Menu
lago01  

El desconocido del lago

Alain Guiraudie

Francia, 2013

9

 

Marta Armengou

 

Sería un grave error reducir "El desconocido del lago" a un simple film homoerótico. Etiquetarlo de ‘cine gay’ podría dejarlo confinado a un nicho reducido de público. Algo que ya pasó, en cierto modo, con "La vida de Adéle", última Palma de Oro en Cannes. En el mismo certamen, Alain Guiraudie ganaba el premio al mejor director (Sección "Un Certain Regard") del mismo festival. Es evidente que la cinta de Guiraudie es de temática homosexual pero, lo más importante, es que estamos ante una de las obras más importantes del año pasado en Francia (como lo fue la de Abdellatif Kechiche) y, espero, que también lo sea de este 2014 en España. En realidad, no es tan descabellado afirmar que las dos películas francesas, a su manera, representan las dos caras de una misma moneda: el amor y el amor no correspondido. Además, ambas comparten escenas sexualmente muy explícitas. Pero, otra vez, es más importante que nunca que los árboles no nos impidan ver el bosque. No hay, en ninguna de las dos, voluntad de provocación ni intención de generar controversia, sólo talento a raudales.

 

lago02

 

Durante un verano, a orillas de un lago, hay un lugar oculto para ligar exclusivo para hombres. En este paisaje bello, tranquilo y bucólico se practica cruising, encuentros sexuales de forma anónima. Así es como Franck (Pierre Deladonchamps) conoce a Henri (Patrick D´Assumçao), con el que inicia una relación de amistad muy profunda, a la vez que se enamora de Michel (Christophe Paou), un hombre muy atractivo. Pero es aquí, cuando la narración hace un giro radical. Este escenario, donde prima el silencio, la calma y el hedonismo, se convierte inesperadamente en macabro y violento. Y la película, pasa a ser un thriller cuando el protagonista descubre como este hombre, por el que siente una gran atracción, es un asesino. De la misma manera que lo hace el personaje que encarna James Stewart en "La ventana indiscreta" de Alfred Hitchcock, él también observa la escena de lejos, entre sorprendido e impotente. Pero en el film del guionista y director francés, esa inesperada y arrebatada acción, lo que provoca es aumentar el poder de seducción. Lo que siente es tan fuerte que, a pesar de los peligros a los que se expone, decide iniciar igualmente una relación sexual con él.

 

lago04

 

Lo que resulta singular y fascinante de esta película es la manera en que Guiraudie, desde la más absoluta austeridad y con los mínimos elementos, utiliza el espacio y maneja la tensión de la trama. Con una sola localización, divida en cuatro espacios (el aparcamiento, el bosque, el lago y la orilla) crea una especie de función de teatro cerrada en abierto, es decir, los personajes permanecen en el mismo sitio todo el tiempo. Cada día es idéntico al anterior hasta el desenlace. Pero los personajes sí que son diferentes al principio y al final. A pesar de ser un esquema rutinario (casi ritual), sin música, con planos largos y conversaciones casi banales, el cineasta concibe una atmosfera claustrofóbica pero profundamente hipnótica que, poco a poco, te va absorbiendo. Con el mismo poder de sugestión que tiene para el protagonista ese oscuro objeto del deseo, el espectador queda atrapado sin poder escapar, vulnerable e irresistiblemente atraído por el abismo. Paradójicamente, el film también tiene algunos momentos cómicos. Lo que nos vuelve a conectar con el humor absurdo del “maestro del suspense”. O con la ironía de Claude Chabrol.

 

lago03

 

Las magníficas interpretaciones de todos sus actores (incluido Jérôme Chappatte, ese inspector de policía encorvado que llega a cuestionar la propia naturaleza de las relaciones que allí se practican), los inesperados giros de guion, y las escenas de sexo filmadas con absoluta naturalidad hacen de "El desconocido del lago" una propuesta deslumbrante y sin igual, aunque es difícil inscribirla dentro de un género. En ella, hay una trama humana y otra de misterio. ¿Es un thriller policial, existencial, romántico, psicológico? Más allá de poner a un personaje en una situación imposible, entre el deseo y el amor que siente por un hombre y ciertas cuestiones morales que surgen cuando ve que ha cometido un crimen, "El desconocido del lago" es una historia atemporal y universal sobre la atracción, la pasión, el instinto, el sexo, los celos, la amistad y los distintos tipos de amor (el amor a primera vista, el platónico, el romántico, el ciego…). Y si hay amor, también hay amor no correspondido. Guiraudie nos hace reflexionar sobre los mecanismos del deseo. Y las conclusiones que podemos extraer sirven para el mundo homosexual y el heterosexual. Lo que aquí se plantea es cómo el amor es un sentimiento irrefrenable que implica emociones fuertes, desmedidas y obsesivas y que, a veces, no se detiene ante nada ni ante nadie, ni siquiera cuando se sabe que puede ser peligroso, incluso mortal. El temor a la soledad puede llegar a ser incluso más fuerte que el temor a la muerte. Y hay quien se entrega en el amor en cuerpo y alma. Hasta el final. Y este final es brutal. El film, memorable.

 

Comentarios
Marta Armengou

Marta Armengou (Barcelona, 1976). Licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Ramon Llull. Crítica de cine. Llevo 15 años trabajando en el ámbito de la cultura en general y del cine en particular. Actualmente, dirijo el programa cinematográfico "La Cartellera" de BTV. Durante cinco años fui Jefa de Cultura de los Informativos de Localia TV. También he ejercido de redactora en diversas publicaciones y de realizadora y guionista de programas para TVC o La2.

Más en esta categoría: « Enemy Last Days »