Menu
 

Infierno azul 

Jaume Collet-Serra

Estados Unidos, 2016

6

 

Tariq Porter

 

 

Playa solitaria y paradisíaca –respuesta automática al canon moderno de la vacación ideal–, más Blake Lively –respuesta automática al canon moderno del ti@buenismo–, más surf –respuesta automática al canon moderno del deporte cool–, más tiburón –respuesta automática al canon de siempre del villano subacuático–, igual “Infierno azul”. Jaume Collet-Serra, un experto ya en audiovisual mainstream, maravillosamente amoldado al estilo hollywoodiense, concibe con una inequívoca fórmula una propuesta estival de lo más efectiva, entretenimiento sin límite de edad ni sexo que tiene los quilos justos para ser un excelente peso pluma en cartelera.

 

 

El simplismo es virtud en este ejercicio de claustrofobia entre mareas, como lo es la elección de una actriz tan solvente y, perdóname Dios por la broma fácil, en la cresta de la ola. Lively, que ha pasado en poco tiempo de ser una chica chismosa de TV a reventar de glamour las alfombras de Cannes, protagoniza con notable genio una película de trampero; elementos justos y bien puestos para cazar al público al primer amago. En consecuencia, éste permanece atento a cada giro, en tensión, sufriendo al escualo acechante y convenciéndose para sus adentros de lo audaz que sería en una situación similar mientras exuda, para sus afueras, igual o más que la empapada protagonista. Empatía, nada más.

 

 

Jaume Collet-Serra –previo guion de Anthony Jaswinski y aúpa de la veterana fotografía del donostiarra Flavio Martínez Labiano y banda sonora de Marco Beltrami– juega bien las pocas cartas que se autoimpone, evitando la tentación de rizar el rizo hasta un demasiado habitual y ridículo absurdus delirium. Así, el resultado ni es redondo ni en lo más mínimo trascendente, lejos del eterno referente que rodó un lozano Spielberg, pero sí suficientemente equilibrado y contenido. Las lagunas y licencias a lo largo de la trama, pocas pero visibles, no son impedimento alguno para “disfrutar” los embistes del carnívoro como lo hace el niño de al lado, de morros sucios y en la sombra, con su lumbroso Maxibón.

 

Comentarios
Tariq Porter

Tariq Porter Astorga (Barcelona, 1988). Licenciado en Bellas Artes en la Universitat de Barcelona y Master en Ficción en Cine y TV en la URL. Ha criticado cine gozosamente en TuPeli o la Revista Mabuse y sigue haciéndolo en Serra d’Or y Blisstopic. Ha trabajado –aún con gozo– en los festivales chilenos Femcine y Fidocs, y sigue haciéndolo en la Acadèmia del Cinema Català y, como programador, primero en el CCCB y actualmente en el Festival de Cinema de Menorca. Escribe harto y pretencioso y lo intenta también con el guión. A ver qué.

Artículos relacionados (por etiqueta)

Más en esta categoría: « Demolición Berberian Sound Studio »