Menu
B12 Bodike 325  

B12

Bodike 325

Soma

8

IDM

Vidal Romero

 

Leyendas vivas de la IDM, los ingleses Mike Golding y Steve Rutter publicaron a principios de los noventa un corpus de obra intachable y abundante (los interesados pueden acudir a la monumental “B12 anthology”, una colección de siete compactos dobles, publicados entre 2008 y 2009, en el que se recogen todas las grabaciones de sus distintos proyectos, a excepción de sus dos discos largos), con el que ayudaron a definir todas las posibilidades y características estéticas del género. Tan prolífica actividad se detuvo de repente a mediados de los noventa, cuando descubrieron que estaban “aburridos de nuestro equipo y sin dinero para comprar cacharros nuevos”, como me confesó el propio Golding, hace años, en una entrevista. Un retiro del que volvieron en 2007 para publicar dos maxis y un disco, el notable “Last days of silence” (08), antes de desaparecer de nuevo entre las brumas.

 

En esa misma entrevista, Golding explicaba que en su retorno tenía mucho que ver la popularización de los ordenadores; la facilidad con que estas herramientas les permitían crear a él y asu compañero música electrónica y, sobre todo, darle una vuelta de tuerca a su sonido propio. Una filosofía que parece guiar también la concepción de “Bokide 325 EP”, un EP de cuatro temas, con el que rompen (una vez más) un silencio de siete años, y que supone un nuevo giro dentro de su particular estilo, aunque sin perder sus esencias más íntimas.

 

Aislacionista en sus modos, minimalista en su paleta sonora, el EP se abre con una serie de drones al límite mismo del silencio, desde los que emerge “Into the void”, una pista en la que gobiernan los silencios y los espacios vacíos, y que reduce a la mínima expresión los elementos con los que B12 han dado forma siempre a sus temas: las melodías de aire misterioso, unas construcciones rítmicas de apariencia sencilla y desarrollo complejo y pads atmosféricos con aire a ciencia ficción (por supuesto, ciencia ficción barnizada con el aroma de Detroit). Elementos que también se repiten en las otras tres pistas del lote; pistas que cuentan con títulos tan expresivos como “Descension”, “Unsound mind” y “Terra incognita”, y que casi parecen variaciones de “Into the void” a las que se les han añadido detalles y colchones atmosféricos aquí y allá. Una circunstancia que, unida a la velocidad casi ambiental que la pareja de productores ha imprimido a todo el EP, le otorgan a “Bokide 325 EP” una cualidad entre hipnótica y ensoñadora, inquietante, de tintes cinematográficos. Como despertar de una larga hibernación a bordo de una nave espacial, asomarse por la ventana y descubrir que la Tierra se ha convertido en un planeta en llamas.

 

Vidal Romero

Como todos los antiguos, Vidal Romero empezó en esto haciendo fanzines (de papel) a mediados de los noventa. Desde entonces, su firma se ha podido ver en infinidad de revistas (Go Mag, Rockdelux, Ruta 66, Playground, aB, Era y Clone entre muchas otras) y algún que otro periódico (Diario de Sevilla, Diario de Cádiz). Es también uno de los autores del libro “Más allá del rock” (INAEM, 08) y ha trabajado como programador y productor para ciclos de conciertos y festivales como Arsónica, Territorios o Electrochock (US). Incluso le ha quedado tiempo para ayudar a levantar España ladrillo a ladrillo con lo que es su auténtica profesión: la arquitectura. Es uno de los mejores analistas de música electrónica de este país.

 

vidal@blisstopic.com