Menu
   

Logan

James Mangold

EE.UU., 2017

7,5

Manu González

  

En un año plagado de estrenos de películas de superhéroes (desde “Wonder Woman”, “La Liga de La Justicia”, “Guardianes de la Galaxia Vol. 2”, la excelente película de Batman Lego o esos superpoderosos rusos llamados los Guardianes), “Logan” aparecía como el patito feo en esta extensa lista. No es para menos, las dos películas anteriores sobre el mutante de garras de adamatium, que ya lleva interpretando 17 años seguidos el siempre solvente Hugh Jackman, habían sido dos sonoros fracasos de crítica, aunque “Lobezno Inmortal” (dirigida por el mismo James Mangold en 2013) empezaba bastante bien, pero se diluía en un tramo final bastante desastroso. Jackman, co-productor de las tres películas de Wolverine, sabía que, físicamente y por edad, le quedaba poco de James Howlett (el verdadero nombre del mutante canadiense) en sus músculos y no ha parado, junto a James Mangold, por supuesto, hasta encontrar un guion que, por fin, hiciera honor al personaje más querido de La Patrulla X. Cosa que ya podemos adelantar que ha conseguido con creces.

 

 

“Logan” es una película de superhéroes, por supuesto, pero sus antecedentes fílmicos están situados en el western crepuscular (tema que ya había tocado Mangold en su mejor film hasta la fecha, “El Tren de las 3:10”) o en la road movie. Nuestro Lobezno es en el año 2029 un viejo borracho conductor de limusinas que tiene los poderes un poco tocados; su poder de curación no es tan infalible como antaño y las garras salen a regañadientes. En el mundo no quedan más mutantes que él, un viejísimo Profesor Xavier (un Patrick Stewart excelente) y Caliban (con el rostro del contenido humorista británico Stephen Merchant). Pero un nuevo mutante atrae la atención de un enfermo Xavier, la aparición de Laura, un niña mejicana que se parece demasiado a Wolverine. Tras la aparición de Pierce (Boyd Holbrook) y sus reavers (cazadores de mutantes), Logan tendrá que huir con Xavier y Laura para salvar la vida.

 

 

Mucho más humana que superheroica, con momentos sangrientos no apto para todos los estómagos (sin ningún tipo de ironía gore como en “Deadpool”), con un tempo más similar a los western que al blockbuster al uso, “Logan” es, sobre todo, una película de acción dramática, con unos personajes que enamoran desde el primer segundo y plagada de momentos inolvidables para el fan del héroe de los X-Men, o cualquier amante del cine, por supuesto. Es un film valiente, sin concesiones de ningún tipo: su ritmo es pausado y nada anfetamínico; aunque tiene estallidos de violencia, como si esa familia formada por abuelo (Xavier), padre (Logan) e hija (Laura) no pudiera encontrar la paz nunca en un mundo demasiado violento del que Logan (y Laura) forman parte, aunque no quieran. “Logan” es una hoja de la misma rama en la que podemos encontrar esos films crepusculares de Clint Eastwood como “Sin Perdón” (1992), “El jinete pálido” (1985) y “Gran Torino” (2008), o la negrura existencial de obras clásicas del cómic de superhéroes como “El regreso del Caballero Oscuro” (Frank Miller, Klaus Janson y Lynn Varley, 1986), “Lobezno: Honor” (Chris Claremont, Frank Miller y Joe Rubinstein, 1982) o el más claro ejemplo: “Old Man Logan” (Mark Millar y Steve McNiven, 2008), una de las historias sobre Lobezno más famosas del siglo XXI. En el fondo, “Logan” ha conseguido lo imposible para una película de superhéroes: convertirse en una historia más épica y más dramática que la que el propio personaje ha vivido en sus propios cómics últimamente (sobre todo, en ese creado en 2014 por Charles Soule y Steve McNiven).

 

Manu González

Hizo su primer trabajo periodístico entrevistando a Derrick May por fax en 1995 para la desaparecida revista aB. Desde entonces, este natural de Hospitalet de Llobregat (1974) ha colaborado en publicaciones como Qué Leer (donde se encarga de la sección de cómic), Guía del Ocio BCN, Playground Mag, Revista Trama, EnBarcelona Magazine, Terra Gum, Hoy Empieza Todo (RNE 3), Agenda San Miguel o los catálogos del Festival Sónar 1997 y el Festival Doctor Music 1998. Experto en cómic y literatura fantástica, ha colaborado con editoriales como RBA, Random House Mondadori y Círculo de Lectores. Pero sobre todo es conocido por haber sido el Jefe de redacción de la revista Go Mag desde mayo de 2001 hasta su último número en junio de 2013.

manu@blisstopic.com

Más en esta categoría: « La vida de Calabacín Ira »