Menu

Juego de Tronos 06x07

"El hombre quebrado"

6

 

Manu González

 

Ya lo saben, si no han visto este capítulo de "Juego de Tronos", todo lo que acontece aquí a partir de ahora es spoiler tras spoiler, "Juego de Spoilers".

 

Bronn: Eso es como decir que tengo la polla más grande entre todos los miembros de los inmaculados.

 

No aprendemos. Llevamos dos temporadas desde aquel impresionante “El oso y la doncella” (temporada tres, escrito por el mismísimo Dios George RR Martin en persona) en que los capítulos siete son un aburrimiento mortal. Pasó en la cuarta temporada (“Sinsonte”) y en la quinta (“El regalo”)… y por favor, no os creáis las notas de esos dos capítulos. En la sexta temporada serían unos pobres cinco y algo. Tras “Casa Austera” esta serie se valora de otra manera, francamente. Y aquí estamos igual, aparte de haber reducido la trama a la mitad, como en el capítulo anterior, concentrándolo todo en una gran parte con, además, sorpresas que no estaban en el libro.

 

 

Sandor “El Perro” Clegane está muerto y remuerto en “Canción de Hielo y Fuego”. Lo más irónico de todo es que nos enteramos gracias al Hermano Mayor de Isla Tranquila que se lo cuenta a Brienne de Tarh. Un septo que recuerda mucho al gran Ian McShane (esencial en “Deadwood” y hará de Odín en la nueva serie basada en el famoso libro de Neil Gaiman “American Gods”), que interpreta a un pobre septo llamado Ray. Este le ha curado y Sandor parece vivir en comunidad atemperando su alma. Pero como en todos los westerns de venganza de Clint Eastwood, su tranquila comunidad será destrozada por la Hermandad sin Estandartes. El último plano de esta larga escena es Clegane cogiendo el hacha es disposición de vengarse. Él es el hombre quebrado del título. ¿Significa eso que volverá a encontrarse con Beric Dondarrion y Thoros de Myr? Se rumoreaba que la Hermandad saldría en esta temporada. Mi pregunta es: ¿Saldrá también Corazón de Piedra? O hacemos caso a David Benioff y D. B. Weiss que juraron y perjuraron que no la sacarían nunca.

 

En Invernalia, Jon, Sansa y Davos intentan convencer a todo el mundo para atacar el castillo de su padre. Y aquí nos encontramos con la niña que se mete todo el capítulo en el bolsillo con su participación: Lyanna Mormont, regente de la Casa Mormont (la misma a la que perteneció el Lord Comandante de la Guardia de la Noche Jear Mormont, máximo valedor de Jon en el Castillo Negro). Con sólo dos frases y cuatro movimientos, la niña es capaz de hacer titubear a Jon y Sansa. Menos mal que Davos no ha perdido su mano con los críos y puede sacarle 62 soldados. Pero antes, los 2000 salvajes que quedan con fuerza para pelear ya le han dicho sí a Jon. Pocas casas del Norte más se apuntan a esta suicida batalla contra Invernalia, cosa que provoca que Sansa le pida ayuda a Meñique y a sus hombres del Valle (o eso sospechamos, porque en ningún momento vemos a quién le manda la carta en cuervo express).

 

En Desembarco del Rey poco acontece, simplemente descubrimos que toda la nueva fe de la Reina Margeary es un gran fake y le pide a su abuela que huya de la Capital. ¿Qué ocurrirá con este interesante cambio de guión? Suponemos que ahora Cersei está más sola que nunca, sin su hijo, aducido por el Gorrión Supremo y el gambito de Margeary que hará cualquier cosa por salvar a su hermano.

 

 

Theon, Yara y sus hombres de las Islas del Hierro llegan a Volantis (de Pyke a Volantis rodeando Dorne en tiempo record, menos de dos capítulos) y lo primero que hacen es irse de putas (literal, pasamos de un plano arreando velas a un burdel, sin pasar por la puerta). El plan de Yara es el mismo que el de Euron, regalarle barcos a Daeneys y contar con su gracia. Por ahora, ellos van con ventaja, que los otros todavía están construyendo. Yara aprovecha para meterle un par de hostias psicológicas a su hermano para que vaya espabilando. Y parece que pronto tendremos aquí al Theon de los primeros capítulos y no al jodido Hediondo de ahora. Sin polla, claro.

 

Jaime llega a Aguasdulces con Bronn y un ejercito de los Lannister. Allí vemos lo tontos que son los Frey y la mala leche que gasta el Pez Negro, ese Brynden Tully, tío de Catalyn Star y tío de Edmure Tully, secuestrado por los Frey. Esperábamos más de este trozo pero, por ahora, todo se reduce a una presentación bastante parecida a la del libro. Seguramente, el asedio de Aguasdulces se desarrollará de una manera parecida. Esperemos.

 

Y, como no, tenemos que acabar con un cliffhanger de aúpa para preparar el terreno a los últimos tres capítulos que prometen ser devastadores. Y claro, no hay nada mejor que trucarnos la esperanza de que Arya va a llegar ilesa a Poniente después de haber traicionado a la Casa de Blanco y Negro. Pues, evidentemente, no. Waif la encuentra y disfrazada de vieja le mete uno cuantos navajazos que ni “Perros Callejeros” (uno y dos). Al final vemos que Arya sobrevive, pero bastante malherida. Sufriremos mucho esta semana… pero mucho.

 

Manu González

Hizo su primer trabajo periodístico entrevistando a Derrick May por fax en 1995 para la desaparecida revista aB. Desde entonces, este natural de Hospitalet de Llobregat (1974) ha colaborado en publicaciones como Qué Leer (donde se encarga de la sección de cómic), Guía del Ocio BCN, Playground Mag, Revista Trama, EnBarcelona Magazine, Terra Gum, Hoy Empieza Todo (RNE 3), Agenda San Miguel o los catálogos del Festival Sónar 1997 y el Festival Doctor Music 1998. Experto en cómic y literatura fantástica, ha colaborado con editoriales como RBA, Random House Mondadori y Círculo de Lectores. Pero sobre todo es conocido por haber sido el Jefe de redacción de la revista Go Mag desde mayo de 2001 hasta su último número en junio de 2013.

manu@blisstopic.com