Menu

The Bastard Executioner

The Bastard Executioner 01X09-10

"The Bernadette Maneuver-Cynllwyn Bernadette" / "Blood and Quiescence-Crau a Chwsg"

4,5

 

Rodolfo Santullo

 

Y mucho antes de que pudiéramos decir Corazón Valiente, se terminó. Apenas 10 episodios duró el extraño (extrañísimo en definitiva) experimento de Kurt Sutter, su muy rara serie de caballeros, templarios, gore a mansalva, sexo, violencia desmedida y personajes pasados de LSD. La sensación final que queda es que no logró nunca desarrollar aquello que pretendía, pero que al mismo tiempo apenas si hubo atisbos de buenas ideas que terminaron también muriendo por el camino.

 

En esta última tanda de episodios seguimos con las cuitas de sus personajes, tal y como lo venimos viendo desde los primeros episodios, y cabe señalar que sus problemas no sólo nunca se han solucionado sino que además han crecido y aumentado. Así, aunque Wilkin Brattle (adiós Lee Jones, gracias por todo) y sus amigos se las han ingeniado para vengarse de la gran mayoría de aquellos que masacraran a su pueblo, lejos están de sentirse realizados ya que por el camino se cayeron varios muñecos de la repisa, perdieron amigos, hicieron barbaridades injustificables y en definitiva nos enseñaron que la venganza suele tener gusto amargo. Todo lo cual hubiera sido fabuloso si la serie se hubiera tomado la molestia de involucrarnos con estos personajes. Al margen del carisma de alguno de sus actores –Danny Sapani, Sam Spruell– nada los hacía reconocibles al espectador, un pecado imperdonable.

 

 

La cancelación prematura de la serie deja truncadas todos sus líneas narrativas, es verdad, pero se puede especular que poco nos perdemos ya que siempre ha sido "The Bastard Executioner" una serie que privilegia escenas de sexo o extrema violencia por encima de un guión ordenado. Puede hacerse un voto de fé en Sutter y presumir que con algo de tiempo hubiera encaminado las cosas –al fin y al cabo la primera temporada de "Sons of Anarchy" estuvo lejos del nivel posterior– pero hay que tenerle MUCHA fe. Nada aparentaba que pudiera llegar a eso y así lo vio tanto el publicó que no acompañó como la cadena FX que no le completó siquiera una primera temporada y acabó todo de golpe en el episodio décimo.

 

Y hay que darle la razón. Estos últimos dos episodios son un reflejo exacto de lo repetitiva y aburrida que "The Bastard Executioner" se había vuelto. Por cada escena de acción valiosa (único argumento de interés que había terminado por tener esta serie) hay una trama retorcida, una nueva crueldad digna de un sádico y un giro de guión agarrado de los pelos. Sumemos personajes que se mueren antes de que siquiera uno recuerde su primer nombre y ahí tenemos la descripción exacta de todo lo mal que había con esta serie.

 

 

 

"La audiencia ha hablado y desafortunadamente la respuesta ha sido meh", dijo el propio Sutter al respecto, que ha consolado a sus fans con la novedad de que podrá concentrarse nuevamente en la precuela de "Sons of Anarchy", así como un "spin-off" centrado en la pandilla rival de aquellos, los Mayans. Tiene planes para cine también, un rescate de una vieja idea llamada "Delivering Gen", una historia de amor entre una yonqui y un asesino a sueldo. No le faltarán proyectos y nosotros, a pesar de lo mala que resultó "The Bastard Executioner" estaremos allí para acompañarlo.

 

Lo mejor: Se terminó sin tener que seguir viendo algo tan sin pies ni cabeza.

 

Lo peor: Se terminó sin lograr nunca alcanzar un potencial que se atisbaba allá lejos, en el horizonte.

 

 

Rodolfo Santullo

Rodolfo Santullo (Mexico D.F., 1979) es periodista, escritor, guionista y editor de historietas al frente de Grupo Belerofonte. Ha publicado novelas, cuentos e historietas en Uruguay, Argentina, Ecuador, Alemania, España, Chile, Gran Bretaña, Perú, Italia y Chipre. Actualmente prepara su debut como guionista de cine con la película "La teoría de los vidrios rotos".