Menu

Juego de Tronos 06x02

"A casa"

7

 

Manu González

 

Ya lo saben, si no han visto este capítulo de "Juego de Tronos", todo lo que acontece aquí a partir de ahora es spoiler tras spoiler, "Juego de Spoilers".

 

Tyrion Lannister: No os comáis a la ayuda.

 

No sé qué tienen los dragones que me vuelven locos. Es aparecer uno por “Juego de Tronos” y el molometro de la serie sube como la espuma. Seamos claros, si no hubiera dragones o magia, la versión catódico de “Canción de hielo y fuego” sería una serie bastante corriente (vale, con más mala leche) de intrigas palaciegas. Pero estamos en la sección de fantasía, chicos, aunque eso no os mole mucho, en este segundo capítulo, tras la colocación de piezas del anterior, tenemos dragones, gigantes, zombis chungos y hasta resurrecciones de última hora. Toda una fiesta para los fans de la sección más fantástica de “Juego de Tronos”.

 

 

¿Zombis? Preguntáis… o la versión Monstruo de Frankenstein de George RR Martin: ese Gregor “La Montaña” Clegane, convertido en perrito fiel de Cersei Lannister que se pasea por Desembarco del Rey protegiendo el honor de su dueña a hostias con una sola mano. El enfrentamiento entre Jamie y el Gorrión Supremo (acertado Jonathan Pryce, como siempre, jugando a dos caras) echa chispas. Aunque por primera vez vemos que el nuevo jefe religioso de Poniente es menos bondadoso y puro de lo que parece y nos demuestra que estamos antes un cabrón de mucho cuidado que es capaz de dar su vida y la de muchos más por una ciega fe. Todo indica que en Desembarco del Rey se está cociendo una guerra civil bastante gorda entre reinado y religión, cosa que haría que Dorne pueda atacar sin Tyrion Lannister ni fuego valyrio que lo defienda y con medio ejercito liado en salvar a la Reina de Tommen o en la venganza de Cersei y Jamie. Veo palomitas y mucha sangre en la Capital de los Siete Reinos.


¿Y Tyrion? Demostrando en una de las mejores escenas que se han visto nunca en “Juego de Tronos” que tiene más huevos que la mayoría de gente de Poniente, entrando a enfrentarse solo a Rhaegal y Viserion, los dos dragones que viven en las mazmorras de Meereen, para demostrar su teoría que los dragones son más inteligentes de lo que parece y no harán daño a los amigos de su Mami. Tyrion es como el espectador ante esa gran fuerza de la naturaleza llena de escamas y fuego, narrando que quería un dragón desde que era niño y su tío le dijo que estaban extinguidos. Tyrion es el eterno niño que ha soñado toda su vida con ver dragones de verdad, como el espectador. Gran papel de un Peter Dinklarge que tuerce la voz en un punto justo entre la admiración y el terror. Eso sí, gran frase final que le dedica a Varys. “La próxima vez que tenga una idea parecida a esta, por favor, dame una bofetada”.

 

Más magia. Retomamos a Bran Stark, el Cuervo de Tres Ojos (un Max Von Sydow cobrando por horas), Hodor y Meera Reed. Bran está en una visión del pasado donde ve a su padre de niño entrenando con su hermano Benjen. En la visión también aparece Lyanna Stark, la hermana de Eddard por la que se comenzó la Guerra de Robert Baratheon. También aparece Hodor de crío y sabemos que realmente se llama Wyllis y sabía hablar. La verdad, es que una de las partes más interesantes de los libros, el periodo de aprendizaje de los hermanos Stark, Bran y Arya, no es capaz de enganchar a casi nadie en la versión catódica de David Benioff y D.B. Weiss, demostrando una vez más que lo que funciona en literatura es complicado que funcione en imágenes. La parte de Arya en Girona (Braavos) también es bastante aburrida. Aunque, gracias a Dios, la sesión de palos con la niña fea ha durado sólo dos capítulos: más hubiera sido la muerte.

 

 

 

Y si la semana pasada se cocía lo mejor en Dorne, ahora se cuece lo mejor en Las Islas del Hierro, con ese Euron Greyjoy que han rescatado directamente desde “Tormenta de Espadas” y “Festín de cuervos”. En Pyke el tiempo parece ir de distinta manera que en el resto de Poniente…o los guionistas están rescatando historias-de-las-casas-que-no-le-interesa-a-nadie para rellenar huecos. Aunque Euron es importante en la trama literaria por su vinculación con los dragones y tenía que estar en la parte final de esta historia de Poniente, evidentemente. En el libro no se indica tan claro que Euron mata a su hermano Balon (actual Rey de Pike), pero se sospecha. La escena del puente convirtiéndolo en una especie de semidios tiene bastante fuerza para un personaje que se presume importante en esta sexta temporada de “Juego de Tronos”.

 

Y quien era un semidios o SuperZorra y se ha quedado en tieta con frío enfrente de la chimenea (pose “a mí dejadme tranquila que no estoy para muchos trotes”) es la pobre Melisandre. Se veía venir que la revuelta de Ser Alliser Thorner iba a dura dos cafés con todos los Salvajes amigos de Jon en las puertas del Castillo Negro. Y así es. Tormund y un ejercito en el que tenemos hasta al último gigante irrumpe en la ciudadela y, oigan, aquí no ha pasado nada. Circulen, circulennnnn… Ser Davos le pide a la bruja un último milagro. Que reviva a Jon Nieve. Melisandre sigue la misma formula que Thoros de Myr de la Hermandad sin Estandartes, pero sin demasiada convicción, así, como si fuera una funcionaria. Pero al final…

 

¡¡HOSTIA PUTA!!

 

Manu González

Hizo su primer trabajo periodístico entrevistando a Derrick May por fax en 1995 para la desaparecida revista aB. Desde entonces, este natural de Hospitalet de Llobregat (1974) ha colaborado en publicaciones como Qué Leer (donde se encarga de la sección de cómic), Guía del Ocio BCN, Playground Mag, Revista Trama, EnBarcelona Magazine, Terra Gum, Hoy Empieza Todo (RNE 3), Agenda San Miguel o los catálogos del Festival Sónar 1997 y el Festival Doctor Music 1998. Experto en cómic y literatura fantástica, ha colaborado con editoriales como RBA, Random House Mondadori y Círculo de Lectores. Pero sobre todo es conocido por haber sido el Jefe de redacción de la revista Go Mag desde mayo de 2001 hasta su último número en junio de 2013.

manu@blisstopic.com