Menu

WeHaveBandTomOldham5

We Have Band

Quieren hacerte bailar

 

Luis Meyer

Fotos Tom Oldham

 

Tras el resacoso "Ternion", los británicos vuelven con un tercer disco más luminoso que remite a su debut en una idea tan básica y hedonista como el pop mismo: que en sus conciertos botes y gastes suela, que aquí de lo que se trata es de divertirse y olvidarse del devenir amargo de la rutina. Tomamos un café con Thomas en una terraza de Madrid, y más tarde se nos unen su esposa y vocalista, Dede, y el tercer miembro, Darren. Estarán tocando en el Low Cost Festival el 25-27 de julio en Benidorm.

 

"Ternion" (Naïve, 2012) era perfecto para un día de lluvia sin salir de la cama. Con "Movements" (Naïve, 2014) dan ganas de volver a salir de marcha.

"Ternion"  fue un disco especial. Era el segundo, ya sabes que es el disco más difícil, hay que demostrar que el éxito del primero no fue una casualidad . Así que adquirió este tono oscuro en la producción: tres tipos metidos en un estudio cerrado con una persona durante tres semanas, dando vueltas una y otra vez a lo que habíamos escrito hasta que llegábamos al sonido exacto que estábamos buscando, y con el tiempo pegado… Eso fue muy intenso. Para la grabación de "Movements" hemos tenido más tiempo, casi seis meses en los que hemos vivido muchas cosas fuera del estudio que se han reflejado en el disco, todo ese crisol de experiencias y sentimientos están ahí. Es un disco con más espacio y más tiempo, eso hace que suene más expansivo y colorido. Además, somos un grupo de directo, y si te soy sincero, echábamos de menos aquellas partes de nuestros conciertos en las que nuestro público bailaba como loco. Queríamos volver a eso, y lo hemos reconectado en este disco.

 

WeHaveBandTomOldham

 

Y tengo entendido que Dede no pasaba por su mejor momento

Durante la grabación del anterior disco ella tenía insomnio, la pobre dormía poquísimo o no dormía nada, y eso también se refleja en el tono más apagado de las canciones. Darren, además, acababa de terminar una relación… Yo era el único que realmente estaba bien (ríe). Menos mal, si no habría sido un disco insoportablemente oscuro.

 

También se nota el cambio de actitud en el nuevo productor: del guitarrista de Clor a un tipo que ha trabajado en LCD Soundsystem y DFA.

Realmente este es un disco prácticamente autoproducido, lo hemos hecho casi todo nosotros y Tim (Goldsworthy) solo ha propuesto cambios leves en un par de canciones. El también ha trabajado con Massive Attack, y por supuesto nos encanta lo que hizo con James Murphy. El sonido que queríamos para Movements tiene que ver con esos dos artistas.

 

Hablando de sonidos. LCD Soundsystem bebe mucho del sonido Manchester, y creo que Darren es de allí. ¿Sigue existiendo un sonido Manchester hoy en día?

Yo creo que ahora es mucho más heterogéneo. Ahora, quien más y quien menos allí tiene dos o tres bandas, y cada una de un estilo diferente, así que ahora no puede hablarse de un sonido específico. Pero sigue habiendo mucha inquietud musical, eso no se ha perdido.

 

Vuestro sonido ha evolucionado. ¿Hay nuevas máquinas y/o instrumentos en este disco?

Soy de máquinas, pero siempre que pueda sentir que estoy tocando algo, no me van los sonidos pregrabados. Por ejemplo, hemos usado una nueva caja de ritmos Roland y otro aparato de beats analógicos, ambos controlables con los dedos. Yo ante todo soy instrumentista. Desde siempre toco el bajo y la guitarra, no demasiado bien, lo reconozco (ríe), pero eso me da la necesidad de sentir que lo que suena sale de algo que estoy tocando con las manos.

 

Ahora hay un nuevo baterista para los conciertos.

Sí, seremos cuatro en el escenario, y la parte de percusión se completa con las cajas de ritmos.

 

Que no haya excusas para no bailar.

Ese es el objetivo (ríe).

 

WeHaveBandTomOldham1

 

Ustedes empezaron como tres amigos, como hobby, y una noche, tras ver la respuesta del público en su primer concierto en un bar, decidieron dedicarse a esto profesionalmente. ¿Cómo fue ese momento?

Dede y yo hacíamos música juntos, Darren aportaba cosas cuando yo no me sentía muy inspirado… Hasta que nos dimos cuenta de que hacíamos casi todo los tres juntos, como una banda, y en ese momento surgió el nombre. Antes de aquella noche, Dede nunca había estado en un escenario, estaba muy nerviosa, pero de pronto sacó todo lo que llevaba dentro.

 

¿Cómo influye el hecho de que en la banda sean un matrimonio más un tercero? Cuando discuten sobre una canción, ¿son siempre los dos contra Darren?

Es una situación curiosa, porque el matrimonio siempre es más importante que la banda, o sea, si tiene que disolverse algo, siempre será antes el grupo. Tal vez por eso relativizamos más las cosas y la relación fluye muy bien entre los tres, nunca es dos contra uno. Y tiene una ventaja: en las giras salimos más baratos, porque solo hay que alquilar dos habitaciones de hotel (ríe).

 

(En ese momento, Dede y Darren se unen a nuestra mesa. Me dirijo a ella, que lleva un Ipod en la mano) ¿Qué está escuchando ahora mismo?

St. Vincent, una tipa que hace unas cosas increíbles. Creo que es de Canadá (en realidad es de Dallas).

 

Comentaba con su marido que este disco es más bailable y optimista que el anterior.

(Interviene Thomas) Le he dicho a este periodista que es porque estabas muy deprimida.

(Dede) Cómo te pasas (ríe). No, lo que pasa es que tenía insomnio. Pero cuando duermo bien soy de lo más simpática (ríen los tres). Hablando en serio: a mí no hay nada que me llene más que estar sobre un escenario y ver a la gente ahí abajo bailando feliz con lo que tocamos. De ahí "Movements". Pero pienso que es bueno tener un disco más oscuro, como el anterior, porque ahora tenemos muchos temas para hacer un concierto muy diverso. Pero que los españoles no se preocupen: este verano, en el Low Cost Festival, tocaremos nuestros viejos éxitos de toda la vida (los tres rompen en una sonora carcajada).

 

 

Luis Meyer

Ha publicado en El País, Público y muchas revistas de esas que se imprimían en papel sobre temas que van del narcotráfico colombiano a los vestidos de novia de Rosa Clará, ha entrevistado a ministros, deportistas, teólogos, economistas, premios Nobel, artistas, a políticos fascistas, comunistas y socialistas… Y a Rosa Clará, por supuesto. Sólo ha mantenido una constante en su esquizofrénica carrera: la música. Go Mag acogió su dudosa prosa hace una década y eso le ha permitido acercarse a sus ídolos sin parecer el ‘groupie’ enfermizo que en realidad es: Yo La tengo, The Breeders, Stereolab, Interpol… Ha entrado en Blisstopic solo porque intuía que le íbamos a dar la entrevista a Mogwai

Más en esta categoría: « Howe Gelb Douglas Dare »