Menu

 

Pese a la irrupción de Netflix (que suma hasta tres primeras temporadas en lista), la HBO ha vuelto a reinar en este 2015. Y lo ha logrado haciendo cuña con uno de sus buques estrella, "Juego de Tronos", y con una miniserie orquestada por el infalible David Simon. La otra noticia sin duda ha sido el desplome de "True Detective" frente a la nueva oleada de pasiones que despertó "Fargo". Y, mientras nos despedíamos de "Justified", "Community" y "Hannibal" (aunque con las dos últimas nunca se sabe), entre "Louie" y novedades como "Mr. Robot" hubo razones para volver a lucir una muy catódica sonrisa. Ven a nuestros brazos, 2016, que te estamos esperando...   

 

Con las votaciones de:

Albert Fernández, Milo J. Krmpotic’, Sandra S. Lopera, Marc Muñoz y Rodolfo Santullo.

 

Puedes ver los diferentes títulos de la lista haciendo clic sobre los números de aquí abajo:

 

 

Pese a la irrupción de Netflix (que suma hasta tres primeras temporadas en lista), la HBO ha vuelto a reinar en este 2015. Y lo ha logrado haciendo cuña con uno de sus buques estrella, "Juego de Tronos", y con una miniserie orquestada por el infalible David Simon. La otra noticia sin duda ha sido el desplome de "True Detective" frente a la nueva oleada de pasiones que despertó "Fargo". Y, mientras nos despedíamos de "Justified", "Community" y "Hannibal" (aunque con las dos últimas nunca se sabe), entre "Louie" y novedades como "Mr. Robot" hubo razones para volver a lucir una muy catódica sonrisa. Ven a nuestros brazos, 2016, que te estamos esperando...   

 

Con las votaciones de:

Albert Fernández, Milo J. Krmpotic’, Sandra S. Lopera, Marc Muñoz y Rodolfo Santullo.

 

Puedes ver los diferentes títulos de la lista haciendo clic sobre los números de aquí abajo:

 

15

15

Master of None S1

 

El nombre de Aziz Ansari ha corrido como la pólvora en el último trimestre del año, coincidiendo con el cargamento sellado por él que Netflix soltó en noviembre. “Master of None” es una comedia entroncada en la sitcom de apariencia autobiográfica, aquella que sigue los quehaceres (lastimosos) de un personaje central. Para el caso, un treintañero afincado en Brooklyn, lidiando con los problemas mundanos de gente de su edad y situación, sobreviviendo en la ciudad de los rascacielos, poniendo el acento humorístico en las cuestiones étnicas y culturales derivadas de su condición de actor de origen hindú. Le han llovido comparaciones merecidas con “Louie” no sólo por compartir escenario, sino por esa habilidad de saltar del plano real a escapadas fantasiosas/surrealistas con soltura y una imaginación tan desternillante como admirable. También sus personajes centrales comparten esa pátina loser, pero la creación llevada a cabo por Ansari es tierna, juvenil, romántica y entrañable. Sólo queda celebrar la llegada de este cómico que en su país de origen ya gozaba de un amplio reconocimiento. Marc Muñoz

 

14

14

True Detective S2

 

Si Nic Pizzolatto ganó por puntos el primer combate, la revancha lo ha visto mordiendo la lona ante un Noah Hawley mucho más ambicioso y acertado. Del número uno al catorce ha descendido en un año “True Detective”, fruto de sus fallos de casting (sustituir a McConaughey era una patata caliente, sí, pero es que los cuatro nuevos principales juntos no le llegaron ni a la suela del primer “Alright”), de su falta de narices (si hubieran matado al personaje de Colin Farrell a las primeras de cambio…) y, sobre todo, de la ausencia de un Cary Joji Fukunaga que diera lustre y coherencia a la realización. Servidor quiso creer en ella, le dio seis capítulos de margen, pero el gatillazo acabó resultando innegable. Mucho drama y pocas nueces. Milo J. Krmpotic'

 

13

13

Community S6

 

Para hablar de cierres, no hay mejor ejemplo que el de esta comedia excéntrica, delirante, donde se nos contaba el día a día de un grupo de estudiantes (y luego profesores) de una universidad pública de California, pero que en realidad se permitía ser un campo de experimentación televisiva, donde cada capítulo rendía tributo a otro referente y así podíamos tener uno de zombis, uno de juegos de rol, otro de realidades alternativas, etc., etc., etc. La serie tuvo a lo largo de su recorrido polémicas varias y éxito moderado. Su creador, Dan Harmon, fue despedido por los productores al final de la tercera temporada, pero volvió para la quinta y se quedó hasta el final. El elenco fijo se fue viendo diezmado a medida que la serie avanzaba (algunos despedidos, algunos que dudaban razonablemente de su regreso entre una temporada y otra y cambiaban de contrato) y cambió no menos de tres veces de canal exhibidor (hasta terminar directamente online por Yahoo). Es increíble, entonces, que "Community" haya logrado cerrar con tanta fuerza, con una de sus mejores temporadas y una emoción genuina. Un verdadero acto de amor entre los realizadores, el elenco (la entrega de los que lograron llegar hasta aquí –Joel McHale, Gillian Jacobs, Danny Pudi, Alison Brie, Ken Jeong y Jim Rash– ha sido total) y el público, que no numeroso pero sí tremendamente fiel, los llevó a cumplir la mitad de su mantra: "Seis temporadas y una película". Las seis temporadas ya están; la película, en preproducción. Rodolfo Santullo

 

12

12

Better Call Saul S1

 

Después del sufrido período de desintoxicación que sucedió al final de "Breaking bad", el estreno de "Better call Saul" llegó como un bendito chute de morfina para calmar la adicción. Asistir a la génesis de Saul Goodman, un nombre que nunca fue real, sino la desesperada creación de ese perdedor con pico de oro llamado Jimmy McGill, años antes de su cruce de caminos con Walter White, no ha podido ser más fascinante. Donde muchos esperaban encontrar una repetición de los planteamientos de "Breaking bad", todos hemos dado con un spin off absolutamente independiente y cargado de carisma, con tempos narrativos acertadamente distintos a los de la serie madre, pero una habilidad en los guiones que alcanza similares cotas. "Better call Saul" es un tremendo flashback a los días previos a que McGill se convirtiera en un popular abogado televisivo, donde las interacciones personales se subliman y cada detalle argumental cuenta, mientras los aciertos se extienden desde la arrebatadora interpretación de Bob Odenkirk hasta el encanto pasajero de sus títulos de crédito. Albert Fernández

 

11

11

Jessica Jones S1

 

Siguiendo la estela de “Daredevil” (véase la posición número 4), Marvel y Netflix presentaron a una Jessica Jones razonablemente realista y eminentemente noir, víctima antes que heroína de una ciudad de Nueva York sucia y rastrera. Aunque en términos de guion reveló más agujeros que su prima hermana, aunque sus peleas (a falta de un mayor presupuesto para efectos especiales) no tuvieran la misma garra, aunque la elección de Krysten Ritter limitara las opciones del personaje, aciertos como sus guiños feministas (con píldora abortiva incluida… ¡en la televisión USA!), el tiroteo del ascensor del capítulo primero y las alegrías que siempre nos da David Tennant bastaron para que la producción superara el corte con nota razonable. Milo J. Krmpotic’ 

 

10

10

The Affair S2

 

Los Globos de Oro 2015 a la mejor actriz dramática de televisión, para Ruth Wilson, y a la mejor serie dramática han permitido que mucha gente descubra “The Affair”. Una pequeña serie que aborda la infidelidad desde una perspectiva humana, demoledora y honesta, a través de dos personas que se enamoran y deben romper sus vidas, y las de sus familias, para poder seguir su relación. Pero el bagaje emocional de cada uno es una carga demasiado pesada. El excelente cuarteto principal de actores, los dos enamorados (Ruth Wilson y Dominic West) y sus respectivas parejas (Joshua Jackson y Maura Tierney), son la clave para que funcione este maravilloso drama que desgrana con cuidado los secretos de cada personaje: pérdidas, frustraciones, errores del pasado… Una narración sobria y ejemplar para una serie con las emociones a flor de piel. Sandra S. Lopera

 

09

09

Hannibal S3

 

El último envite de Bryan Fuller con su “Hannibal” es de los que compiten por espacio en el disco duro con los últimos servicios de Ferran Adrià al frente de El bulli. La NBC ajusticiaba así la única serie por la que podía ser tomada en serio, pero antes le daba la oportunidad de despedirse como se merece a una producción de sus características, mediante una tercera y última temporada que en realidad eran dos: la que nos llevaba a Florencia tras la pista de Hannibal, y una segunda parte, en la que un Hannibal preso intercede para capturar a otro serial killer, el Dragón Rojo. Una temporada que cruzaba varios fragmentos de las películas sobre el famoso caníbal (“El silencio de los corderos”, “Hannibal”, “Dragón rojo”), material con el que volver a desplegar ese fascinante envoltorio, una puesta en escena asombrosa que volvía a actuar como reflejo de los complejos hábitats mentales de sus dos protagonistas, unos que difuminan a su paso la frontera entre el héroe y el antihéroe. Manjar exquisito al que costará mucho encontrarle un reemplazo en la mesa del seriéfilo. Difícilmente lo servirá de nuevo la NBC, Fuller tendrá que acudir a comedores más respetables para presentar su próxima creación anómala. Marc Muñoz 

 

08

08

Louie S5

 

Amo a este tipo. Si me preguntas quién quiero que sea mi padre, te diré Louie. Si me preguntas quién quiero que sea mi hermano, te diré Louie. Incluso si me preguntas quién quiero que sea mi novia, te diré Louie. Por supuesto, si me preguntas por la mejor serie cómica del momento, y del último lustro, te diré "Louie", pero es más, si me preguntas en donde puedo encontrar los mejores atisbos de filosofía contemporánea desacomplejada, dibujaré una sonrisa torcida y me pondré a tararear la fabulosa sintonía de "Louie". Si no te ha pasado ya, conocer al gran Louis C.K., genio del stand up comedy y pensador de andar por casa, es lo mejor que te va a suceder frente a una tele, máxime si le puedes dedicar 20 minutos a cada episodio, y no la acostumbrada hora. Si le podemos poner algún 'pero' a la última entrega de "Louie", es su escasez de episodios, en una tanda donde se mezclan las historias fragmentarias de la anterior temporada, más experimental, con la estructura cerrada de los primeros capítulos de la serie. Por lo demás, aquí todo sigue donde debe: la acidez cotidiana, las miserias de la vida desparramándose mientras las niñas crecen, los ires y venires en la relación con la histriónica Pamela, los insertos de monólogos hilarantes marcando la pauta de la acción, el humor más iconoclasta y mordaz que te puedes llevar a las neuronas y esa imprevisibilidad fabulosa a todos los niveles que convierte un ataque de cagalera en medio de la calle en una gran odisea épica y familiar. Amo a Louie, ¿y quién no?  Albert Fernández

 

07

07

Justified S5

 

Nacido de la pluma de Elmore Leonard (quien llegó a ver –y aprobar fervorosamente– la adaptación antes de morir en 2013), el Marshall Raylan Givens terminó sus andanzas a principios de este año. Durante seis temporadas seguimos las aventuras de este particular agente de la ley, más apegado a su propio código que a la justicia, mientras hacía lo que podía en el ficticio y desastroso condado de Harlan, en Kentucky. Con pocos altibajos, "Justified" –creado para la TV por Graham Yost– ha sido de las mejores series policiales que podían encontrarse recientemente, llena de sabor sureño, diálogos filosos y personajes secundarios inolvidables. Siempre una opción recomendable pero nunca seleccionada por la crítica, "Justified" consiguió en su cierre su mejor año (sólo comparable a la maravillosa segunda temporada, con la familia Bennett) y la consagración de sus dos protagonistas –el ya mencionado Marshall pero también su antagonista, el criminal Boyd Crowder– como dos de los mejores personajes de la televisión. A un destaque preciso en materia de dirección y ritmo narrativo, se le suma un elenco de primera. Timothy Olyphant dio todo al protagónico (y no en vano cumplía tareas también de productor), mientras que Walton Goggins logró con Boyd uno de esos villanos que se terminan amando. El final –que no develaremos aquí– es de las cosas más emotivamente melancólicas que se hayan visto en una serie de TV. Un cierre por todo lo alto. Rodolfo Santullo

 

06

06

The Knick S2

 

Todos sabemos por qué nos gusta "The Knick". Cualquiera de nosotros cayó rendido con la primera secuencia del primer episodio de la primera temporada, con el doctor John Thackery buscándose una vena viable en el pie donde pincharse cocaína, mientras su carruaje le llevaba a toda velocidad a realizar una operación de cirugía de riesgo en el Knickerboxer Hospital de Nueva York, a finales del siglo XIX. Todos asistimos a la gloria de escuchar la banda sonora de electrónica atmosférica e inquietante de Cliff Martínez sobre un relato de época, y nos llevamos las manos a la cabeza una vez más ante la puta visión privilegiada de Steven Soderbergh. El regreso de Thackery y sus allegados, compañeros de profesión, como el combativo y lúcido Algernon Edwards, un médico negro que hiende su bisturí en una sociedad racista y clasista, más los pacientes, y el entornode  principios del siglo XX, con sus sucias tramas políticas, sus enredos de sociedad y sus disparatados avances científicos, vuelve a elevarse gracias a la firma inconfundible y la oscura estética de Soderbergh, en una segunda temporada que circula con una coherencia televisiva envidiable, y nos sigue mostrando las entrañas de una época de cambios. Albert Fernández

 

05

05

Mr. Robot S1

 

Una de las cimas de la ficción televisiva del 2015 la sirvió un canal al que nadie prestaba la más mínima atención. USA Network entró en la agenda de seriéfilo gracias a “Mr. Robot”, un artefacto cuya implosión durante el verano aún resuena en la mollera de muchos. Por fin, el Siglo XXI acogía su propio “El Club de la Lucha”, uno vinculado a la generación Millennial y al ciberterrorismo. Una ficción de espíritu transgresor sobre un grupo de hackers dispuesto a hacer estallar al gran enemigo común corporativo para de las cenizas formar una sociedad más justa y no tan uniforme. El carismático protagonista (Elliot) se transformaba en una especie de Tyler Durden dispuesto a destapar cual paladín Snowden las grietas de una sociedad oligárquica hiperconectada, alienada y atolondrada. Y vale que la sombra de Palahniuk es severa, pero la conexión crítica con nuestra realidad, y la (auto)exploración dramática (con varios mindfucks) de un protagonista tasado en oro –con una de esas voces en off a las que guardar tributo– justifican recibirla como la mejor llegada del año. Una vibrante serie que el propio Julian Assange habrá gozado en su reclusión mientras chateaba por WhatsApp con la cúpula mayor de Anonymous. Marc Muñoz

 

04

04

Daredevil S1

 

La traslación del Universo Marvel al cine lleva años causando grandes cuotas de admiración, puesto que las adaptaciones del género superheroico a la pantalla grande habían causado históricamente más decepciones que alegrías. Todos los films enrolados en la plasmación cinematográfica de "Los vengadores" despertaron la idea de que por fin se estrechaban las distancias entre las viñetas y los fotogramas, y se traducía un lenguaje al otro con el necesario acierto y desenfado. A toda esa cosmogonía ahora se añade un eslabón más, tal vez incluso más cautivador: el Universo Marvel televisivo, que se hila sobre tramas más urbanas y adultas, con un tapiz oscuro, articulado a través de personajes adecuados para desarrollar esa atmósfera, como Jessica Jones, Luke Cage o Daredevil. El Hombre sin Miedo fue el encargado de inaugurar ese ambicioso proyecto para la pequeña pantalla, con la primera temporada de sus andanzas en Netflix, que, visto está, acabó siendo un éxito de público y crítica tan masivo que tuvo como respuesta el inmediato estreno de la fabulosa "Jessica Jones", y la aceleración del rodaje de la segunda temporada del héroe de la Cocina del Infierno. Para los que desde pèqueños hemos leído tebeos de Daredevil, el superhéroe ciego con sentidos super-desarrollados, que ejerce de abogado en un barrio marginal de Nueva York, ver tanto mimo para llevar a imagen real sus premisas morales, los recuerdos de su infancia, el adiestramiento por parte de Stick, y los dilemas de su némesis, Wilson Fisk "Kingpin", no puede resultar otra cosa que conmovedor. "Daredevil" se nutre de los argumentos de guionistas fundamentales en la colección de cómic, como Frank Miller y Brian Michael Bendis, y dibuja una odisea contra el crimen en la ciudad, con todos los trazos de misticismo, épica y romanticismo que siempre han abundado en las páginas del enmascarado, y con unos actores que colman a a la perfección las expectativas del fandom y del espectador casual, con mención de honor para un Vincent D'Onofrio sensacional en el papel de Kingpin, un líder criminal con aristas y aliento poético, un villano noble que contempla su propia abstracción introspectiva en un gran lienzo, mientras la ciudad arde con su enmascarada némesis dentro. Albert Fernández

 

03

03

Fargo S2

 

Si yo digo “Noah”, vosotros decís… “¡Hawley!”, claro. El guionista-showrunner del momento regresó al pasado del gélido universo coeniano para relatar la masacre de Sioux Falls. Y lo hizo a conciencia, rodeándose de una colección de traumas setenteros (la guerra de Vietnam, la crisis política, la crisis económica, la crisis moral…) para dar cuerpo a una trama de luchas mafiosas entre una familia de Western y la América corporativamente criminal en ciernes, con Ronald Reagan como merecido receptor de buena parte de las pullas. La falta de complejos, una Kirsten Dunst espléndida y un par de platillos volantes nos acabaron procurando una de las grandes alegrías del año. Memorable. Milo J. Krmpotic’

 

02

02

Juego de Tronos S5

 

Estaba siendo la temporada más aburrida y absurda de todas. ¿A dónde va Sansa? ¿Por qué todo lo de Arya es un gran bostezo? ¿Por qué Stannis en el Norte es tan cansino? ¿Qué coño pinta Jamie Lannister en Dorne? Y, de golpe, en el capítulo ocho ("Casa Austera") se marcan un "Walking Dead" vs "El Señor de los Anillos" para convertirlo en uno de los mejores capítulos de la historia de la televisión. Y no acaba ahí la cosa: Dragones montándola muy parda en las Fosa de Daznak o ese paseo al ritmo de "Shame, shame, shame"... Y ese final: joder, pobre Jon Nieve. Manu González

 

01

01

Show Me a Hero

 

Los héroes de David Simon difieren ligeramente de los de, pongamos, Stallone o Schwarzenegger. El de esta miniserie de seis episodios, basada en hechos reales, respondía al nombre de Nic Wasicsko y fue policía, abogado, político oportunista, el alcalde de una gran ciudad más joven en la historia de los Estados Unidos (al menos en el momento de su elección, allá por 1988), adalid de las causas sociales en general y de la integración racial en particular, adicto al poder y, por último, mártir. Así, con banda sonora de Springsteen, encomendado a la intensidad interpretativa de Oscar Isaac y bajo la batuta realizadora de un contenido Paul Haggis, Simon presenta un fresco tan marca de la casa como dueño de una insospechada resonancia emotiva, habida cuenta su gesto eminentemente realista y su trasfondo urbanístico-legal. Milo J. Krmpotic’

 

Milo J. Krmpotic’

Milo J. Krmpotic’ debe su apellido a una herencia croata, lo más parecido en términos eslavos a una tortura china. Nacido en Barcelona en 1974, ha publicado contra todo pronóstico las novelas “Sorbed mi sexo” (Caballo de Troya, 2005), “Las tres balas de Boris Bardin” (Caballo de Troya, 2010), “Historia de una gárgola” (Seix Barral, 2012) y "El murmullo" (Pez de Plata, 2014), y es autor de otras tres obras juveniles. Fue redactor jefe de la revista Qué Leer entre 2008 y 2015, y ejerce ahora como subdirector del portal Librújula. Su firma ha aparecido también en medios como Diari Avui, Fotogramas, Go Mag, EnBarcelona, las secciones literarias del Anuari de Enciclopèdia Catalana

 

milo@blisstopic.com