Menu

girls12a

 

Girls 03x12

Recuerdos a Broadway

 

Sandra S. Lopera

 

Todavía no sabemos si reír o llorar después del último episodio de una tercera temporada cargada de mala baba, en la que las chicas han madurado pero no siempre para bien. Después de ver a Jessa desenganchándose de sus adicciones, a Shoshanna replantearse su vida ahora que se ha torcido y a Marnie liarse con Ray, era difícil cerrar todos los temas pendientes en este último capítulo, del que esperábamos mucha más carnaza. El guión desperdicia buenas secuencias y cambia las dagas voladoras de otros momentos por palabras que reflejan la madurez que han asumido los personajes en esta etapa. Por no hablar de soluciones buenas, bonitas y baratas que nos cuelan descaradamente. ¿Que la hermana chiflada de Adam está viviendo con el vecino de Hannah, que se encuentran en el portal mientras recogen las cartas del buzón y encima están esperando un bebé? ¿Que Hannah, justo unos días después de dejar su trabajo como redactora en la revista, recibe una carta diciendo que la admiten en la mejor escuela de escritores del país? No sé por qué, pero ya me entra la tosecilla sarcástica pensando en la reunión de guionistas dedicando quince minutos a solventar temas pendientes con descarados parches. Y alerta, porque aquí llegan los spoilers de la semana.

 

girls12b

 

Los últimos minutos de Jessa en esta temporada son de risa, ayudando a su nueva amiga, artista moribunda, en una escena que ni siquiera remata el director. Sí, ahí se nota lo interesante de esta ridícula subtrama. Más interesante resulta Shoshanna, que se entera de que no va a graduarse tal y como tenía pensado. Después de un colosal berrinche, rematado por una Marnie con ganas de sincerarse y decirle que se ha acostado con Ray, Shos recupera la compostura y acompaña a sus amigas a ver el debut teatral de Adam en Broadway. Claro que aprovecha el descanso para intentar recuperar a Ray, aprovechando quizá que Marnie ya ha cambiado de objetivo y ahora planea ligarse al guapísimo compañero de reparto de Adam, que está casado, por cierto. Vamos, que la chica está sembrada en este capítulo, porque, encima, después de un beso y unos arrumacos, resulta que la mujer del chaval se la ve venir a un kilómetro y no está dispuesta a dejar que le arruine su relación. Pero volvamos a Shoshanna, que, en una de las escenas más irritantes de la historia de la tele, le exige a Ray que le compre un paquete de M&M’s en el descanso para hablar del tema que tienen pendiente. Y claro, el chico acepta comprarle la bolsa de dulces, pero se veía venir que lo de la reconciliación ya era imposible. Pobre Shos, si es que entre la graduación que se ha ido a pique y el ex que no quiere volver con ella, acaba esta tercera temporada con el ánimo por los suelos. A ver si ahora que Jessa está dejando las drogas le toma esta el relevo. Es broma, pero, teniendo en cuenta la etapa de liberación sexual y locura temporal que vivió hace un tiempo, ya no nos sorprendería nada.

 

Y nos guardamos lo mejor para el final, porque ahí está Hannah, tan rebosante de felicidad por ver a su novio en el teatro y, sobre todo, por ser aceptada en la mejor escuela de escritores del país. Pero esto es “Girls” y la alegría de Hannah, la drama queen de la tele, no podía durar. Claro que tampoco hacía falta acabar con algo tan amargo como esa última escena con Adam. Después de ver, hace ya un montón de capítulos, un reencuentro tan romántico (de hecho, muchos acusaron a la creadora de la serie de ablandarse demasiado con aquel cierre de temporada tan mega-happy), sorprende ver cómo despedimos el episodio dejando la puerta abierta a una posible ruptura definitiva de la pareja. Y es que, justo antes del estreno, Hannah se cuela en el camerino de su novio para darle la buena noticia de su carta de admisión y, después de la función, éste la acusa de haberle puesto nervioso con la noticia, lo que habría provocado que su actuación no fuera todo lo profunda que él pretendía.

 

girls12c

 

Con Hannah prácticamente haciendo la maleta, Marnie convertida en una especie de aspirante a femme fatale y Shoshanna buscando un nuevo rumbo en su vida ¿diríamos que la que cierra mejor la temporada es Jessa? No, no, eso no puede ser… En resumidas cuentas, esta tercera temporada de “Girls” nos ha dejado con la sensación de que, justo cuando empezaba a coger fuerza, ha llegado a su fin. Se han perdido grandes oportunidades y Hannah ha tenido momentos que han batido todos los records de egocentrismo, pero la adoramos tal como es y no se lo tenemos en cuenta. Si es que en el fondo es imposible no cogerle cariño a sus minitragedias cotidianas. Si pudiera elegir, me quedaría sin duda con el episodio de la playa, con las cuatro reunidas para lo bueno y para lo malo. Y es que sólo con las buenas amigas puedes lanzarte puñaladas venenosas y acabar bailando una coreografía patillera a la media hora mientras esperáis el autobús. Así son ellas. Pero no desesperéis, la cuarta temporada ya se anuncia para 2015.

 

Sandra S. Lopera

Sandra S. Lopera (Barcelona, 1981) es periodista y crítica de cine. Actualmente colabora en diferentes publicaciones y webs como Tomacine o Dioses y monstruos. Fue directora de la sección de cine de la Guía del Ocio de Barcelona y ha escrito en medios como el diario Avui, Go Magazine o la revista Scifiworld. El primer recuerdo que tiene de su infancia es estar en el cine viendo "E.T.". Vio pasar una bici por delante de la luna y fue amor a primera vista. Desde entonces ha sido una apasionada del cine.

Más en esta categoría: « Girls 3x11 How I Met Your Mother »