Menu
-Boot--Tax  

Boot & Tax

Brace brace

Meant Records

8

House

Vidal Romero

 

Dos maxis y un (breve) puñado de remezclas; eso es todo lo que han necesitado los italianos Boot & Tax para convertirse en una de las esperanzas de la música de baile en Europa. No es una cuestión de suerte; tanto Claudio Brioschi (aka Brioski) como Cristian Croce (cincuenta por ciento de los recomendables The Barking Dogs) llevan muchos años haciendo equilibrios en esa fina línea que separa la electrónica del rock, lo que se traduce en pistas que mezclan ritmos crudos y bajos gruesos, una cierta vocación analógica (es decir, mucho toqueteo de filtro y mucho sonido guarro) y un sentido del humor muy freak. Mimbres a los que ellos añaden (y aquí está el secreto de su éxito) un pegajoso sentido de la melodía, de ascendencia claramente pop. No es de extrañar entonces que sus temas, auténticos himnos para amantes del golferío nocturno, funcionen por igual en los clubes especializados y en entornos más cercanos al indie. O que encuentren acomodo en las maletas de djs que se mueven también por esa difusa frontera entre géneros; gente como Erol Alkan o JD Twitch, que les ha publicado sus dos maxis anteriores en Optimo Trax.

 

Otra razón por la que hay que tenerle cariño a estos simpáticos gambiteros es que, a pesar de que saben que tienen una fórmula de éxito entre las manos, se resisten a quemarla. Y así, en “Brace brace” sólo el tema titular recurre a esa mezcla de ritmos elásticos, sintetizadores pasados de rosca, melodías ácidas y voces de aire post punk; piezas con la que arman una pista de disco house tan oscura como irresistible, una auténtica bomba para la pista de baile. Los dos cortes de la cara B, en cambio, abren el abanico de estilos: “Niente per niente” tira hacia un rollo balearic, con ritmos cocidos a fuego lento, bajos profundos y voces femeninas manipuladas, y “Balkan youth” apuesta por un sonido más cósmico, al menos en la superficie, porque aquí y allá salpican voces y ritmos recortados que exhiben un inequívoco músculo ravero. Una innecesaria remezcla del tema titular, a cargo de Alien Alien, baja la nota de un maxi tremendo.

 

 

Vidal Romero

Como todos los antiguos, Vidal Romero empezó en esto haciendo fanzines (de papel) a mediados de los noventa. Desde entonces, su firma se ha podido ver en infinidad de revistas (Go Mag, Rockdelux, Ruta 66, Playground, aB, Era y Clone entre muchas otras) y algún que otro periódico (Diario de Sevilla, Diario de Cádiz). Es también uno de los autores del libro “Más allá del rock” (INAEM, 08) y ha trabajado como programador y productor para ciclos de conciertos y festivales como Arsónica, Territorios o Electrochock (US). Incluso le ha quedado tiempo para ayudar a levantar España ladrillo a ladrillo con lo que es su auténtica profesión: la arquitectura. Es uno de los mejores analistas de música electrónica de este país.

 

vidal@blisstopic.com