Menu
The-Oscillation  

The Oscillation

Cable street sessions

Cardinal Fuzz

7,5

Space rock

Vidal Romero

 

Hasta la fecha, The Oscillation era el proyecto en solitario del londinense Demian Castellanos, uno de esos tipos a los que la psicodelia le sale por la orejas, y que además sabe tocar una pila de instrumentos. Hasta la fecha, decíamos, se trataba de un proyecto en solitario; de ahí que nuestro hombre diera más importancia a las cajas de ritmos y los loops que a la instrumentación en vivo, un requisito fundamental para poder tocar en directo las canciones de sus tres (estupendos) discos. Esa circunstancia cambió durante la grabación del último de estos discos, “From tomorrow” (13), cuando fichó a la batería Valentina Magaletti con la intención de añadir tensión y músculo a la fórmula; una idea que debió de gustar a Castellanos, porque a la hora de salir de gira decidió llevársela consigo, incorporando de paso a un bajista, Tom Relleen.

 

Grabado justo después de esa gira, en riguroso falso directo, “Cable street sessions” refleja cómo ha cambiado el sonido de The Oscillation con la incorporación de esos dos nuevos miembros. Tres canciones recuperadas de “From tomorrow”, en tomas más oscuras, más rudas y mucho más eléctricas, confirman que la evolución ha sido para bien. En “All you want to be”, por ejemplo, añaden el break rítmico de una canción de Can –la mítica “Mother sky”, nada menos- dando forma a un groove hipnótico; “Corridor (part 1 and 2)” convierte las volutas atmosféricas del original en un ejercicio de fuzz rock lleno de suciedad; y “Descent” es precisamente eso: un descenso a los infiernos, envuelto en nubes de electricidad estática y líneas de órgano con aroma a película de serie B. Una ruidosa versión de The Deviants, “Somewhere to go”, redondea un maxi que hay que tener.

 

Vidal Romero

Como todos los antiguos, Vidal Romero empezó en esto haciendo fanzines (de papel) a mediados de los noventa. Desde entonces, su firma se ha podido ver en infinidad de revistas (Go Mag, Rockdelux, Ruta 66, Playground, aB, Era y Clone entre muchas otras) y algún que otro periódico (Diario de Sevilla, Diario de Cádiz). Es también uno de los autores del libro “Más allá del rock” (INAEM, 08) y ha trabajado como programador y productor para ciclos de conciertos y festivales como Arsónica, Territorios o Electrochock (US). Incluso le ha quedado tiempo para ayudar a levantar España ladrillo a ladrillo con lo que es su auténtica profesión: la arquitectura. Es uno de los mejores analistas de música electrónica de este país.

 

vidal@blisstopic.com