Menu
DouglasDare  

Douglas Dare

Caroline/If only

Erased Tapes

7

Pop Neoclásico

Vidal Romero

 

Lleva menos de un año en el candelero, pero Douglas Dare (como ya sabrán los lectores habituales de esta santa casa) ya se ha convertido en el nuevo niño mimado de la escena neoclásica. La culpa la tiene un disco, “Whelm” (14), que recoge el testigo de crooners modernos como Rufus Wainwright, pero añadiendo un sutil andamiaje electrónico. “Caroline”, uno de los mejores temas del disco, es también un perfecto ejemplo de esa manera de hacer: una canción delicada, plena de melancolía, en la que se entrelazan un piano de aires expresionistas, una voz que resuena aérea y celestial y unos sutiles arreglos electrónicos. Eso sí, al que ya sea seguidor del chaval le interesará más el otro corte original, el inédito “If I knew I were alive”. Un tema en el que el piano se echa a un lado, y deja el primer plano a ritmos crujientes, un bonito loop de cuerdas y unos misteriosos pads de sintetizador; el resultado está más cerca de James Blake que de Wainwright, para entendernos, y eso es posiblemente una buena noticia de cara al futuro.

 

El EP se completa con dos remezclas. Rival Consoles se ocupan de “Swim”, una canción delicada y frágil en su versión original, pero que en sus manos se deja contaminar por un ritmo mecanicista, casi industrial, sobre el que la voz de Dare flota recortada y multiplicada en un bonito juego de espejos. Throwing Snow, por su parte, sumerge “Nile” en una especie de suite en la que se suceden instrumentos clásicos, ritmos rotos, nubes de ruido blanco, cuerdas y sonidos étnicos; una remezcla que recuerda (los más viejos se acordarán de esto) a ciertos momentos del illbient neoyorquino, y que quizás por un exceso de ambición no termina de funcionar del todo bien.

 

Vidal Romero

Como todos los antiguos, Vidal Romero empezó en esto haciendo fanzines (de papel) a mediados de los noventa. Desde entonces, su firma se ha podido ver en infinidad de revistas (Go Mag, Rockdelux, Ruta 66, Playground, aB, Era y Clone entre muchas otras) y algún que otro periódico (Diario de Sevilla, Diario de Cádiz). Es también uno de los autores del libro “Más allá del rock” (INAEM, 08) y ha trabajado como programador y productor para ciclos de conciertos y festivales como Arsónica, Territorios o Electrochock (US). Incluso le ha quedado tiempo para ayudar a levantar España ladrillo a ladrillo con lo que es su auténtica profesión: la arquitectura. Es uno de los mejores analistas de música electrónica de este país.

 

vidal@blisstopic.com