Menu
Touch-01  

Un toque de violencia

Jia ZhangKe

China / Japón / Francia, 2013

8,5

 

Tariq Porter

 

Pareciera, por la irrisoria cantidad de films de Jia ZhangKe estrenados en nuestras salas, que el cineasta chino es un recién iniciado en el séptimo arte, una nueva voz que irrumpe y de la que se presumen futuros méritos aún por desvelar. Y es que, a pesar de ser ya un veterano y asiduo de grandes festivales, ZhangKe es un nombre desconocido por estos lares, que quizás gracias a esta incursión empiece por fin a sonar y tener más presencia en cartelera. No será, en todo caso, por falta de contundencia en su cine, de voz grave, gutural, que habla siempre desde las entrañas y retrata con suma meticulosidad las fisuras de una sociedad difícilmente accesible. Su vocación contemplativa y su ojo crítico e incisivo podían encontrarse ya en el documental "Historias de Shangai" (2010) –su segundo film estrenado en España, después de "Naturaleza muerta"(2006)–, pero es en este posterior trabajo, "Un toque de violencia"(2013), en el que hace de ellos material de construcción para una ficción realista y cimentada en destellos que descubren algunas partes íntimas del país asiático.

 

Touch-02

 

Estas intimidades, empero, no contemplan sensualidad o erótica alguna; sólo quizás la curiosidad morbosa de ver plasmadas en la gran pantalla las miserias de un país que no gusta de exponerlas. La propuesta: un descenso capitulado a lo menos estético de China; una ojeada absolutamente desencantada a su grisácea sala de máquinas, donde todos los componentes son obviados como piezas del engranaje pero no todos aceptan sumisamente su rol. "Un toque de violencia"reivindica eso, aquellos desventurados que por pericia o inconformismo explotan, violentando un sistema que, hasta entonces, les ha desoído por defecto. Es ahí donde se evidencia la firmísima mano de su realizador, cargada siempre de una mala baba que sus protagonistas canalizan y materializan planteando a modo de advertencia las consecuencias últimas –esto es, en los ciudadanos de a pie– de un sistema socialmente insensibilizado y cegado en sus cadenas de montaje.

 

Touch-03

 

El acierto de ZhangKe, que dirige y escribe (Mejor Guion en Canes), no sólo radica en su contundente argumento sino también en la exposición formal, dividida en cuatro episodios rudos y secos como sus arrebatos de violencia. La frialdad con la que escribe es la misma con la que rueda, inmisericorde con unos personajes que por rebeldes están destinados a la desdicha.

 

Es por todo ello que algunos medios de relieve han calificado a Jie ZhangKe como el mejor director chino de la historia, pasando por alto incluso al célebre Zhang Yimou, con el que le separa un abismo. No hay rastro en ZhangKe del sentido de la maravilla de Yimou, tampoco épica ni apenas belleza. La China de "Un toque de violencia"se parece más a la de Guo Xiaolu: huele a sudor y hollín y reina en ella el peligroso fantasma del desengaño.

 

Comentarios
Tariq Porter

Tariq Porter Astorga (Barcelona, 1988). Licenciado en Bellas Artes en la Universitat de Barcelona y Master en Ficción en Cine y TV en la URL. Ha criticado cine gozosamente en TuPeli o la Revista Mabuse y sigue haciéndolo en Serra d’Or y Blisstopic. Ha trabajado –aún con gozo– en los festivales chilenos Femcine y Fidocs, y sigue haciéndolo en la Acadèmia del Cinema Català y, como programador, primero en el CCCB y actualmente en el Festival de Cinema de Menorca. Escribe harto y pretencioso y lo intenta también con el guión. A ver qué.