Menu

champions2a

 

Champions League - Jornada 2

París tenía hambre de victoria

 

Textos de Redacción

Fotos Uefa / Vídeos de Canal +

 

Aunque camufló su mala noche con unos muy intensos veinte minutos finales, lo del Barça en París supo a auténtico batacazo, demolido como se vio por el PSG mientras Motta y Pastore tuvieron fuerzas. Sólo Messi y Mathieu dieron la talla en la escuadra de fosforito, aunque Neymar resultó decisivo en los dos goles. Mañana, el Real Madrid se enfrenta a un equipo tan búlgaro como trabalenguas: Ludobo... Ludoro... Lugodo... Ya nos saldrá, no desesperen.

 

champions2a

 

Champions League - Jornada 2

París tenía hambre de victoria

 

Textos de Redacción

Fotos Uefa / Vídeos de Canal +

 

Aunque camufló su mala noche con unos muy intensos veinte minutos finales, lo del Barça en París supo a auténtico batacazo, demolido como se vio por el PSG mientras Motta y Pastore tuvieron fuerzas. Sólo Messi y Mathieu dieron la talla en la escuadra de fosforito, aunque Neymar resultó decisivo en los dos goles. Mañana, el Real Madrid se enfrenta a un equipo tan búlgaro como trabalenguas: Ludobo... Ludoro... Lugodo... Ya nos saldrá, no desesperen.

 

PSG-FC Barcelona

El club de amigos de Claudio Bravo

 

champions2b

 

Paris St. Germain 3 – FC Barcelona 2

(David Luiz 10’, Messi 12’, Verratti 26’, Matuidi 54’, Neymar 56’)

 

El nuevo portero chileno del Barça debe de ser un sujeto entrañable, uno de esos tipos que generan afinidades y complicidades nada más ingresar en el vestuario. Sólo así se entiende que sus compañeros se empeñaran a tales extremos en impedir que en él recayera la mácula de encajar el primer gol del proyecto de Luis Enrique. Lo intentaron Jordi Alba y Rakitic dejándose robar balones, Alves realizando pases al espacio más vacío de camisetas amigas, Busquets venciéndose ante la (por otro lado caníbal) presión de los mediocentros parisinos… Y, como veían que el tanto no acababa de llegar, optaron por el plan B: conceder faltas y saques de esquina a un equipo cuya peligrosidad en tales lides era perfectamente conocida.

 

Una falta lateral, en efecto, unida a la escasa contundencia de Mascherano, provocó el 1-0 de David Luiz. Y, después de que Messi, Iniesta y Neymar se asociaran en el fogonazo que inmediatamente representó el empate, definido a la perfección por el argentino, Ter Stegen ejerció de detective miope en la salida de un córner y permitió que Verratti, apenas 1’65 de estatura, rematara de cabeza a su red. Claudio Bravo sollozaba emocionado pero el equipo fosforito aún no había tenido suficiente: su sumisión a los dictámenes de Thiago Motta, un cuchillo entre los dientes cuando tocaba defender y porte imperial en la salida del balón, fue absoluta durante todo el primer tiempo y los quince minutos iniciales del segundo.

 

champions2c

 

No resultó menor la aportación de Pastore, una pesadilla parisina en todas las facetas del juego, y suerte tuvo el Barça de que la mayoría de contras acabaran en pies de Cavani, cuyo encomiable desgaste defensivo suele traducirse en cierta blandura cuando le toca desempeñarse ochenta metros más allá, en la portería contraria. Matuidi, en cambio, sí encontró la fuerza suficiente para rematar un buen centro de Van der Wiel, pero a ninguno de los dos les perjudicó que tanto Alba como Alves llegaran tarde a la cobertura. Con el 3-1, el titular invitaba a decretar un señor apagón en la Ciudad de la Luz, pero el nuevo destello de Neymar, sorteando diecisiete cuerpos rivales con una preciosa rosca al palo largo, fue preludio del segundo acto.

 

Con Motta fundido, con Pastore pagando las distancias vírgenes que la descompensada presión rival le había permitido recorrer, el PSG se vino abajo. Luis Enrique puso entonces a Xavi a gestionar las hostilidades y, no mucho después, retiró a un Alves que apestaba a segunda amarilla para introducir a Sandro y pasar a una defensa de tres. Así, sostenido por el compromiso de Messi arriba y por la omnipresencia de Mathieu atrás, el Barça se permitió soñar con el empate. Iniesta disparó alto un par de veces, Munir lanzó un trallazo escorado a la base exterior de la madera más lejana, Marquinhos cortó heroicamente una jugada que era gol o gol… y la valentía del entrenador asturiano acabó quedándose sin recompensa. Todo fuera porque Claudio Bravo, querido por propios y extraños, no cargara tampoco con la primera derrota de la temporada.

 

Lo mejor: Que Messi confirmara en una de esas plazas de relumbrón, ante Sarkozy y la pareja Beyoncé-Jay Z, que vuelve a ser Messi. Y Mathieu, el único jugador barcelonista que estuvo a su altura.

 

Lo peor: Hay donde elegir… Alves, la inanidad de Pedro, el bache de personalidad sufrido por Rakitic en su primer encuentro de verdadero nivel, Alves, la empanada de Alba, la escasa aportación de Neymar más allá de los goles, AlvesMilo J. Krmpotic’

 

 

Ludogorets-Real Madrid

Sufriendo en Sofía

 

2158152w1

 

Ludogorets 1 – Real Madrid 2

(Marcelinho 6’, Ronaldo 24, Benzema 77)

 

En una semana de Champions en que el Barcelona perdió ante el PSG y el Atlético ganó por la ventaja mínima ante la Juventus, el Real Madrid se puso a tono con esta dinámica del sufrimiento en la Península y ganó muy justamente en Sofía al Ludogorets.

 

El partido ha sido muy loco. Hay que reconocer que el Ludogorets salió con todo desde el inicio y, seguramente por eso, su gol fue merecido. No es normal que Cristiano falle un penal, pero felizmente en el segundo pudo hacer gol, el “bicho”. Pero hasta que empató el partido, los primeros minutos del Madrid fueron muy malos. No es posible que un equipo con estos jugadores salga tan frío a la cancha, como sin pensasen que con su sola presencia en el campo bastaba para ganar. Pues no, esto es la Champions y cualquier equipo en forma te puede dar una sorpresa y ganar.

 

El único que se salva del primer tiempo en el Real Madrid ha sido Isco (que bueno es). Prácticamente, se puso el equipo a la espalda y defendió, atacó e inventó jugadas de la nada. Si el Madrid no encajo más goles y cayó bajo el rodillo del Ludogorets fue gracias a este gran jugador. No se que le pasa a Modric, últimamente se le ve bastante intermitente. Bale tiene que aprender a defender y crear juego en el área, porque como estamos viendo últimamente no basta solo con su rapidísimo arranque desde atrás. Marcelo debería retrasar más su posición y defender. Es muy bueno llegando desde atrás dándole un plus al juego ofensivo, pero no debería descuidar tanto su espalda porque si no te llegan los contragolpes y entonces, adiós Real.

 

 2158038w1

 

En el segundo tiempo el mejor jugador ha sido Benzema, sin lugar a dudas. Muchos lo critican porque no mete goles, pero hoy lo hizo y cuando su equipo más lo necesitaba. También se ha asociado muy bien para crear otras posibilidades de gol, pero, en general, este ha sido un partido en el que los delanteros no han estado nada finos. Benzema es un crack, no solo porque es un portento técnico, sino porque sabe desmarcarse bien, driblear jugadores en el área chica y, generalmente, suele asistir con pases de gol a sus compañero. Es solidario y la elegancia hecha persona en la cancha, pero también es un killer en el área cuando quiere y gracias a eso el Real Madrid ha podido sumar otros tres puntos en la Champions.

 

Casillas fue Casillas, ha hecho buenas paradas y estuvo a la altura de lo que se espera (poco podía hacer el gol de Marcelinho). Ni Kroos, ni Chicharito, ni Ramos (y no menciono más porque sino me cargo todo el equipo) han estado como se les espera está noche. Mal partido del Real Madrid que como continúe con este nivel lo va a tener muy complicado para levantar la onceava orejera. Leo Zelada

 

Lo mejor: La imaginación de Isco y el empujón final de Benzema.

 

Lo peor: La poca intensidad del actual campeón de la Champions.

 

Redacción

El equipo de redacción de Blisstopic. Somos gente mala y peligrosa, pero queremos un mundo mejor, una blisstopía.

 

blisstopic@blisstopic.com

 

Más en esta categoría: « Liga - Jornada 6 Liga - Jornada 7 »