Menu
exmachina  

Ex_Machina

Alex Garland

UK., 2015

7

 

Tariq Porter

 

El escritor y guionista británico Alex Garland tiene, visto lo visto, un innato talento como creador de historias, casi siempre familiarizadas con la lúcida ciencia-ficción de los grandes autores; desde Isaac Asimov hasta Phillip K. Dick, Ray Bradbury o Aldous Huxley. Se intuye de ellos una adoración totémica por parte del escritor, guionista y ahora director británico, que ya con películas como “Sunshine” (Danny Boyle, 2007) o “28 días después” (Danny Boyle, 2002) demostró no conformarse con los sobadísimos lugares comunes del género. Es por eso que, más allá de sus presumibles referentes clásicos, pueden encontrarse en esta primera incursión al mando de la creación cinematográfica algunas influencias contemporáneas que se han convertido en poco tiempo en objetos de culto para todo devoto del cine que por futurista y verosímil bien tiene algo de profético. Quizás películas como “Moon” (2009), de Duncan Jones –que por cierto se encuentra ya totalmente enajenado por los cantos de sirena hollywoodienses y prepara la adaptación del popular videojuego “Warcraft”–, las dos crípticas obras de Shane Carruth “Primer” (2004) y “Upstream Color” (2013), o pequeñas maravillas como “Monsters” (Gareth Edwards, 2009) o “Coherence” (James Ward Byrkit, 2013) han sido musas esporádicas en el proceso de creación de “Ex_Machina”, película que supone un nuevo estudio sobre la inteligencia artificial y que, como muy bien decía algún crítico por ahí, recupera en buena parte las disyuntivas que una tal Mary Shelley planteó en su día en el que hoy es uno de los cuentos góticos por antonomasia: “Frankenstein”.

 

exmachina02

 

Efectivamente, “Ex_Machina” es un Frankenstein de la actualidad y el futuro próximo; la dificultad, o acaso posibilidad, de crear un ser a la imagen del humano que no choque frontalmente con la naturaleza de la propia humanidad. Garland opta por una estética bella y aséptica, conjugando la alta tecnología que describe con un espectacular entorno natural, deudor de la arquitectura de Frank Lloyd Wright: nada casual. No es casual porque es precisamente el gran reto del arquitecto estadounidense el que, en otra dimensión, expone y resuelve “Ex_Machina”: ¿es posible que una construcción artificial pueda encajar en un entorno orgánico? La respuesta es evidente: no. Lo que busca entonces Garland, como en su momento hizo Wright, es un encaje que suponga el mínimo impacto, la posibilidad de un equilibrio. Garland plantea, pero como ya ocurre en sus previos guiones no acaba de culminar satisfactoriamente. Sus premisas son excelentes pero no así sus desenlaces, que casi siempre complican la trama para simplificar sus significados. Aun así, la ópera prima del director británico tiene personalidad y es altamente efectiva en tanto que thriller de ciencia ficción, contenedora incluso de un insólito romanticismo que otorga a la trama profundidad dramática. Los tres personajes principales –interpretados por Domhnall Gleeson, Alicia Vikander y Oscar Isaac– están ahí muy acertados, creando una atmósfera incierta y delicada que sostiene la tensión en todo momento.

 

exmachina03

 

Alex Garland debuta con buen pie como director, y sin llegar a culminar una obra mayúscula –su tercer acto padece de contundencia, aunque afortunadamente tampoco cae en las estridencias de las mencionadas “Sunshine”, “28 días después” o “La playa” (Danny Boyle, 2000)– sí que contiene suficientes estímulos como para mantener en vilo durante sus ciento diez minutos y, como las declaraciones recientes de Bill Gates, resucitar conversaciones sobre los límites, pros y contras de la inteligencia artificial.

 

Comentarios
Tariq Porter

Tariq Porter Astorga (Barcelona, 1988). Licenciado en Bellas Artes en la Universitat de Barcelona y Master en Ficción en Cine y TV en la URL. Ha criticado cine gozosamente en TuPeli o la Revista Mabuse y sigue haciéndolo en Serra d’Or y Blisstopic. Ha trabajado –aún con gozo– en los festivales chilenos Femcine y Fidocs, y sigue haciéndolo en la Acadèmia del Cinema Català y, como programador, primero en el CCCB y actualmente en el Festival de Cinema de Menorca. Escribe harto y pretencioso y lo intenta también con el guión. A ver qué.

Más en esta categoría: « El francotirador Maps to the Stars »