Menu
   

¿Qué invadimos ahora?

Michael Moore

Estados Unidos, 2015

6,7

Manu González

  

Han pasado seis años tras el estreno de “Capitalismo: Una historia de amor” y el efecto mediático que solía rodear a cualquier estreno de Michael Moore se ha diluido con el tiempo, cosa que, francamente, le va muy bien a su nuevo documental, al que es mejor exponerse sin mucha información anterior. El antiguo Moore despierta conciencias (americanas, por supuesto), azote del gobierno W. Bush, continúa siendo el mismo, pero esta vez, cosas de la edad, su mensaje es mucho más sencillo y más camp… como una película de Frank Capra. En un principio iba dispuesto a cargarme sin compasión esta “¿Qué invadimos ahora?”, pero es tan feliz, tan happy, tan en busca de una sociedad perfecta, que, francamente, es imposible. La crítica dice que es la película más divertida de Moore, pero no es así: es la película más esperanzadora de Moore, un director que también es capaz de hacer documentales positivos, aunque en un principio no parezca que estamos ante un film que acaba dando tan buen rollo como “Qué bello es vivir”.

 

 

La premisa es tan ridícula que decidimos, sin quererlo, entrar en el juego de Moore sin pensarlo demasiado, sin poner muchas pegas. El ejercito de los Estados Unidos envía a nuestro orondo director invadir países porque ya no tiene nada más que invadir. Pero en vez de invadir y apropiarse de las escasas materias primas, Moore pretende invadir y apropiarse de las mejores ideas políticas para una crear una sociedad más equitativa y feliz. Europa es su destino. De Italia roba su elevado nivel de vacaciones pagadas; de Francia, la excelente comida de sus colegios; de Finlandia y Eslovenia, su educación gratuita y excelente; de Portugal, sus leyes anti-droga; de Túnez, su revolución y como no perder el norte siendo el gobierno que sea; de Alemania, su capacidad de recordar sus errores; de Noruega, su sistema penitenciario, imperturbable, aunque existan casos extremos como el de Anders Behring Breivik; o Islandia, una sociedad donde las mujeres tienen las mismas oportunidades que los hombres y los banqueros van a la cárcel por su mala praxis. Es significativo que no pasara por España durante el gobierno del PP, ¿no?

 

 

Sí, está claro que en Europa hay tanta mierda como en Estados Unidos (no tanta, siendo francos, que aquel país es muy chungo) y es muy fácil quedarse sólo con lo positivo y no mirar lo negativo de cada sociedad. Pero, como ya hemos dicho antes, está es la película más feliz y positiva de Moore, quien no sólo busca las recetas para su país, sino para todo el mundo. Y que quieren que les diga, hasta los momentos más lacrimógenos de Moore, que explotaba sin compasión en documentales como “Bowling for Columbine”, aquí se convierten en mensajes positivos, como cuando entrevista al padre de uno de los adolescentes asesinados por Breivik en el Islote de Utøya (Oslo), unas declaraciones que deberían ser emitidas en bucle a todas las asociaciones de víctimas terroristas nacionales, tan proclives a la manipulación partidista. En serio, denle una oportunidad a Moore, seguro que acaban con una sonrisa en la cara pensando que un nuevo mundo es posible.

 

Comentarios
Manu González

Hizo su primer trabajo periodístico entrevistando a Derrick May por fax en 1995 para la desaparecida revista aB. Desde entonces, este natural de Hospitalet de Llobregat (1974) ha colaborado en publicaciones como Qué Leer (donde se encarga de la sección de cómic), Guía del Ocio BCN, Playground Mag, Revista Trama, EnBarcelona Magazine, Terra Gum, Hoy Empieza Todo (RNE 3), Agenda San Miguel o los catálogos del Festival Sónar 1997 y el Festival Doctor Music 1998. Experto en cómic y literatura fantástica, ha colaborado con editoriales como RBA, Random House Mondadori y Círculo de Lectores. Pero sobre todo es conocido por haber sido el Jefe de redacción de la revista Go Mag desde mayo de 2001 hasta su último número en junio de 2013.

manu@blisstopic.com

Más en esta categoría: « La Bruja Warcraft: El origen »