Menu
mil-maneras-01  

Mil maneras de morder el polvo

Seth MacFarlane

EE.UU., 2014

6,8

 

Sandra S. Lopera

 

Quien sea sensible al humor soez, escatológico y políticamente incorrecto probablemente no disfrutará de series como "Padre de familia" o "Padre Made in USA", y desde luego no es recomendable que pase la tarde viendo "Mil maneras de morder el polvo". El resto, nos lo vamos a pasar pipa con la nueva comedia del creador de estas dos series, que debutó en la gran pantalla hace un par de años con "Ted" (ya sabéis, aquella peli en la que un oso de peluche hablaba, se emborrachaba, fumaba maría y se lo pasaba en grande con su colega Mark Wahlberg).

 

mil-maneras-02

 

Seth MacFarlane se ha guardado esta vez el papel protagonista, junto a Charlize Theron, vamos, que el hombre no tiene ni un pelo de tonto. Actores “serios” como la oscarizada Theron, Amanda Seyfried o Liam Neeson, comparten aventuras en el lejano oeste con la veterana e incorrecta cómica Sarah Silverman (su papel de chica de burdel es para partirse) o el televisivo Neil Patrick Harris (en auge gracias a la serie "Cómo conocí a vuestra madre") y con cameos muy especiales que no os vamos a desvelar. Sin duda, MacFarlane se habrá cobrado algún que otro favor entre amiguetes.

 

mil-maneras-03

 

"Mil maneras de morder el polvo" no es exactamente una parodia, sino una comedia que va más allá y toma como escenario el Far West como podría haber tomado cualquier otro lugar y momento histórico porque aquí, el humor se basa en descojonarse de lo que rodea a los protagonistas. Y el director no se corta un pelo. Chistes para todos los gustos y colores, gags escatológicos, sexuales y, sobre todo, mala baba a raudales acaban por provocar la risa más descarada, aunque sea políticamente incorrecto. Y es que el humor grosero sigue siendo efectivo si se sabe controlar antes de que cruce la línea de lo ofensivo. Eso sí, hemos de reconocer que, por mucho que nos hayamos partido la caja, a la película le sobra media hora bien buena. Dos horas de metraje es más que excesivo para una historia endeble que sólo pretende enlazar una serie de bromas y gags. Pero he de admitir que todavía me río recordando escenas como el gag del sombrero en el duelo entre el protagonista y el nuevo novio de su exprometida. Vale, que el humo elegante y refinado está muy bien, pero, de vez en cuando, qué bien está reírse con el típico gag de caca, culo, pedo, pis. Somos así, nos va los básico. Si buscáis la mejor película de la cartelera, echad a correr. Ahora bien, si lo que queréis es desconectar, reíros y pasarlo en grande oyendo las frases más atrevidas e incorrectas, esta es vuestra película de la semana.

 

Comentarios
Sandra S. Lopera

Sandra S. Lopera (Barcelona, 1981) es periodista y crítica de cine. Actualmente colabora en diferentes publicaciones y webs como Tomacine o Dioses y monstruos. Fue directora de la sección de cine de la Guía del Ocio de Barcelona y ha escrito en medios como el diario Avui, Go Magazine o la revista Scifiworld. El primer recuerdo que tiene de su infancia es estar en el cine viendo "E.T.". Vio pasar una bici por delante de la luna y fue amor a primera vista. Desde entonces ha sido una apasionada del cine.

Más en esta categoría: « El Sueño de Ellis Borgman »