacernos olvidar a nuestro querido Andrew Scott, uno de los mejores Moriarty que ha existido nunca en la pantalla). Magnussen se dedica a chantajear a todo el gobierno británico gracias a un bunker que tiene en su casa repleto de información sobre todo el mundo. A continuación nos encontramos a Watson que va a buscar al hijo drogadicto de su vecina a una casa abandonada y se encuentra allí a un Holmes que está cabalgando el dragón (como se decía a los fumadores de opio a finales del siglo XIX en Inglaterra). La disolución en vena de cocaína que siempre se ha sospechado que Holmes se metía cuando estaba aburrido y sin casos adquiere otro nivel en este episodio de "Sherlock" (recordemos que el detective era adicto a los parches de nicotina en la primera temporada) 

 

Pero la maestría de todo este "His last wow" y del laberíntico guión de Moffat es que nunca eres capaz de saber qué diablos va a pasar a continuación. El noveno capítulo de las modernas aventuras de Holmes es un continúo WTF?, uno de esos episodios que, literalmente, te dejan el culo torcido en el sofá, aullando con ganas de más (se ha confirmado la cuarta temporada, esperemos que no tarde casi dos años como con la tercera).

 

02

 

Que Moffat haya recurrido a una de las últimas aventuras de Sherlock Holmes escrita por Arthur Conan Doyle ("Su último saludo en el escenario" de 1917) para titular este tercer capítulo hacía temer lo peor, que este fuera el final de la serie, pero no va a ser así. En el juego de espejos que siempre ha existido entre la obra literaria y el moderno televisivo, el disfraz de "His last wow" no lo lleva Holmes en esta ocasión, sino Mary, la mujer de Watson (ya nos recordaba nuestro socio Krmpotic' en el resumen del primer capítulo que la palabra "liar" aparecía en la mente de Holmes al conocerla), que no es lo que parece ser. Magnussen no es un asqueroso chantajista sino un empresario de la prensa hábil y manipulador (Pedro J a su lado es un mero aprendiz), pero que es capaz de poner en jaque hasta al mejor detective del mundo. Es más, tiene una casa que recuerda mucho a esas guaridas de los villanos de James Bond (aquí se mezcla el trabajo de Mycroft para el MI6 con uno de sus más reconocidos agentes literarios) y a lo largo del episodio demuestra todo su sadismo (el lametón a la política inglesa, la meada en Baker Street, el acoso lascivo de golpes en la cara de Watson). Está claro que es un personaje odiable y cualquiera que haya leído "La aventura de Charles Augustus Milverton" sabía más o menos cómo iba a acabar la historia.

 

03

 

Pero Moffat da un impresionante volantazo a mitad del episodio al perdonarle la vida a Magnussen y, casi, matar a Sherlock otra vez. Muerte que aunque tuviera algunas de las peores soluciones visuales de toda la serie (el perrete y Sherlock de niño, no, por favor) no es capaz de empañar un episodio que gira como una peonza entre dos grandes aventuras del detective inmortal de Conan Doyle. Como en "Su último saludo en el escenario", hay un villano que no consigue al final la información que tanto deseaba; como en "La aventura de Charles Augustus Milverton", existe un chantajista que es asesinado por una víctima. En este hábil laberinto detectivesco nos encontramos con varios finales: toda la escena de las navidades en la casa de los padres de los hermanitos Holmes, el asesinato de Magnussen... pero el verdadero final es más sorprendente que todo eso, un verdadero cliffhanger de los que hacen historia, y eso que en "Sherlock" ha habido muy gordos en cada temporada.

 

Bonus tracks:

Siguiendo con la tradición que el amigo Milo J. Krmpotic' inauguró en el primer capítulo, recogemos dos de las mejores frases de esta tercera entrega de "Sherlock".

Ese "Watson, nunca te lo he contado, pero Sherlock es en realidad nombre de chica", que Holmes le suelta a Watson para que llame a su hija como él.

Y, como no, ese "Did you miss me?" final que aparece en todas las pantallas de televisión del Reino Unido. Escalofriante.

 

Crítica del primer episodio de la tercera temporada aquí.

Crítica del segundo episodio de la tercera temporada aquí.

 

Manu González

Hizo su primer trabajo periodístico entrevistando a Derrick May por fax en 1995 para la desaparecida revista aB. Desde entonces, este natural de Hospitalet de Llobregat (1974) ha colaborado en publicaciones como Qué Leer (donde se encarga de la sección de cómic), Guía del Ocio BCN, Playground Mag, Revista Trama, EnBarcelona Magazine, Terra Gum, Hoy Empieza Todo (RNE 3), Agenda San Miguel o los catálogos del Festival Sónar 1997 y el Festival Doctor Music 1998. Experto en cómic y literatura fantástica, ha colaborado con editoriales como RBA, Random House Mondadori y Círculo de Lectores. Pero sobre todo es conocido por haber sido el Jefe de redacción de la revista Go Mag desde mayo de 2001 hasta su último número en junio de 2013.

manu@blisstopic.com

Más en esta categoría: « True Detective 01x01 Girls 03x01-02 »