Menu

thestrain9a

 

The Strain 01x09

The Disappeared

4,9

 

Rodolfo Santullo

 

¿Por qué, “The Strain”, por qué? ¿Por qué me hacés esto? Si el capítulo pasado te había comparado con “The Night of the Living Dead”. ¡Con “Assault on Precint 13”! ¡Con “The Mist”! ¿Cómo, después de finalmente alcanzar un resultado razonablemente bueno, te venís abajo con toda la furia, con el peor capítulo de toda la temporada? ¿Será posible que no haya un equipo de guionistas que se haya juntado antes de empezar a filmar y la haya planeado toda? ¿Serán guionistas independientes que se ocupan episodio por episodio? Estas y muchas más preguntas se producen en la mente del agónico espectador de la serie de Guillermo del Toro y Chuck Hogan, quien seguro se frota al mismo tiempo el entrecejo, estresado. ¿Por qué juntaste a todos los personajes si después van a volver a separarse sin el menor sentido? ¿Por qué me diste la idea de que los vampiros andan por todas partes y esto es el Apocalipsis, si ahora hay tiempo para ir por casa a buscar ropa? ¿Cuándo va a preocuparse el resto de Estados Unidos porque Nueva York lleve prácticamente semana y media incomunicada?

 

Pues a llorar al cuartito. Esto es “The Strain”, mis amigos, la serie donde nos pasamos toda lógica o verosimilitud allí por donde no da el sol. Así que volvamos al formato de "quien está haciendo qué en este episodio" y destaquemos con el mayor entusiasmo posible lo poco, muy poco, bueno que tuvo este noveno capítulo.

 

Luego de armar el nuevo Team Setrakian (integrado ahora por quien le da nombre, Vasily, Peluquín, Latina Anónima y Rubia Hacker) hacemos nuestra primera parada en la excasa de Peluquín ya que, como es lógico, el buen hombre se preocupa por el estado de su hijo y exmujer. Allí empezamos decapitando a un vampiro con una pala y, por un segundo, un segundo tan solo, creemos que estamos en seguidilla de lo que fue el episodio anterior. Error. Será uno de los dos momentos entretenidos de la noche, nada más. Una vez sumamos a hijo de Peluquín al equipo –a su mamá no la encuentran, lo que lleva a Latina Anónima a revelar que es argentina y que ella sabe lo que es preocuparse por desaparecidos, en uno de los diálogos más inadecuados y desconcertantes de toda la serie hasta el momento (como suele ocurrir cada vez que los gringos referencian a América Latina en sus producciones, pero uno esperaría que en una serie creada por un mexicano tal cosa no sucediera) – nos separamos, así, porque sí.

 

thestrain9b

 

Mientras Peluquín y Latina Anónima se toman todo el tiempo del mundo para quemar un cadáver (y hacen otras cosas, que se sienten bastante incómodas para el momento), Setrakian y el resto –incluido el hijo de Peluquín y ahí empezamos a entender por qué la tenencia se la dieron a la madre: en pleno apocalipsis vampiro, Eph manda a su hijo a un lugar que apenas conoce, acompañado por personas que apenas conoce, una de las cuales mató a su mejor amigo– se marchan a la Setrakian-Cueva. En el camino, perdemos un poco el tiempo en el departamento de Rubia Hacker, quien revela lo que ha hecho para los vampiros y al menos le da algunos datos a Setrakian para poder encaminar su búsqueda del maestro. Ah, y aparece Mamá con Alzheimer unos segundos, para molestar un rato (curiosamente sin sufrir para nada del Alzheimer y ser de repente solo una vieja rompebolas).

 

Quedan un par de escenas más. El final del flashback en la Segunda Guerra Mundial –donde Setrakian se enfrenta por primera vez al Maestro– y la situación de los latinos criminales en la cárcel, dónde ya podemos tranquilos dejar de hablar en plural cuando nos referimos a ellos. Y volvimos al mal balance de esta serie olvidable: por cada escena entretenida, tres donde no pasa un carajo. Maravilloso.

 

Lo mejor: El furgón de la cárcel, con transformado esposado, junto a cuatro desgraciados.

Lo peor: El aspecto del Maestro sin capucha, escapado del peor maquillaje de “Buffy la cazavampiros”. Se parece al Muppet vampiro.

 

Rodolfo Santullo

Rodolfo Santullo (Mexico D.F., 1979) es periodista, escritor, guionista y editor de historietas al frente de Grupo Belerofonte. Ha publicado novelas, cuentos e historietas en Uruguay, Argentina, Ecuador, Alemania, España, Chile, Gran Bretaña, Perú, Italia y Chipre. Actualmente prepara su debut como guionista de cine con la película "La teoría de los vidrios rotos".

Más en esta categoría: « Doctor Who 8x03 The Strain 1x10 »