Menu
The Decemberist  Florasongs EP  

The Decemberist

Florasongs EP

Capitol

8

Rock Acústico

Job Ledesma

 

Estos de The Decemberist dicen que el EP que se sacan de la manga este octubre está hecho con descartes de su séptimo disco de estudio, aquel “What a Terrible World. What a Beautiful World” que sacaron en enero de este año. Pues vale por los desechos de aquellas sesiones. Al menos el trío de canciones de entrada tiene entidad suficiente para que cualquier otro artista esboce la típica sonrisa de alegría de “lo tenemos”. El arranque con “Why Would I Know” es luminoso, una canción que en un minuto crece y se desarrolla de manera majestuosa con pianos, guitarras de palo y el estilo The Band tan inalcanzable pero siempre tan resolutivo. Exuberancia pura que se catapulta en un puente tan bien resuelto como emotivo. Se le nota el callo a la banda de Oregon, pero sobre todo que mantienen el tipo compositivo a pesar de los años. Muchos artistas resuelven la falta de esplendor creativo con la labor artesana de rematar las canciones con solvencia (léase Wilco), en este caso, con The Decemberist, los dos elementos van de la mano.

 

The Decemberist

 

Con “Riverswin” aportan un remanso de paz de nuevo muy bien resuelto en torno a un acordeón, instrumento al que es muy difícil hacer quedar mal. Este agradable medio tiempo anticipa el trallazo rockero de “Fits & Stars”, un tema urgente donde en este caso el piano y una guitarra estridente marcan el corte en un calambrazo de energía que se interpreta como elemento medio que ayuda a remontar el disco. “The Harrowed and The Haunted” sí tiene ese sabor algo anodino de los temas que te salen y bueno, no es que estén geniales pero déjalo por ahí a ver qué pasa. Pero vamos tres de cuatro, así que de sobra. El disco se cierra con la tranquila “Stateside”, simplemente la voz de de Colin Meloy y una guitarra destartalada en la onda del legado de Jack White pero con menos distorsión para un tema de estos que saben a cierre. De nuevo podría ser tema de descarte o simplemente lo que es: una delicada manera de acabar algo.

 

Comentarios
Job Ledesma

Job Ledesma (Santa Cruz de Tenerife, 1971) empezó a cultivar el periodismo musical como una manera sencilla de incrementar su colección de discos, pero ahora reniega del formato, ese concepto, y solo quiere MP3, streamings y esas cosas que no obliguen a comprar más estanterías Billy de Ikea. En 1991 publicó sus primeros textos, sesudas reflexiones sobre la invasión británica o el "Sgt. Pepper’s" de The Beatles, y desde entonces hizo un poco de todo, desde llevar durante diez años el suplemento Radikal en el periódico La Opinión de Tenerife hasta presentar para Televisión Canaria (donde ahora trabaja) el festival Womad en dos ocasiones. Por el camino, colaboraciones en Fiber, Rockdelux y Traxx, la coordinación durante casi dos años de la efímera edición canaria de Mondo Sonoro y varios programas de radio, como el que ahora tiene en activo: Canarias ruido, en CanariasRadio La Autonómica, dedicado a los sonidos alternativos de ese Archipiélago de la Macaronesia. También pincha con el alias de Juana La Cubana, pero él dice que lo hace bien, que mezcla y todo.