Menu

JT01

Juego de Tronos 05x07

"El regalo”

7,2

 

Manu González

 

Ya lo saben, si no han visto este capítulo de "Juego de Tronos", todo lo que acontece aquí a partir de ahora es spoiler tras spoiler, "Juego de Spoilers".

 

Daario: El día de los grande juegos congrega a todos los grandes amos, a los amos sabios y a los dignos amos que puedas hallar y mátalos a todos...

Daenerys: Soy una reina, no una carnicera.

Daario: Todos los reyes son carniceros de alguna manera.

 

Clase de realpolitik en "Juego de Tronos"... A ver si va a tener razón Pablo Iglesias y resultará que esta serie sirve para dar clases de política. Pero más que Daenerys o los Starks (como se creían Pablo y su ex Tania todas las noches que veían la serie juntitos en el sofá arrejuntados de mucho love), Pablo se debería sentir más identificado con el Gorrión Supremo (magistralmente interpretado por el solvente Jonathan Pryce) cuando le advierte a Olenna Tyrrell que ellos (los ricos) son el uno por ciento, y el pueblo son todos los demás. Claro, el rollito mesiánico religioso lo olvidamos por el momento y comenzamos por el final, por ese tremendo zasca que se lleva Cersei Lannister al ser encarcelada por el Gorrión Supremo (su primo es más de Podemos, perdón, de los gorriones de la fe que el propio personaje interpretado por Pryce) y acaba con sus lindos ropajes dorados en el fondo de una sucia mazmorra gris donde también se pudre su adversaria política, Margaery Tyrell, Reina de Todo Poniente, que se dice pronto. Como bien reza una página de Facebook: esto en tiempos de Jaehaerys I no pasaba. El momento fue recogido anoche con gozo por las redes sociales y mientras en España dábamos nuestra enhorabuena a Manuela y Ada, en EE.UU. se despedían con cariño de Cersei al grito de Ding Dong the bitch is dead (o presa, como mínimo).

 

JT02

 

El juegodetronoverso se acerca a la realidad de "Canción de hielo y fuego". Para todo los demás, las 625 líneas innovan. Meñique recordaba en el primer libro "Juego de Tronos" que en Desembarco del Rey "hay dos clases de personas. Los jugadores y las piezas". Una simple analogía que, francamente, se podría aplicar a todo Poniente y Essos. Vamos a hablar primero de los jugadores. En la Muralla, Jon Nieve se embarca en esa peligrosa travesía hasta el campamento de los hombres libres con un mensaje de paz. Antes de irse, su amigo Sam le da una daga de vidriagón, con la que mató al Caminante Blanco, cosa que augura un futuro encuentro con estos alucinantes seres. Un poco más al Sur, no demasiado, nos encontramos con un desesperado Stannis Baratheon que está perdiendo tiempo, fuelle y hombres por culpa de la primera tormenta de nieve del Norte (Winter is coming, recuerdan). Ser Davos le pide que se retiren al Castillo Negro y Melissandre le pide sacrificar su hija al Dios Único. Stannis considera una aberración los dos consejos. ¿Menos mal, no? Ya veremos qué pasa. En Invernalia, Hediondo vive bajo el terror de Ramsay Bolton, el macho alfa de la manada, hasta tal punto de traicionar a su propia hermanastra (o algo así) para no tener que mentir al bastardo de Fuerte Terror. La pobre norteña ama de llaves de Sansa Stark sufre en sus carnes, nunca mejor dicho, el castigo cruel de Ramsay. Una escena gore que sugiriere más que enseña, con un juego de planos muy cortos que, no sé por qué razón, tiene un claro paralelismo con las escena de seducción de Tyene Arena (la bellísima Rosabell Lautenti Sellers) con Bronn en Dorne. Después de la polémica de la semana pasada con la violación de Sansa Stark a lo bruto, "Juego de Tronos" vuelve a jugar con esa ambigüedad peligrosa, demostrando que las Serpientes de Arena son más peligrosas en pelotas que con la espada (o de la dos maneras). Igualmente, la escena es tensa y excitante. Un gran acierto el fichaje de Miguel Sapochnik como director.

 

JT03

 

Ahora vamos con las Piezas, como el pobre Sam Tarly que recibe la paliza de su vida por defender a su estimada Eli. La chica del Más allá del Muro ya no puede aguantar más el cariño que siente por su obeso salvador y le hace romper el juramento a un Tarly que, la verdad, no pone mucho impedimento. El triunfo del Pagafantas. Y ahora vamos con el fracaso del Pagafantas, Ser Jorah Mormont se monta un "Gladiator" (o un "Troya", como quieran) acabando hasta con el apuntador en las arenas de Meereen para volver a ver a su princesa querida. Daenerys está a punto de volver a echarlo cuando Tyrion aparece para ayudar a su nuevo mejor amigo. "Hola, soy un regalo". El pobre Tyrion protagoniza también uno de los mejores momentos del programa de hoy al pegarle una paliza a un esclavista, el mismo que pocos minutos antes le estaba dando de latigazos por todo el camino. Muchos pensaréis que Jorah o Tyrion son más jugadores que piezas, pero teniendo en cuanta que son esclavos ahora mismo yo lo dudaría mucho.

 

Por cierto, el encarcelamiento de Cersei ha traído un alud de MEMEs, pero este es, sin lugar a dudas el más divertido de todos.

 

691x430

 

Manu González

Hizo su primer trabajo periodístico entrevistando a Derrick May por fax en 1995 para la desaparecida revista aB. Desde entonces, este natural de Hospitalet de Llobregat (1974) ha colaborado en publicaciones como Qué Leer (donde se encarga de la sección de cómic), Guía del Ocio BCN, Playground Mag, Revista Trama, EnBarcelona Magazine, Terra Gum, Hoy Empieza Todo (RNE 3), Agenda San Miguel o los catálogos del Festival Sónar 1997 y el Festival Doctor Music 1998. Experto en cómic y literatura fantástica, ha colaborado con editoriales como RBA, Random House Mondadori y Círculo de Lectores. Pero sobre todo es conocido por haber sido el Jefe de redacción de la revista Go Mag desde mayo de 2001 hasta su último número en junio de 2013.

manu@blisstopic.com