Menu
 

Ryan Adams

1984 / Ryan Adams

PAX AM

7,4 / 8,6

Pseudopunk / Rock americano

Milo J. Krmpotic'

 

Cual volcán islandés, Ryan Adams ha vuelto a entrar en actividad. Y lo ha hecho como en sus mejores y más desatadas épocas, presentando dos trabajos de espíritu diverso en el plazo escaso de veinte días. A modo de señal primera, “1984”, que algunos definirán prosaicamente en términos de vinilo en edición limitada y otros no podemos dejar de entender como la sucesión de diez temblores breves –103 segundos el de mayor duración, 37 el más escueto–, que dejan a las claras la inminencia de la explosión telúrica.

 

El referente, se nos ha aclarado, son las discográficas SST (Black Flag, Minutemen, Hüsker Dü) y Dischord (Minor Threat, Fugazi), pero el lema del álbum invita a la apostilla: si, tal y como en uno de los temas de “Rock N Roll” le cantaba a “1974” en cuanto año en el que vino al mundo, ¿no nos estará diciendo ahora que fue justo al cumplir una década de vida que descubrió las escenas punk y hardcore? Y, en consecuencia, ¿no cabría entender este EP antes como regurgitación de impresiones propias que en cuanto homenaje estricto a tendencias ajenas?

 

En efecto, la cosa nos devuelve menos a la ortodoxia del “We Are Fuck You” de The Finger (proyecto paralelo que lo unió a Jesse “D Generation” Malin) que a las composiciones más guitarreras del amigo. Hay quizá una mayor urgencia de lo que en él es habitual, hay también un controlado descuido en la producción, pero todo ello se subordina a la gracia melódica marca de la casa, la que nos deja inevitablemente con hambre en “Change Your Mind” y la misma que alcanza cotas tirando a altas en la escala Richter desde “Rats in the Walls” y “Wolves” (imágenes, por cierto, que cabe intuir cercanas al imaginario pesadillesco de un chaval de 10 años).

 

radams1

 

Y, entonces, la erupción propiamente dicha, tres largos años después de aquel “Ashes & Fire” que, con diacrónica ironía, bien podría haber servido para titular esta reseña. Pero se trata de un disco homónimo, ojo, con todas las interpretaciones a que ello aboca (¿reencuentro? ¿declaración de intenciones? ¿subidón narcicista o quizá tropezón imaginativo?), y su primer fogonazo, “Gimme Something Good”, introducido por un riff de los de toda la vida y los teclados de Benmont Tench, se despliega gloriosamente a través de la senda que encumbró, por ejemplo, ya que venimos de citar a uno de sus Hearbreakers, a Tom Petty: rock de ayer que parece recién salido del horno, la tradición esgrimida desde la ejecución personal e intransferible.

 

Ocho piezas más tarde, en “I Just Might”, Adams se deja poseer manifiestamente por el “Nebraska” de Springsteen. Y vuelve a bordarlo. Tal y como durante el camino ha flirteado con las atmósferas New Wave en “Stay With Me” y “Trouble” –¿era aquí donde iba a rendir homenaje a The Smiths? ¿no mentó también a la Velvet? ¿o esa voluntad se extravió en unas sesiones de grabación que (de momento) no han llegado a buen puerto?–. Tanto da, tampoco hay necesidad de caer en el tratado de Adamsología. Porque, una vez más, guiños y fijaciones al margen, el núcleo de cada tema es uno, por muchos detalles en que se descomponga, y llega a palpitar a la temperatura de la lava en los magníficos “My Wrecking Ball” (así, tal cual, como si lo de Miley no hubiera existido), “Feels Like Fire”, “Tired of Giving Up” y “Let Go”, cortes sencilla y geológicamente atemporales.

 

 

Milo J. Krmpotic’

Milo J. Krmpotic’ debe su apellido a una herencia croata, lo más parecido en términos eslavos a una tortura china. Nacido en Barcelona en 1974, ha publicado contra todo pronóstico las novelas “Sorbed mi sexo” (Caballo de Troya, 2005), “Las tres balas de Boris Bardin” (Caballo de Troya, 2010), “Historia de una gárgola” (Seix Barral, 2012) y "El murmullo" (Pez de Plata, 2014), y es autor de otras tres obras juveniles. Fue redactor jefe de la revista Qué Leer entre 2008 y 2015, y ejerce ahora como subdirector del portal Librújula. Su firma ha aparecido también en medios como Diari Avui, Fotogramas, Go Mag, EnBarcelona, las secciones literarias del Anuari de Enciclopèdia Catalana

 

milo@blisstopic.com

Artículos relacionados (por etiqueta)