Menu

sonarjueves

Sónar 2015 Jueves

18/06/2014, Fira Montjuïc, Barcelona

 

Textos Javier Burgueño, Daniel GómezAlbert Fernández, Manu González y Half Nelson

Fotos Brais G Rouco

 

OLDE GODS

Los Dioses ¿Viejunos? es el proyecto más electrónico de Pau Guillamet (Guillamino) junto a JMII (Jami Bassols, Aster), un divertimento de disco house que habría que comenzar a tomarse mucho más en serio de lo que parece actualmente. Olde Gods comenzaron a lanzar hit tras hit de funk house en el escenario patrocinado por Red Bull Music Academy con un Guillamino cantando como los ángeles (en plan Romanthony). Lastima que la hora (la una del mediodía) no acompañara demasiado a su propuesta y nos pillara con más ganas de buscar comida que de bailar. Se merecen otro año una oportunidad de noche para sonar más gordo y mucho más bailable, la materia prima está ahí. MG

7

 

JUPITER LION

La semana que viene se celebra el 25 aniversario de Barcelona BCore con una serie de conciertos imperdibles, pero Jupiter Lion decidieron comenzar la fiesta en el Sónar con un directo demoledor, de aquellos para enmarcar. No se si era por las cortinas rojas del SonarHall o la primera vez que veía las visuales de Sergi Palau, pero el math kraut psych rock de los Lion sonó gigantesco. Desde "Doppelgänger", pasando por las voces psicosomáticas de "Lost Cannibal" o esa "Brighter" tan increíble como siempre, Sais, José Guerrero y, sobre todo, la batería demoledora de Gonzo in Vegas marcaron la línea a seguir para todos los grupos nacionales en este Sónar 2015. DG

8,5

 

STA

Uno de los secretos a voces del underground barcelonés –tan secreto que muchas guías de Sónar 2015 les han olvidado en sus recorridos por el talento local– STA abrieron los directos del SonarVillage con un concierto que fue una lección magistral de energía, entrega y luminosidad. Mirando con el retrovisor del experimentalismo al dub más caliente y con unas herramientas afinadísimas y engrasadas, STA elevaron la temperatura del SónarCésped y funcionaron como una engrasada maquinaria de ritmo que con su dub filtradísimo, cargado de texturas y sabores, se antojaba como un excelente pórtico del escenario más bailón del Sónar. Mucho sabor. DG

8,8

 

KINDNESS

Yo entiendo que el Sónar traiga propuestas más pop a su cartel pero el concierto de Kindness fue una verdadera catástrofe de sonido. Ni la simpatía (para algunos) o pesadez (para otros) del británico Adam Bainbridge en el escenario del Village pudo paliar la falta de sonido con un ordenador que sonaba demasiado bajo, un guitarra que perdía el ritmo y una batería atronadora que se lo comía todo. Además, el portátil soltaba toda la canción para aprovechar los trozos de trompetas sampleadas y se solapaba con los instrumentos reales. Además, temas tan poco intensos como "World Restart" (entre el jazz de salón y el Prince más mainstream) tampoco ayudaban mucho. Igualmente, sigue siendo muy triste que la gente te conozca sólo por la versión de The Replacements, "Swingin' Party". DG

5

 

LEE GAMBLE & DAVE GASKATH

La verdad es da pena decirlo pero los problemas técnicos lastraron un concierto que comenzaba a ser memorable. Algún aparato de Gamble se recalentaba demasiado y tanto el sonido como la imagen saltaron hasta en tres ocasiones. La cosa se arreglo con algo parecido a un cojín que trajeron los técnicos pero en algún momento se vio a Gamble sosteniendo en alto una parte de su cacharrería para que le diera el "aire". Comenzar con el ambient tranquilo de "Untitled reversion" y esas burbujas en 3D fue como una especie de relajación antes de la tormenta. Porque pronto comenzó a meter esas bases 4X4 que parecen que están a128 bits, mientras el resto suena a WAW del bueno en temas como "Motor System", ruidismo rave, "Nueme", o momentos más jungle como "Minas skank". Muy bueno Dave Gaskath que nos dio una lección de visuales 3D reproduciendo todos los estilos posibles (gotas, psicodelia, laberintos, objetos deformados, mundos matemáticos y un busto de Stalin que parecía que bailaba). Pero lo siento, esos fallos técnicos no te los perdonamos, Gamble. MG

6

 

KORELESS + EMMANUEL BIARD: THE WELL

Algo muy extraño sucedió a mitad del concierto audiovisual "The Well" de Koreless y Emmanuel Biard. Les explico, acabó la explosión luminosa (tanto de sonido como de láseres) de "Sun" (uno de los mejores temas de Koreless) y la mitad del público se fue aplaudiendo pensando, quizá, que ya había acabado. Ellos siguieron con "Never" y pocos se dieron cuenta que el concierto continuaba. Una pena, no sé si la gente se fue corriendo a Arca o no se entera, la verdad, pero la escasa hora audiovisual de Lewis Robert y Emmanuel Biard (que repite mañana con los visuales de Evian Christ) fue uno de esos momentos muy SonarComplex para retener en la retina durante años, aunque a ratos se inspirase demasiado en la famosa esfera de luz de Pink Floyd o nos dejaran a todos más ciegos que a Cristiano Ronaldo en un duelo Barça-Madrid (Pedrerol se hubiera montado varios programas de su "El Chiringuito de Jugones" criticando los láseres de Emmanuel Biard). MG

9

 

 

ARCA & JESSE KANDA

Mitad concierto, mitad performance, el pase del venezolano Alejandro Ghersi, más conocido como Arca, supone todo un desafío para el espectador más acomodado. Secundado por los viscosos visuales de Jesse Kanda (autor, entre otras, de la portada del debut del propio Arca y también de FKA Twigs), Ghersi mezcla en sus temas rave, ruido, reggaetón y melodías infantiloides de regusto makinero… pero no es eso lo más importante. La exhibición (nunca mejor dicho) de Ghersi se completa con plataformas y lencería de drag queen sado-maso de la que poco a poco se va desprendiendo. La desnudez, la belleza, la deformidad, el morbo, el sexo se funden en un espectáculo que pese no ser tan redondo y fluido como el artista pretende (está claro que rapear no es su fuerte, pero lo compensa bajando a bailar entre el atónito público) le señala como un artista con muchas cosas que decir. El día que consiga dar coherencia y fluidez a su discurso estaremos ante un artista absolutamente sobresaliente. HN

7,7

 

LORENZO SENNI

Algo que a priori podría parecer extraño e incluso indigesto, acercarse al trance y el rave de la década de los 90 y extraer de forma quirúrgica y ascética tan solo los patrones básicos del estilo, limpiándolos de cualquier aportación extra, resulta en manos de Lorenzo Senni una propuesta innovadora y emocionante. Despojado de la grasa a su alrededor el músculo deviene el único protagonista, dando forma a un ente musical nervioso y visceral a la vez que evocador, hipnótico desde la inicial “Xmonsterx”, ( “Quantum Jelly”)  a los temas de su último álbum “Superimpositions”. Nervio y hueso. JB

7,3

 

J.E.T.S.

¿Zapatilla digital de la buena a las siete de la tarde? En teoría J.E.T.S. van de footwork IDM de la mano de Jimmy Edgar y Machinedrum, pero cualquier adelanto de su "The Chants" (Ultramajic, 2015) se convirtió en una poderosa máquina 4X4 que no dejó alma viva (ni pies sin mover) en el SónarVillage. Contundentes y al grano, Edgar y Stewart, se pusieron el mono de rompepiernas oficiales del jueves con un aluvión de beats más funkies que un disco de Parliament. El público, claro, se volvió medio loco con el Dúo Zapatilla. Al que le tocó luego lidiar con el marrón fue al británico Felix Dickinson que traía en su maleta disco de pocos BPMs y mucho (demasiado) downtempo. DG

7,5

 

PALMS TRAX

Aquellos que se pasaron por el Sonar Dôme a eso de la media tarde del jueves con ganas de bailar y pasárselo bien no salieron para nada defraudados, pues sobre el escenario se encontraba Palms Trax (el británico Jay Donaldson) ,haciendo disfrutar al público a base de house y techno chispeante y juguetón. Detroit y Chicago mezclados en la misma pócima a la que añadió mucho desparpajo y algo de hedonismo, más que suficiente para dejarse llevar en una cálida tarde de verano. JB

7

 

AUTECHRE

Autechre tienen el honor de ser los primeros en dar un concierto en braille en la historia del festival. Sin concesiones, sin proyecciones, sin luces de escenario, sin luces de sala, sin cuñaos molestos que sólo quieren bombo (la espantada fue masiva a los pocos minutos), con un biombo gigante que cerraba el paso a la luz que pudiera colarse desde el exterior, los dos de Rochdale aumentaron su leyenda llevando el concepto de abstracción a un nuevo nivel. Un set continuo de una hora exacta que empezó electroso, mutó en ruidoso y, aunque divagó un poco en el tramo final (hay que reconocer que una hora en completa oscuridad se hizo difícil), acabó como un tour de force austero y radical. Por las noticias que nos llegaban de conciertos anteriores, esperábamos un retorno a sonidos más primigenios, pero Booth y Brown fueron coherentes con “Exai” (Warp, 2013) y sus últimos lanzamientos –aunque no fue posible reconocer piezas– e insistieron en ese electro deconstruido, espasmódico, gélido, áspero y cortante. Booth y Brown nos recordaron de la mejor manera posible por qué nos dedicamos a esto, por qué vamos al Sónar, por qué compramos discos, porque la MÚSICA está por encima de todo y de todos. HN

9,3

 

HOT CHIP

Alexis Taylor y Joe Goddard sabían muy bien a lo que venían. Tenían que servir hits álgidos a la hora en que o bien los pies pesan demasiado como para seguir pisoteando vasos de plástico y césped artificial, o bien las miradas se tuercen definitivamente y todo se eleva por los aires. Y si en algo son buenos Hot Chip, es en lanzar descargas de ingravidez a base de musicón álgido y hedonista. 

Con un repertorio que combinaba con agilidad los aciertos de su reciente "Why make sense?" con rompe-pistas de toda la vida, de manera que, por ejemplo "Over and over" no se hacía esperar y llegaba en el tercer compás de la noche, los británicos protagonizaron un cierre ultra-feliz del primer día del Sónar 2015, a través de un set popero, orgánico y con sonido de banda que les alejaba de las propuestas más electrónicas y avanzadas, pero dispensaba suficiente calidez y una suerte de buen rollo tan universal como para hermanar a hipsters con guiris con canis con negratas con quillos con japos con gays y con cualquier otro pájaro o pájara que botara por allí con sus tirantes y sus pedúnculos roñosos. AF

7

 

 

Redacción

El equipo de redacción de Blisstopic. Somos gente mala y peligrosa, pero queremos un mundo mejor, una blisstopía.

 

blisstopic@blisstopic.com