Menu
   

El niño y la bestia

Mamoru Hosoda

Japón, 2015

7

Manu González

  

Abandonado en festivales como el de Sitges o el desaparecido BAFF (Barcelona Asian Film Festival), las películas de Mamoru Hosoda no llegan a ver la luz en los cines de la Península y suelen salir directamente en DVD. Films con muy buenas críticas como “La Chica que saltaba a través del tiempo” (2006), “Summer Wars” (2009) o “Los niños lobos” (2012) han sido carnaza digital y sólo se han podido ver en pantalla grande en alguno de esos festivales amigos de lo fantástico o el cine asiático. En el caso de películas como “Summer Wars”, con una imaginaria digital cyberpunk sublime, era casi un sacrilegio. Por eso la noticia del estreno en cines de su última producción, “El niño y la bestia”, es una grandísima noticia, más que nada porque escenas finales como el ataque de la ballena están realizadas para ser apreciadas en toda su intensidad en pantalla grande.

 

 

A medio camino entre la fábula fantástica iniciática y el cine de artes marciales, “El niño y la bestia” cuenta la historia de Ren, un chaval de Tokio que huye de su familia tras la muerte de su madre. Descubre un mundo paralelo al nuestro donde viven bestias antropomórficas en una tierra que todavía contiene muchos elementos de aquel Japón feudal samurái que tantas alegrías cinematográficas nos ha dado. Allí conoce a Kumatetsu, un oso luchador que necesita un aprendiz para poder aspirar al puesto de Gran Maestro contra su opositor, Iozen, más famoso y sereno. Juntos, profesor y alumno, deberán aprender uno del otro para que los dos puedan crecer en armonía.

 

 

La primera parte del film, aquel que recoge las experiencias del Ren de nueve años es trepidante y superdivertida, entretenida y repleta de giros que te dejan la sonrisa en la boca durante una larga hora. Pero como en todas las películas de Hosoda, su parte final, cuando Ren ya es un adulto, es bastante más oscura y enrevesada, llegando a parecerse por momentos en films tan apocalípticos como “Akira”. Para el recuerdo, por eso, queda la gran animación e interpretación de Kumatetsu, que nos recuerda mucho al inmortal Kikuchiyo de Toshire Mifune en “Los Siete Samurais”. Una inteligente mezcla de rabia, humor y amargura que Koji Yakusho (actor fetiche de Shoei Imamura, protagonista de “La anguila” o “Agua tibia bajo un puente rojo”) borda a la perfección en la versión original del film. Muy recomendable para ver en pantalla grande si tienen la oportunidad en su ciudad.

 

Comentarios
Manu González

Hizo su primer trabajo periodístico entrevistando a Derrick May por fax en 1995 para la desaparecida revista aB. Desde entonces, este natural de Hospitalet de Llobregat (1974) ha colaborado en publicaciones como Qué Leer (donde se encarga de la sección de cómic), Guía del Ocio BCN, Playground Mag, Revista Trama, EnBarcelona Magazine, Terra Gum, Hoy Empieza Todo (RNE 3), Agenda San Miguel o los catálogos del Festival Sónar 1997 y el Festival Doctor Music 1998. Experto en cómic y literatura fantástica, ha colaborado con editoriales como RBA, Random House Mondadori y Círculo de Lectores. Pero sobre todo es conocido por haber sido el Jefe de redacción de la revista Go Mag desde mayo de 2001 hasta su último número en junio de 2013.

manu@blisstopic.com