Menu
Dopplereffekt--Objekt  

Dopplereffekt/Objekt

Hypnagogia

Leisure System

8,5

Electro

Vidal Romero

 

Lo más interesante de este maxi, antes incluso de poner la aguja sobre el vinilo, es la relación que establece entre dos generaciones de productores, alejadas en el tiempo, pero no en lo ideológico y lo formal. Porque si Gerald Donald, el líder en la sombra de Dopplereffekt, es uno de los grandes héroes de la segunda ola del electro, la de los noventa (gracias, sobre todo, a los discos y maxis que publicó con Drexciya), al productor berlinés Objekt se le puede considerar como uno de los grandes renovadores del género en este momento –perteneciente, por tanto, a la que algunos llaman tercera ola del electro, esa que habría comenzado a finales de la década pasada, como una respuesta ante los desmanes del electroclash-.

 

Decíamos que esa relación es lo más interesante, porque permite comprobar de primera mano cómo ha evolucionado el género; cómo hay elementos que permanecen, y que de algún modo permiten hablar de una herencia viva, que se ha ido adaptando a los tiempos. Así, el tema que aporta Dopplereffekt, “Delta wave”, es puro Detroit: apenas un ritmo crudo y esquelético, sobre el que caen oleadas de cuerdas sintéticas, pads atmosféricos fríos como el hielo y voces robotizadas. En cambio, la pista de Objekt, “Ganzfeld”, es más compleja y dinámica, con ritmos en mutación constante, que reflejan la querencia del productor por el dubstep y el drum’n’bass (esos beats que van tan rápido que terminan por provocar una falsa sensación de estatismo), un bajo musculoso y acerado, crujidos digitales y unas texturas misteriosas, con un cierto aire cósmico. Y sin embargo, y a pesar de la diferencia de herramientas y recursos –Donald es un veterano de la era analógica; los reinos de Objekt pertenecen al mundo digital–, los dos temas funcionan muy bien en conjunto, posiblemente porque ambos comparten una estética fría y mecanicista. Ambos sueñan con un mundo futurista, una distopía en la que no existen emociones ni seres humanos; sólo el brillo perfecto de una chapa de acero cromado.

 

Vidal Romero

Como todos los antiguos, Vidal Romero empezó en esto haciendo fanzines (de papel) a mediados de los noventa. Desde entonces, su firma se ha podido ver en infinidad de revistas (Go Mag, Rockdelux, Ruta 66, Playground, aB, Era y Clone entre muchas otras) y algún que otro periódico (Diario de Sevilla, Diario de Cádiz). Es también uno de los autores del libro “Más allá del rock” (INAEM, 08) y ha trabajado como programador y productor para ciclos de conciertos y festivales como Arsónica, Territorios o Electrochock (US). Incluso le ha quedado tiempo para ayudar a levantar España ladrillo a ladrillo con lo que es su auténtica profesión: la arquitectura. Es uno de los mejores analistas de música electrónica de este país.

 

vidal@blisstopic.com