Menu
The-clan-group  

The Clang Group

The Clang Group EP

Domino

5,5

Rock pub

 

Job Ledesma

 

La edad es lo que tiene, que estás mayor, te reúnes a cenar con los colegas (consejo: cenar es el mal, mejor queda para almorzar y alargar la sobremesa), te tomas dos copichuelas de tintorro y empiezan a aflorar los proyectos. Eso le pasó a Clive Langer, un productor con un currículum que asusta, que estaba de cena con el batería Greg Bradden y surgió el típico: “Oye, ¿y por qué no montamos una bandita ahí tú y yo y tal y cual?”. Hace justo un año de la fatídica cena.

 

El resultado es The Clang Group, nombre que sale del alias habitual con el que Clive Langer firmaba sus producciones: Clanger. La otra noticia es que en la banda está Andy Mackay, que fuera saxofonista de Roxy Music, en un proyecto que se completa con los teclados de John Wood y el bajo de Malcolm Lunam. Dicen que son una banda de rock y a eso suenan, al rock pub de los ochenta en un EP que combina tema rápido-balada en sus cuatro cortes a razón de dos de cada. Todo suena bien, no es una broma de cuatro señores entrados en años con la crisis de la edad que deciden que todavía pueden rockear y se quedan en algo ridículo. Era eso o comprarse una Harley, así que, mira, al menos nos queda un EP. Los temas son interesantes, cuidados y potentes, sin florituras de producción ni añadidos superficiales, con “Breaking Out” destacando por encima del resto, dentro de un disco con cuatro temas propios de Langer más uno, “Shipbuilding”, firmado de manera conjunta con Elvis Costello que el caballero recupera del pasado.

 

Todo bien si se supera que la voz de Clive Langer no sostiene el proyecto, no afina, se queda corta, se asfixia, y todo eso que te hace escuchar esta música casi con sufrimiento. Pero es su juguete y canta el que él diga. Ah, y lo de Andy Mackay es meramente testimonial.

 

Comentarios
Job Ledesma

Job Ledesma (Santa Cruz de Tenerife, 1971) empezó a cultivar el periodismo musical como una manera sencilla de incrementar su colección de discos, pero ahora reniega del formato, ese concepto, y solo quiere MP3, streamings y esas cosas que no obliguen a comprar más estanterías Billy de Ikea. En 1991 publicó sus primeros textos, sesudas reflexiones sobre la invasión británica o el "Sgt. Pepper’s" de The Beatles, y desde entonces hizo un poco de todo, desde llevar durante diez años el suplemento Radikal en el periódico La Opinión de Tenerife hasta presentar para Televisión Canaria (donde ahora trabaja) el festival Womad en dos ocasiones. Por el camino, colaboraciones en Fiber, Rockdelux y Traxx, la coordinación durante casi dos años de la efímera edición canaria de Mondo Sonoro y varios programas de radio, como el que ahora tiene en activo: Canarias ruido, en CanariasRadio La Autonómica, dedicado a los sonidos alternativos de ese Archipiélago de la Macaronesia. También pincha con el alias de Juana La Cubana, pero él dice que lo hace bien, que mezcla y todo.