Menu
1899553101522157567121341785336205999058200o  

La desaparición de Eleanor Rigby

Ned Benson

EE.UU., 2014

9

 

Sandra S. Lopera

 

A veces, hay películas capaces de cambiar tu estado de ánimo. Películas que, en su sencillez, en su generosidad, te llegan de una forma inesperada y muy directa. ‘La desaparición de Eleanor Rigby’ es una de ellas. El intento de suicidio de la protagonista (Jessica Chastain), la Eleanor del título, es el punto de partida de un drama en el que se va desvelando, a través de las conversaciones de los personajes, todo lo que le ha ocurrido: una pérdida, una ruptura, un intento desesperado por salir adelante… sentimientos que se van desgranando con una delicadeza que te desarma. Acostumbrados a ver cómo se construyen los recuerdos a bases de flashbacks, ver cómo aquí son las palabras y emociones de los protagonistas las que van formando ese pasado es algo mágico. Tan solo un flashback tardío rompe puntualmente esa serenidad narrativa, que se va apoderando del espectador hasta hacerle compartir realmente el dolor de lo que está descubriendo.

 

desparicion-02

 

Jessica Chastain se sigue reafirmando como una de las mejores actrices del momento, aunque siga injustamente eclipsada por la luz de estrellas como Jennifer Lawrence o Scarlett Johansson, mucho más mediáticas. Chastain transmite con su silencio, con su mirada, es una actriz con una templanza inusual que hace grande hasta el papel más pequeño, y su Eleanor Rigby es uno de sus trabajos más impresionantes. No hace falta recurrir al dramatismo gratuito para mostrar cómo una persona puede resquebrajarse y desaparecer cuando la vida le plantea situaciones para las que jamás estuvo preparada. A su lado, James McAvoy es el compañero perfecto, un actor inmenso con el que sentimos todavía más cerca las agujas del dolor que se clavan a medida que vamos conociendo la historia. Una pareja con muchas cuentas pendientes y demasiadas cicatrices por cerrar.

 

desparicion-03

 

El guión es. sencillamente. precioso, una maravilla respaldada por extraordinarias interpretaciones, no sólo de los protagonistas. Los padres interpretados por William Hurt e Isabelle Huppert, que aparece siempre copa en mano, o la cómplice profesora interpretada por Viola Davis forman un entorno que sirve de luminoso contrapunto a una Eleanor abrumada por una vida que la ha superado. ¿Cuánto dolor podemos soportar antes de querer desaparecer para siempre?

 

Comentarios
Sandra S. Lopera

Sandra S. Lopera (Barcelona, 1981) es periodista y crítica de cine. Actualmente colabora en diferentes publicaciones y webs como Tomacine o Dioses y monstruos. Fue directora de la sección de cine de la Guía del Ocio de Barcelona y ha escrito en medios como el diario Avui, Go Magazine o la revista Scifiworld. El primer recuerdo que tiene de su infancia es estar en el cine viendo "E.T.". Vio pasar una bici por delante de la luna y fue amor a primera vista. Desde entonces ha sido una apasionada del cine.

Más en esta categoría: « La Isla Mínima Perdida »