Menu

american-crime-ratings

American Crime 01X02

“Episode Two”

6,2

 

Rodolfo Santullo

 

Matt y Gwen Skokie han sido asesinados. En algún momento de la noche, un asaltante entró en su casa y mató a él y dejo en coma a ella. Una rápida y precisa investigación policial pone en detención a no uno sino cuatro posibles responsables del crimen. El supuesto asesino –un adicto a la metanfetamina, negro–, su novia –también adicta, que es liberada bajo fianza por no poderla vincular al crimen, blanca–, el cómplice que los llevó hasta la casa de los Skokie –un malandra mexicano–, y el dueño del auto que usaron –un jovencito también latino, cuya detención suena más a sadismo policial que a cualquier otra cosa–. Con esto sobre la mesa, hay un par de aspectos que no cierran del todo (al menos para nosotros, los espectadores, que hemos visto y sabemos más cosas de los personajes). Gwen presentaba trazas de violación y ataque sexual y el adicto a la meta no suena como muy posible responsable de eso (ya volveremos a este punto más adelante) y en la casa de los Skokie había droga guardada como para poder suplir a todo Modesto, California.

 

Al terminar el episodio piloto yo especulaba que "American Crime" sería una serie "de juicios" y no pude estar más equivocado. Se trata de un drama, directo y simple, sobre como un conjunto de personas sigue adelante luego de esta tragedia, tanto los directamente involucrados como aquellos que son familiares y amigos de los anteriores. Hay una investigación policial, sí, y eventualmente habrá un juicio, pero pasa al margen, por el costado, casi que fuera de foco ante aquello que a la serie creada y dirigida por John Ridley le interesa contar.

 

american-crime-recap

 

No es una serie para todos los paladares. Es dura, incómoda. Es muy difícil para el espectador identificarse con alguno de los personajes. El joven mexicano detenido injustamente es tonto. La yonki que anda perdida es horriblemente patética, el padre que investiga la verdad tras la muerte de su hijo es bastante inane y la madre que está lógicamente horrorizada por lo ocurrido es tan racista que estremece. Posiblemente esto sea el mayor mérito de "American Crime" hasta el momento: el mostrar un conjunto humano, complejo y bien construido, pero no tratar de que el espectador se ponga del lado de nadie, sino que por el contrario, le hace muy difícil hinchar por ninguno.

 

El caso en sí, avanza. Un nuevo examen dictamina que no hubo violación y eso –aunque conmueva a los padres de la víctima (que son quienes más se lucen en este episodio, W. Earl Brown y Penelope Ann Miller) – explica un poco mas las cosas y las pone peor para el adicto detenido (cosa curiosa, en el piloto se suponía que tenía en su poder el arma homicida, pero en este episodio no se hace mención nunca a la misma). Pero insisto, no es lo importante. 
Lo importante es ver como se relacionan los personajes entre sí, como el crimen los conmueve, como las implicancias raciales del crimen los llevan de aquí para acá. Sin todavía no emocionarme especialmente, "American Crime" me parece que encuentra su tono y que no desafina mientras interpreta. Si se mantiene así toda la temporada, será un gusto escuchar su melodía.

 

Lo mejor: Felicity Huffman, perfilándose para ganar cuanto premio le pongan delante.

 

Lo peor: Hay algo en su producción que todavía encuentro barato, pero puede ser cosa mía.

 

Rodolfo Santullo

Rodolfo Santullo (Mexico D.F., 1979) es periodista, escritor, guionista y editor de historietas al frente de Grupo Belerofonte. Ha publicado novelas, cuentos e historietas en Uruguay, Argentina, Ecuador, Alemania, España, Chile, Gran Bretaña, Perú, Italia y Chipre. Actualmente prepara su debut como guionista de cine con la película "La teoría de los vidrios rotos".