Menu

Gotham

Temporada 2

7

 

Rodolfo Santullo

 

En toda esta camada de adaptaciones de historieta a cine y televisión probablemente no haya otro producto como "Gotham". Es muy, muy rara. A medio camino del “Batman” de Tim Burton, sin despreciar cosas de “Batman La Serie Animada”, sin olvidar al “Caballero Oscuro” de Nolan y sin que aparezca Batman en ningún momento (o al menos, por ahora), esta serie nos cuenta los años anteriores a la aparición del encapuchado, centrada ­–más o menos– en el policía Jim Gordon (bien Ben McKenzie) y genera de la misma manera su propia impronta, su propia historia en el mundo del Señor de la Noche.

 

Esto no impide que aparezcan casi todos los villanos de Batman (lo que ha provocado continuas protestas nerd del tenor: "¡Pero el Pingüino va a ser un viejo cuando Bruce se vuelva Batman!") y alboroten la ciudad. Comparar continuamente la serie con lo que se sabe previamente del universo de Batman es, sin duda, un error. La mejor manera de verla –y disfrutarla– es olvidar su fuente original y aceptarla como un producto novedosos y único. Es un elseworlds, si así quieren (algo que el universo de las historietas y en particular el de los superhéroes ha realizado una y otra vez con acierto), donde Batman es capaz de no aparecer nunca. No es algo que importe. La serie tiene los personajes suficientes como para disfrutarla (empezando por mi favorito, el Pingüino de Robin Lord Taylor).

 

 

Luego de una primera temporada algo dubitativa ­–que contrapesaba ideas brillantes con momentos espantosos en una clara búsqueda de ritmo propio– ahora tenemos bien claro nuestro tono y logramos por encima de todo algo fabuloso: la imprevisibilidad. Es realmente imposible lograr adivinar qué pasará a continuación en "Gotham". La sorpresa es continua. Cada camino que uno puede pensar que ha adivinado en el devenir de la serie, ocurre de repente una salida diferente, una ruta no avizorada antes que sorprende a sus protagonistas y claro está a sus espectadores. Por supuesto, no falta algún momento flaco, pero en general la serie ha encontrado su equilibrio y una rotación de personajes entre los fijos y los invitados especiales que hace que no haya un segundo de descanso.

 

 

Tan es así, que estos 22 episodios dan la sensación de tratarse de varias temporadas en una sola, con sus villanos desenfrenados del principio (donde un tal Cameron Monaghan hacía del mejor proto-Joker jamás visto), la consagración del malvado alcalde Galavan (James Frain, 10 pts) y el contundente cierre con el laboratorio secreto en Arkham, con el maquiavélico Hugo Strange (B.D. Wong y la madre que lo parió, como paga siempre este personaje) y un cierre de temporada a todo trapo. Y durante todo esto –porque en Gotham pasa mucho, de todo, todo el tiempo– los personajes regulares como Gordon, Bullock, El Pingüino, El Acertijo y obviamente Bruce Wayne, Alfred y Catwoman, van teniendo su progresión y desarrollo propio, que corre de la mano de la resolución de los asuntos puntuales que plantea la serie.

 

De placer culpable a pasarrato de media tarde, "Gotham" continúa su andadura y yo pienso seguir a bordo.

 

Rodolfo Santullo

Rodolfo Santullo (Mexico D.F., 1979) es periodista, escritor, guionista y editor de historietas al frente de Grupo Belerofonte. Ha publicado novelas, cuentos e historietas en Uruguay, Argentina, Ecuador, Alemania, España, Chile, Gran Bretaña, Perú, Italia y Chipre. Actualmente prepara su debut como guionista de cine con la película "La teoría de los vidrios rotos".

Más en esta categoría: « Juego de Tronos 06x10 Houdini & Doyle »