Menu
 

Rara

Pepa San Martín

Chile / Argentina, 2016

7,5

Tariq Porter

 

No hace falta ser buceador de festivales para reparar en el dulce –y largo– romance de Chile con el séptimo arte, y viceversa. En los últimos años sobresale en certámenes y carteleras de todo el mundo el talento de juventudes transandinas con mucho que decir, en el qué y en el cómo. La estela de Matías Bize, Andrés Wood y los hermanos Larraín la han seguido voces potentes como las de Sebastián Lelio, Dominga Sotomayor, Sebastián Silva o Alicia Scherson. Ésta última, a su vez, ha contribuido a la aparición de (aún) más talento joven en una suerte de engranaje virtuoso que de momento no parece tener hora de cierre. Productora de interesantes propuestas como “Verano” (José Luis Torres Leiva, 2011), “Las analfabetas” (Moisés Sepúlveda, 2013) o “Las plantas” (Roberto Doveris, 2016), ahora llega a nuestros cines a título de coguionista con “Rara”, ópera prima de Pepa San Martín, que dirige y coescribe.

 

 

“Rara” trata sobre una pareja de mujeres y la convivencia con las dos hijas de una de ellas. Convivencia de puertas para dentro pero sobre todo ante los otros, en un panorama con nuevos modelos familiares y paradigmas de libertad a los que el ecosistema social está menos versado de lo que gusta predicar. San Martín plantea una trama llena de sutilezas que evita tentaciones moralistas a pesar de tenerlas al alcance de la mano. En cambio, muestra a todos los personajes como enjambres de pequeñas imperfecciones, plausibles y profundos pero de trato llano, retratos a escala humana más que alegorías grandilocuentes. Es de recibo; si discutes la normalización no puedes sino representarla o caer por el contrario en una dolorosa contradicción. No es el caso, y más allá del buen trabajo en guion, culpa de ello la tiene un excelente trabajo de casting. Sus cinco principales piezas son –sin excepción– brillantes; sobresaliente la madre, encarnada por Mariana Loyola. La verdadera protagonista de “Rara”, sin embargo, es Sara, la hija mayor, que se encuentra en un complicado fuego cruzado paternal, hormonal y sentimental que la directora resuelve bien, sin estridencias trágicas ni el exceso de impermeabilidad emocional tan típico del debutante con ínfulas. Con ese carácter adolescente, San Martín consigue universalizar problemáticas en apariencia específicas; en realidad globales, con sus mil acepciones.

 

Esto es, –entiéndase como un elogio– nada es raro en “Rara” más que su serena contundencia y sorprendente naturalismo en la exposición de la cotidianidad familiar. Sólo en un momento la pluma de la cineasta se deja llevar por la teoría y, como un árbitro tratando de remendar una expulsión, juega a la compensación subrayando en exceso harmonías que se sobreentienden. Nada que reprochar; “Rara” es también celebración, a pesar de los otros.

 

Comentarios
Tariq Porter

Tariq Porter Astorga (Barcelona, 1988). Licenciado en Bellas Artes en la Universitat de Barcelona y Master en Ficción en Cine y TV en la URL. Ha criticado cine gozosamente en TuPeli o la Revista Mabuse y sigue haciéndolo en Serra d’Or y Blisstopic. Ha trabajado –aún con gozo– en los festivales chilenos Femcine y Fidocs, y sigue haciéndolo en la Acadèmia del Cinema Català y, como programador, primero en el CCCB y actualmente en el Festival de Cinema de Menorca. Escribe harto y pretencioso y lo intenta también con el guión. A ver qué.