Menu
TM404  

TM404

Svans

Kontra

8,5

Acid

Vidal Romero

 

Para aquellos que aún no lo conozcan, recordaremos aquí que TM404 es posiblemente el proyecto más radical en el que nunca se ha visto envuelto Andreas Tilliander, aka Mokira: una auténtica orquesta electrónica, en la que todos los componentes son cajas de ritmos de la familia Roland. Su debut, el homónimo “TM404”, utilizaba los mitológicos cacharros en un contexto alejado de las pistas de baile: antes bien, se dedicaba a superponer bucles tocados a velocidades variables, para crear una telaraña de ritmos cinéticos que parecía avanzar a trompicones. El perfecto escenario para dejar caer después una lluvia de filtros ácidos y sonidos monstruosos, que daban a todo el disco una apariencia viscosa y magnética: tan atractiva y peligrosa como un agujero negro.

 

Svans”, varios meses después, actualiza el invento con el escenario del club en el punto de mira y con la experiencia que Tilliander ha adquirido tras pasear su arsenal por medio mundo. En la cara A, “303/303/303/606/606” sincroniza todas las máquinas para escupir una pieza de techno crudo y oscuro, que superpone colchones de ruido y atmósferas tóxicas a un ritmo monolítico, el futurismo según la escuela de Detroit. Y aún mejor es la cara B, un “202/303/303/606/SY1/TG33” que rompe el dogma Roland para añadir dos sintetizadores Yamaha: una alineación de lujo, con la que da forma a una pista que con su inacabable colección de bleeps y sus melodías repletas de luz, parece querer conjurar los tiempos del intelligent techno (piensen en cosas como The Black Dog o B12, y acertarán), todo en doce estupendos minutos que huelen a nostalgia y a gloria.

 

 

Vidal Romero

Como todos los antiguos, Vidal Romero empezó en esto haciendo fanzines (de papel) a mediados de los noventa. Desde entonces, su firma se ha podido ver en infinidad de revistas (Go Mag, Rockdelux, Ruta 66, Playground, aB, Era y Clone entre muchas otras) y algún que otro periódico (Diario de Sevilla, Diario de Cádiz). Es también uno de los autores del libro “Más allá del rock” (INAEM, 08) y ha trabajado como programador y productor para ciclos de conciertos y festivales como Arsónica, Territorios o Electrochock (US). Incluso le ha quedado tiempo para ayudar a levantar España ladrillo a ladrillo con lo que es su auténtica profesión: la arquitectura. Es uno de los mejores analistas de música electrónica de este país.

 

vidal@blisstopic.com