Menu
Game01  

The Imitation Game (Descifrando Enigma)

Morten Tyldum

Gran Bretaña / EE.UU., 2014

7

 

Tariq Porter

 

Apréciese un remilgo de psicopatía, una sexualidad sospechosamente indefinida y una nula capacidad de establecer relaciones sociales a causa de, sobre todo, una orgullosa antipatía que de tan pronunciada avasalla incluso al propio personaje. Obsérvense también síntomas de Asperger y pasión por todo aquello que la mayoría de los mortales definiría como raro o aburrido. Súmese, para acabar, un intelecto evidentemente superior y el correspondiente y sistemático alardeo, elogio constante de capacidades cerebrales que llega incluso a recordar a un adolescente jactándose de su desarrollado miembro. Podríamos estar hablando de cierto personaje de “Big Bang”; pero hay alguien que traspasa el carácter de ficción para devenir, presumiblemente a su pesar, la personificación de todo ello. Hablamos del gran Benedict Cumberbatch, actor prisionero de unos registros infinitamente más chatos que su talento. Su buque insignia, “Sherlock”, da fe de ello, pero también sus recientes apariciones en películas como "El quinto poder" o la que aquí nos ocupa, “The Imitation Game” (Morten Tyldum), que con algunos matices siguen los patrones citados sin acabar de ofrecer nunca una alternativa mínimamente radical al intérprete.

 

Game03

 

“The Imitation Game”, de hecho, es cualquier cosa menos radical, y lo vemos reflejado, para empezar, en un Cumberbatch que ya conocíamos; tiene el atractivo y el carisma pero nada nuevo bajo el sol. Sólo en la vertiente emocional, algo más intensa, se diferencia de su personaje por excelencia, mucho más por su propio savoir faire que por un guion inconscientemente frío. Y es que la película del noruego Tyldum es efectista y efectiva por contar entre otras con un gran reparto y una historia de fondo realmente interesante, pero siempre da la sensación de ser un cine especulativo, mucho más pendiente de los parámetros favoritos de ciertas estatuillas doradas que de los que la propia historia y de nuevo los actores podrían ofrecer. Quizás un guion menos académico –en todos los sentidos– y una dirección algo más osada podrían otorgarle a la producción la personalidad que constantemente se le echa en falta, aunque por el sello de la productora The Weinstein Company, célebre por su intervencionismo en la sala de edición, se adivina vetado cualquier intento de discordancia audiovisual.

 

Game02

 

Sea como sea, y más allá de un conservadurismo que por estas fechas no debería sorprender a nadie, lo cierto es que “The Imitation Game” es una película sólida y bien contada, y a pesar de lo previsible, suficientemente trepidante como para disfrutar sin pausas de sus casi dos horas de duración. Cuenta la historia de Alan Turing, un brillante matemático británico que junto con un pequeño equipo de personas descifró Enigma, la máquina de mensajes codificados nazi que se suponía impenetrable. Escribe el guion un debutante Graham Moore, que padece por un lado los mentados tics académicos pero consigue, por el otro, trenzar tramas con suficiente agilidad como para lograr un buen empaque y riqueza argumental. En él, y como Cumberbatch, también mi bien querida Keira Knightley se mueve plácidamente por su jardín de registros, sensual y perspicaz; así como el otrora patriarca Lannister Charles Dance, y el resto de secundarios, felices colaboradores de una obra tan sabidamente moldeada con el oro del éxito como victoriosa en su generación de la misma épica intelectual que George Clooney buscó sin éxito en “Monuments Men” (2014).

 

Comentarios
Tariq Porter

Tariq Porter Astorga (Barcelona, 1988). Licenciado en Bellas Artes en la Universitat de Barcelona y Master en Ficción en Cine y TV en la URL. Ha criticado cine gozosamente en TuPeli o la Revista Mabuse y sigue haciéndolo en Serra d’Or y Blisstopic. Ha trabajado –aún con gozo– en los festivales chilenos Femcine y Fidocs, y sigue haciéndolo en la Acadèmia del Cinema Català y, como programador, primero en el CCCB y actualmente en el Festival de Cinema de Menorca. Escribe harto y pretencioso y lo intenta también con el guión. A ver qué.

Más en esta categoría: « Leviatán Birdman »