Menu
Weber Zwei  

Weber

Zwei

Holger

8

Kraut techno

Vidal Romero

 

Resulta complicado describir la música que hace Philipp Weber, un productor con base en la ciudad de Leipzig, y que construye sus temas a partir de la suma de elementos y géneros disparatados. En su primer mini-LP, el misterioso e inclasificable “Eins” (14), se podían rastrear elementos y estrategias tomadas del krautrock, el techno, la música minimalista, el synth pop y la música industrial; un babel de estilos que sólo tienen en común el gusto por la experimentación rítmica y (esto ni siquiera siempre) el uso  del sintetizador y el estudio de grabación como herramientas fundamentales. Eso sí, la magia del invento, lo que de verdad lo hacía interesante, es que tan descabellada mezcla funcionaba y cristalizaba en temas hipnóticos y con un groove extraño.

 

Publicado un año después, “Zwei” insiste en esa misma mezcolanza, pero de un modo diferente: en vez de coger media docena de estilos y meterlos a lo burro en una batidora, Weber prefiere ahora trabajar con pocos elementos, dando a sus canciones más claridad y efectividad. Esta decisión provoca que las dos caras de este generoso mini-LP funcionen de manera más o menos autónoma. En la primera, lo que mandan son los ritmos metronómicos, los sintetizadores planeadores y las atmósferas espaciales, como demuestran “Skit” y “Dr. Clapper”, dos estupendos cortes a medio camino entre Neu! y los LCD Soundsystem más minimalistas, pero también “The bug”, que se acerca al pop de manera tan hipnótica como marciana (piensen en Jim O’Rourke y acertarán). En la cara B, la vorágine: “B1/Warten” es un auténtico torbellino de techno cósmico, un tema que arranca anclado a un bombo a negras y que va sumando sintetizadores cósmicos y efectos especiales a lo largo de trece minutos repletos de tensión y oscuridad. Ambiental y aislacionista, “No4” cierra justo después un disco con mucha tela que cortar.

 

Vidal Romero

Como todos los antiguos, Vidal Romero empezó en esto haciendo fanzines (de papel) a mediados de los noventa. Desde entonces, su firma se ha podido ver en infinidad de revistas (Go Mag, Rockdelux, Ruta 66, Playground, aB, Era y Clone entre muchas otras) y algún que otro periódico (Diario de Sevilla, Diario de Cádiz). Es también uno de los autores del libro “Más allá del rock” (INAEM, 08) y ha trabajado como programador y productor para ciclos de conciertos y festivales como Arsónica, Territorios o Electrochock (US). Incluso le ha quedado tiempo para ayudar a levantar España ladrillo a ladrillo con lo que es su auténtica profesión: la arquitectura. Es uno de los mejores analistas de música electrónica de este país.

 

vidal@blisstopic.com