Menu

Gotham01

Gotham

Las sombra del murciélago

 

Manu González

 

La Fox se apuntó a las adaptaciones del universo DC tras el éxito de "Smallville", "Arrow" y el fichaje de "The Flash" en el canal The CW. Apuntarían al universo de Batman, pero Bruno Heller quería dedicarle la serie a la ciudad de Gotham, justo después del asesinato de los padres del hijo pródigo de la ciudad: Bruce Wayne. Una serie que comenzó con mal pie pero está agrandando su leyenda capítulo a capítulo.

 

Sí, "Gotham" comienza con el asesinato de Thomas y Martha Wayne, una de las familias más ricas de la ciudad y padres de Bruce Wayne (David Mazouz), el niño que sobrevive a este fatal encuentro. El asesinato es observado por una joven y vagabunda ladrona llamada Seline Kyle (Camren Bicondova, aunque ella prefiere que le llamen la Gata). El asesino va enmascarado y nadie puede verle la cara. El caso cae en manos del joven detective Jim Gordon (Ben McKenzie) y su compañero Harvey Bullock (Donal Logue). Policías arquetípicos. El primero es recto y honesto. El segundo lleva muchos años en la corrupta policía de Gotham y sabe que para sobrevivir no debe confiar en estrictas posiciones morales de blanco o negro. Para empezar, Bullock no quiere ese caso, pues su resolución es complicada. Gordon, sin embargo, le promete a Bruce Wayne que encontrará al asesino.

 

Gotham02

 

En el camino de la investigación conocemos a la peligrosa Fish Mooney (Jada Pinkett Smith), jefa de la mafia a las ordenes del todopoderoso señor de Gotham Carmine Falcone (John Doman), y a su subalterno Oswald Cobblepot (Robin Lord Taylor) que recibe el mote del Pingüino por su aguileña nariz y su tez blanca. Por indicaciones de Mooney, Gordon y Bullock encuentran al asesino de los Wayne. Pero más tarde se descubre que ha sido un acusado de paja suministrado por la propia familia mafiosa Falcone. Cobblepot es un chivato de los inspectores Crispus Allen (Andrew Stewart-Jones) y Renee Montoya (Victoria Cartagena), cuando Mooney lo descubre pide su cabeza. Falcone salva a Gordon y Bullock de ser asesinado por los hombres de Mooney y le pide a Gordon que mate al chivato Cobblepot para que reine otra vez la ley en Gotham y todo este cerrado. Gordon no mata al Pingüino y le pide que huya lejos de la ciudad gótica. Pero este volverá.

 

Gotham03

 

No es necesario saber quién es Batman o todos los personajes que pululan por Gotham City (su ciudad, el reverso negativo de Nueva York, igual que Metropolis de Superman es su versión más luminosa) para disfrutar de "Gotham". De hecho, es mejor enfrentarse a la serie producida por Bruno Heller más virgen que nunca, porque "Gotham" es historia alternativa de Batman. Cuando Frank Miller y David Mazzucchelli crearon "Batman: Año uno" en 1987 no quisieron meter supervillanos en la trama del primer año del justiciero oscuro de DC, más que nada porque querían trabajar con la idea ya desarrollada por Miller en "Dark Knith Return" de que los villanos característicos de Batman se habían creado como respuesta negativa a la psicosis del murciélago. Los villanos de Batman se definían por ser sus villanos, únicamente. La corrupción a la que se enfrenta un joven detective James Gordon y el primerizo aprendiz de Caballero Oscuro es el verdadero enemigo de "Gotham": alcalde y policía comprada por la mafia liderada por un capo al más puro estilo Marlon Brando llamado Carmine Falcone. Esa misma guerra contra la mafia se resolvería en el muy aclamado "El largo Halloween" (1996-1997) de Jeph Loeb y Tim Sale, en el que Batman, Jim Gordon y el fiscal Harvey Dent se enfrentan a la mafia de Falcone y Salvatore Maroni, otro capo de la ciudad oscura.

 

Gotham04

 

En "Gotham" cogen esos mismos argumentos pero lo convierten en otra historia completamente diferente. Jim Gordon aparece en escena cuando Bruce Wayne-Batman es un niño todavía (como en la película de Christopher Nolan). Estamos en plena guerra mafiosa Falcone-Maroni con personajes inventados como Fish Mooney o el Pingüino por el medio. Detectives que trabajaban con Gordon en el futuro, cuando este era comisario, aparecen ahora como contemporáneos del joven Gordon (nos referimos a Bullock, Allen y Montoya). En la serie vemos a una joven Catwoman (Selina Kyle), una infantil Hiedra Venenosa (Ivy Pepper), al Pingüino, claro, el Acertijo que aquí trabaja como CSI de la policía de Gotham (Edward Nygma), Victor Zsasz (quien lleva 28 muertes cuando lo conocemos, lejos del loco con todo su cuerpo marcado con todos sus asesinatos) y una droga llamada Veneno (la droga que hace superfuerte a Bane), pero los protagonistas absolutos de la trama son esa guerra mafiosa que afecta a todos los protagonistas de la serie.

 

Gotham05

 

"Gotham" no empezó muy bien su periplo. Aunque hay dinero y se nota que es una gran producción (por encima de "The Flash" y por debajo de "Juego de Tronos", para hacernos una idea), al principio su ambiente era muy noventero. Esa oficina de policía no te la terminas de creer nunca, por ejemplo y los dos actores protagonistas (McKenzie y Logue), no convencían nada. Para tratarse del creador de la gran miniserie "Roma", el trabajo de Heller (hijo de Lukas Heller, guionista de "Doce del Patíbulo" y "¿Qué pasó con Baby Jane?") no estaba a la altura de su serie estrella. Estaba más cerca de su otro éxito, "El Mentalista", una serie que atufaba a spin-off de "CSI" desde buen principio y que nunca acabó de despegar argumentalmente.

 

Gotham06

 

El problema de "Gotham" es el mismo universo de Batman que pretende re-crear. Cuando la serie se para en casos banales, nos aburrimos; cuando sale el joven Bruce Wayne (y su cara de espanto) nos aburrimos; cuando hablan Bullock y Gordon, nos aburrimos. Pero, de pronto, aparece el Pingüino (gran Robin Lord Taylor, el dueño de toda la función) y nuestro cerebro se activa. Todos los movimientos de la guerra Falcone-Maroni de los últimos tres capítulos (del cinco al siete) son brillantes y te dejan con ganas de más, esperando cuál será el próximo movimiento de este psicópata con nariz ganchuda. La aparición de Zsasz en el capítulo siete también ha sido muy bienvenida. Hacía falta un psycho-killer de altura sacado del universo de Batman y el sociopata creado por Alan Grant y Norm Breyfogle era ideal. Molaría recuperar para futuros episodios a Máscara Negra (también es un capo mafioso) o a Hugo Strange. A Selina se le podría aprovechar más, más que nada porque es la mejor Catwoman que ha salido nunca del cómic desde Julie Newman.

 

Otros problemas con la trama que chirrían demasiado para el aficionado al cómic son la relación paterno-filial entre Wayne y Gordon (son amigos, camaradas, aliados, pero ¿padre e hijo? Ese papel siempre será de Alfred, el hombre que crió a Bruce Wayne); la falta de flema británica de Alfred Pennyworth (en la serie parece un marinero cockney); y la pasada relación amorosa entre Renee Montoya y Barbara Kean (futura Barbara Gordon) o como inventarse algo simplemente imposible para introducir un macguffin en el guión. Muchos puntos negativos que se olvidan gracias a la trama del Pingüino y su guerra mafiosa a dos bandas. Guerra que, esperemos, se resolverá en los tres últimos capítulos de la primera temporada de "Gotham" con particular interés al noveno, de título "Harvey Dent", sí, el fiscal que se convertirá en Dos Caras.

 

Manu González

Hizo su primer trabajo periodístico entrevistando a Derrick May por fax en 1995 para la desaparecida revista aB. Desde entonces, este natural de Hospitalet de Llobregat (1974) ha colaborado en publicaciones como Qué Leer (donde se encarga de la sección de cómic), Guía del Ocio BCN, Playground Mag, Revista Trama, EnBarcelona Magazine, Terra Gum, Hoy Empieza Todo (RNE 3), Agenda San Miguel o los catálogos del Festival Sónar 1997 y el Festival Doctor Music 1998. Experto en cómic y literatura fantástica, ha colaborado con editoriales como RBA, Random House Mondadori y Círculo de Lectores. Pero sobre todo es conocido por haber sido el Jefe de redacción de la revista Go Mag desde mayo de 2001 hasta su último número en junio de 2013.

manu@blisstopic.com