Menu

champions4a

 

Champions League - Jornada 4

El Madrid ya está en octavos, el Barça sigue sus pasos

 

Textos de Redacción

Fotos Uefa / Vídeos de Canal +

 

Un solitario tanto de Benzema le bastó al Madrid para certificar su pase a la fase de eliminatorias. Aunque la diferencia en el marcador fue mínima, los de Ancelotti se gustaron y prorrogan este momento idílico. También sonríe el Atlético de Madrid, vencedor por 0-2 ante el Malmö. El Barça, por su parte, respondió con personalidad e idéntico resultado a la necesidad de ofrecer juego y obtener el triunfo en el Amsterdam Arena, escenario donde el año pasado había sufrido un auténtico baño de fútbol. Y el Athletic de Bilbao, en cambio, firmó la decepción española: derrota por 0-2 y eliminación.

 

champions4a

 

Champions League - Jornada 4

El Madrid ya está en octavos, el Barça sigue sus pasos

 

Textos de Redacción

Fotos Uefa / Vídeos de Canal +

 

Un solitario tanto de Benzema le bastó al Madrid para certificar su pase a la fase de eliminatorias. Aunque la diferencia en el marcador fue mínima, los de Ancelotti se gustaron y prorrogan este momento idílico. También sonríe el Atlético de Madrid, vencedor por 0-2 ante el Malmö. El Barça, por su parte, respondió con personalidad e idéntico resultado a la necesidad de ofrecer juego y obtener el triunfo en el Amsterdam Arena, escenario donde el año pasado había sufrido un auténtico baño de fútbol. Y el Athletic de Bilbao, en cambio, firmó la decepción española: derrota por 0-2 y eliminación.

 

Real Madrid-Liverpool

EL MADRID VA CON TODO HACIA LA UNDÉCIMA

 

champions4b

 

Real Madrid 1 – Liverpool 0

(Benzema 27’)

A pesar de que este partido podía parecer un trámite dado el buen resultado de la ida en Anfield, el Real Madrid se tomó con seriedad la Champions y gano 1-0 al Liverpool en el Bernabéu, con lo cual ya se encuentra clasificado para octavos. Se ganó con la mínima diferencia, pero pudo haber sido otra goleada de no ser por la buena actuación del arquero del Liverpool. El Real Madrid está en un momento excepcional y creo que puede marcar una época con este equipo y con Ancelotti a la cabeza.

 

Por eso molestaron tanto las palabras de Xavi Hernández al término del Clásico, su explicación de que el Real Madrid juega a la contra y por eso le ganó al Barcelona. Eso podía colar en la época de Mourinho, pero en la era Ancelotti es una falacia, porque el Madrid le dio un baño al Barcelona, y al Liverpool en Anfield, jugando un fútbol total, con posesión efectiva, como dice Ancelotti; o sea, posesión con verticalidad y finalización contundente.

 

Por otro lado, un cuarteto de excelentes futbolistas creativos dirige el juego del Real Madrid desde el mediocampo –fui el primero en decirlo y ahora veo en la prensa deportiva que lo repiten– y este póquer de ases está compuesto por Modric y Kross como arquitectos, y James e Isco desequilibrando mágicamente desde la media cancha, todos ellos en conjunto defendiendo y creando una sinfonía de buen fútbol, con pases precisos, cambios de orientación, jugadas de asociación bellas, desmarques y regates que son auténtica poesía.

 

Por otro lado, los laterales parecen delanteros, Carvajal y sobre todo la banda izquierda de Marcelo son mortales para los equipos contrarios. Hasta Cristiano se divierte haciendo jugadas de lujo con sus compañeros. Benzema está en un estado de gloria, no solo por los goles que está haciendo, sino porque juega y hace jugar a sus compañeros, por momentos parece un mortífero 9, otras veces un falso delantero e incluso hace de un mediocampista más. Benzema está que se sale.

 

El actual estilo de fútbol creativo y bello del Real Madrid calza exactamente con el sistema táctico del 4-4-2. Y no hay problema con Bale; así como Isco y James, Gareth aprenderá que este sistema le beneficiará también a él. Leo Zelada

 

 

Ajax-FC Barcelona

EJERCICIO DE SUPERVIVENCIA

 

champions4d

 

Ajax 0 – FC Barcelona 2

(Messi 36’ y 76’)

No se ganan los títulos entre octubre y noviembre, cierto es, pero mucho hay que vigilar las melancolías otoñales para que no se transformen en depresiones capaces de condicionar (para mal o para peor, se entiende) el resto del curso. Tras un inicio de temporada viento en popa, el Barça dudó en París, se rindió en Madrid y cayó presa de todos los demonios imaginables el sábado pasado ante el Celta. Descabalgado del liderato en la Liga, habiendo perdido ya tres puntos en Champions, la visita al Amsterdam Arena cobraba de ese modo visos quizá no dramáticos, pero sí bastante tormentosos.

 

La buena noticia es que, tras tanta rotación y tanto factor sorpresa, Luis Enrique tiene a jugadores y afición curados de espantos. Y no menos positivo resultó que, ante una delantera cantada, su mano prestidigitadora apuntara a una medular de compromiso entre el legado y la evolución, con Xavi pero también con Rakitic (o con Rakitic pero también con Xavi), y Busquets actuando de bisagra entre ambos. Atrás, finalmente, Bartra sustituyó al lesionado Mathieu para que Piqué pudiera consultar el móvil a gusto y Mascherano volvió a ejercer de Jefecito sobre la frontal del área.

 

Y no es baladí que remarquemos tanto la disposición por líneas, ya que de nuevo el equipo atravesó fases de desconexión, y algunas trincheras lucieron bastante más que otras a la hora de generar y asegurar el resultado. La trasera, por ejemplo, supo apretar los dientes y repeler uno tras otro los siete, siete minutos de ataque constante que el Ajax encadenó a mediados de la primera parte: Mascherano se multiplicó, Bartra respondió con solvencia, Alves no cometió ningún error (es lo único que se espera de él hoy día) y Ter Stegen se lució sacando una mano baja ante un disparo de Klaassen que olía a tragedia.

 

champions4e

 

Pero no nos olvidamos de Jordi Alba, esta noche sencillamente espléndido, tan efectivo en defensa como responsable de conectar con un tridente que no lograba situarse con comodidad, abierto en los tres cuartos pero emperrado en caer en la trampa del cuello de botella cuando la pelota discurría por la zona más caliente del campo. El primer gol, a todo ello, nació de un zaguero, pero no precisamente del lateral de L’Hospi. Jugó el Barça al contraataque pese a que un rival había quedado tendido a sus espaldas y, en la típica reacción hiperbólica-justiciera, Veltman arrolló a Messi llegando desbocado desde atrás (primera de las dos amarillas que iba a ver). El argentino disparó la consiguiente falta entre los tres palos, Cillessen repelió a duras penas hacia el lateral y, tras una transición de banda a banda, la cosa pareció acabar con un pase bombeado fácil para el guardameta. Sucedió, no obstante, que Bartra tuvo la fe de ir a por él, la picardía para interponer su cuerpo ante el bote del balón sin cometer falta y la habilidad para centrar hacia el punto de penalti. Y Messi se lo agradeció rematando de cabeza a las redes.

 

Tenía su trofeo el equipo visitante y, en la reanudación, se dispuso a conservarlo como mejor sabe: desde el control de la pelota. Los medios tomaron entonces el mando (Xavi acabaría siendo el segundo jugador con más recorrido del encuentro, 11.190 metros, y el primero de su equipo), Messi recordó lo bien que se le viene dando el juego entre líneas y, mientras Neymar padecía el implacable marcaje de Van Rhijn, Luis Suárez dispuso de un par de ocasiones para estrenar su casillero oficial en azulgrana, especialmente en ese mano a mano centrado donde el mérito de Cillessen fue equiparable a la falta de acierto del uruguayo. Así las cosas, estando el Ajax ya con un hombre menos, fue de nuevo Messi quien finiquitó el partido realizando una de sus conducciones diagonales, buscando el apoyo del recién ingresado Pedro y lanzándose con todo para rematar su devolución a ras de hierba: 71 goles en Champions para la Pulga, que empata así el récord de Raúl González. Y el Barça que respira aliviado, ya en octavos, (de momento) sin tener que tirar de ansiolíticos.

 

Lo mejor: Jordi Alba, Mascherano y el control exhibido durante el segundo tiempo.

Lo peor: La incapacidad para detener la avalancha holandesa de la primera parte. Milo J. Krmpotic’

 

Redacción

El equipo de redacción de Blisstopic. Somos gente mala y peligrosa, pero queremos un mundo mejor, una blisstopía.

 

blisstopic@blisstopic.com