×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 974
Menu
Todd-Terje  

Todd Terje

It's Album Time...

Olsen Records

8,8

Space Disco

Beto Vidal

 


Una década es lo que ha tardado nuestro héroe noruego del space-disco en sentarse a producir un álbum. Diez años, que no son pocos, que abarcan desde la publicación de su primer maxi “Eurodans” en Soul Jazz hasta este LP que nos ocupa, irónicamente titulado “It's album time” (no olvidemos que, antes que productor, Terje es un cachondo mental con un sentido del humor bastante afilado). Pero ojo, tampoco nos confundamos y pensemos que el productor noruego se ha espachurrado en su butaca durante este precioso tiempo: Todd Terje se ha ganado a pulso su condición de rey del space-disco europeo por varios frentes, en los que destaca su condición de killer-remixer (sus manos han amasado edits a artistas del calibre como The Turtles, Franz Ferdinand, Chris Rea, Chic o Bryan Ferry). Sin olvidar, por supuesto, aquellos maxis que se han vendido como pan caliente y que ya forman parte de la historia del dance de la presente década: hablamos de joyas como “It's the arps”, “Spiral” o “Ragysh”. Todos ellos pelotazos space-disco incontestables y hits para la eternidad como la archiconocida: ”Inspector norse”.

 

No sabemos que motivó al bueno de Todd a armar su primer LP (quizás la creciente presión de la fama que cosecha alrededor del mundo, las ganas de hacer bien y con paciencia las cosas o quizás que simplemente ya tocaba), pero aplaudimos el valiente paso definitivo en su carrera. El esperado debut comienza como debe ser: con una intro de aquellas que nos recuerdan a los mejores álbums conceptuales de la historia del rock, construida con simpleza mediante un arpegio interestelar y un delicioso aroma slow-disco. Por cierto, la voz que remarca que “it's album time” recuerda poderosamente a “Lanzarote”, al gran split con Linstrom de principios del año pasado. A partir de este aperitivo, Terje nos conduce en su coche a través de la línea de costa que delimitan las palmeras y la suave brisa marina que baña la costa slow-disco de los años setenta: “Leisure suit preben” y “Preben goes to Acapulco” huelen a crema solar, a coco perforado con pajita y a cocaína. Apesta a Costa Oeste norteamericana y a bronceado eterno, pero sobre tiene todo lo bueno del noruego, con cuidadas líneas de sinte espaciales y bajos disco marca de la casa. Algo así como jugar una partida al mítico videojuego de Outruno bien marcarse una maratón de la serie Magnum P.Icon Tom Selleck. Prosigue“Svensk Sas” , una gran pequeña canción, también muy típica de él, con esos marcados ritmos latinos (tanto la percusión como el piano en primer plano) que se torna realmente adictiva en sucesivas escuchas.

 

Tras la excursión por Acapulco, hay hueco para lo que mejor sabe hacer Todd: la creación de himnos disco como CHURROS. “Delorean dynamite” y “Oh joy” son las elegidas para darnos el clásico festín space-disco al que nos tiene acostumbrados en sus maxis. La primera concentra todas las virtudes de Daft Punk en apenas 7 minutos, en una orgía sideral de órdago. La segunda, en cambio, mira de frente a Kraftwerk con una composición a caballo entre “Autobahn” y “Raakost” de su colega Lindstrom. Tras el empacho, uno puede refugiarse en la versión del “Johnny and Mary” de Robert Palmer que se marca mano a mano con su amigo Brian Ferry. Luna pieza lenta y suavemente deliciosa.

 

Si has llegado hasta aquí y estás buscando algún defecto, lo hay: ¿Por qué incluir casi la totalidad del EP “It's the arps” y el tema“Standbar” en un álbum de material fresco? ¿Se debe puramente a una jugada comercial? ¿De verdad era necesario cerrar con “Inspector Norse” el tan esperado debut? Pequeñas incertezas que manchan ligeramente un trabajo sobresaliente y que afianza a Terje  en su estatus de semi-deidad. Ni es nuevo lo que hace ni será el último en fusilar la música de baile de hace décadas, pero la frescura y enorme calidad que aporta a sus composiciones hacen que hoy por hoy no tenga rival.

 

 

 

Beto Vidal

Desde que tuvo de bien pequeño en sus manos el doble compacto azul de los Beatles (1967-70) hasta que pudo colaborar en la mejor cabecera española de música independiente, Beto Vidal no cesó en su empeño por descubrir, adorar y recomendar música “rara” y “oscura” (palabras textuales de sus progenitores). A partir de esos primeros ramalazos psicodélicos, Beto ha intentado dar forma a una cultura musical que pasa por la electrónica, el rock independiente más atrevido o el pop más cósmico. Go Mag ha sido su casa desde 2009, lugar donde tuvo el eterno placer de entrevistar a Daft Punk, Plastikman, Carl Craig, Apparat, Ellen Allien o Agoria, así como por otros valores del underground español (Wooky, Monki Valley…) e internacional (Rone, Sinkane, Echospace, Peaking Lights, etc.).

 

beto@blisstopic.com