Menu
Justin-Robertsons-Deadstock-33s-Leipzig-Motorbike  

Justin Robertson's Deadstock 33s

Leipzig motorbike EP

Days Of Being Wild

7,5

Techno cósmico

Vidal Romero

 

Mientras termina su segundo disco como Deadstock 33s –que ya tiene nombre, “Everything is turbulence”, pero no fecha de salida–, Justin Robertson entretiene la espera y engrasa la maquinaria con un EP generoso en emociones. Cuatro temas en los que el productor inglés da rienda suelta a todas las cosas que le gustan (es decir, kosmische, rock, acid house, sonido rave noventero, algunas gotas de dub y una pizca de disco), y que van creciendo en crudeza y agresividad a medida que avanza el minutaje.

 

"Leipzig motorbike EP" comienza con el tema titular, que avanza a baja velocidad, anclado a un ritmo motórico y crujiente, sobre el que sobrevuelan un bajo musculoso, sintetizadores cósmicos, muchos efectos especiales y una línea melódica adhesiva. Un aroma a kosmische que también se intuye en la segunda pista, “Ophelia”, aunque en este caso llega acompañada por una de esas líneas ácidas, brillantes y vibrantes, que tanto le gustan a Robertson. “Illustrated man”, justo después, cambia de tercio y de década, y se dedica a superponer loops, phasers y pasos de filtro, en una orgía ácida que, a nada que se le aumente un poco el pitch, puede pasar por un himno rave de principios de los noventa (o por una canción perdida de Lionrock, nobleza obliga). Que es el mismo territorio en el que se mueve “London 1967”, sólo que con el añadido de una batería más cruda, chorretones ácidos mucho más salvajes y un sample vocal que recuerda a los LFO más cazurros –los de “Freak”, o sea–. Un final apocalíptico para un EP variado, pero que funciona muy bien.

 

Vidal Romero

Como todos los antiguos, Vidal Romero empezó en esto haciendo fanzines (de papel) a mediados de los noventa. Desde entonces, su firma se ha podido ver en infinidad de revistas (Go Mag, Rockdelux, Ruta 66, Playground, aB, Era y Clone entre muchas otras) y algún que otro periódico (Diario de Sevilla, Diario de Cádiz). Es también uno de los autores del libro “Más allá del rock” (INAEM, 08) y ha trabajado como programador y productor para ciclos de conciertos y festivales como Arsónica, Territorios o Electrochock (US). Incluso le ha quedado tiempo para ayudar a levantar España ladrillo a ladrillo con lo que es su auténtica profesión: la arquitectura. Es uno de los mejores analistas de música electrónica de este país.

 

vidal@blisstopic.com