Menu
Her01  

Her

Spike Jonze

EE.UU., 2013

9

 

Marta Armengou

 

 

Hay películas que marcan. Y hay películas que marcan una época. En el caso del "Her" es ambas cosas. El polifacético Spike Jonze escribe, dirige y produce una obra destinada a perdurar en el tiempo. La cuarta película del cineasta norteamericano cuenta como un hombre deprimido por su reciente ruptura sentimental se acaba enamorando de un nuevo y revolucionario sistema operativo.

 

Jonze parte de una premisa de ciencia ficción para hablar de la soledad, del amor y el desamor en una historia tan real como la de cualquier otra relación humana. A pesar de ser futurista, no puede ser más actual y, a pesar de mostrar un escenario fantástico, no puede definir mejor una era, la que nos ha tocado vivir.

 

Her03

 

Situada en un futuro cercano, en la ciudad de Los Ángeles, "Her" habla de Theodore (Joaquin Phoenix), un tipo solitario que vive de escribir cartas íntimas para otra gente. Destrozado tras el fin de su matrimonio, se interesa por un sofisticado sistema operativo para su ordenador (que también controla su Smartphone), que promete ser una entidad única e intuitiva por sí sola. Así conoce a “Samantha”, una cálida y empática voz femenina (la de Scarlett Johansson) que aprende de su usuario e interactúa con él. Su relación pasa de ser una especie de asistencia, a convertirse en una verdadera amistad. Y, de ahí, va surgiendo el amor.

 

"Her" es un claro ejemplo de como las nuevas tecnologías, no sólo provocan cambios en el estilo de vida de las personas, también transforman la manera de relacionarnos. Es obvio que la película trata sobre la tecnología (Jonze no condena su uso, ni lo juzga, simplemente trata de entenderlo), pero lo que es realmente interesante es que nos muestra cómo conectamos los unos con los otros, aquí, una persona con una máquina, pero una máquina con carácter y conciencia, aunque sea artificial. Y la conclusión parecer ser que puede haber química entre un hombre y una voz. El mayor logro del director consiste en darle verosimilitud a una historia de amor improbable que, en otras manos, podría haber caído fácilmente en el ridículo.

 

Her04

 

El reto más grande de "Her" es el de explicar este romance cuando sólo podemos ver a uno de los dos miembros de la pareja. Casi todo el peso de la película recae sobre Joaquin Phoenix, quien asume la difícil tarea de interpretar una relación amorosa en la que el único personaje que aparece es el suyo. El otro, sólo se oye. Esta elipsis visual queda compensada con una actuación excelente, y llena de matices, que es puro magnetismo. Todo pasa por su mirada y, a través de ella, no sólo se nos describe su personaje, sino que también ayuda a dar forma al de ella. Sin verla, Samantha cobra vida y, sirviéndose únicamente de la voz, se hace creíble. Poco a poco, te olvidas que es la relación entre una persona y un software. Es la relación entre dos personas. La gran virtud de la película es que, llegados a un cierto punto del metraje, uno se olvida de que estamos viendo un tipo enamorado de un sistema operativo y vemos una auténtica relación de pareja.

 

Jonze es uno de los cineastas más originales y singulares del panorama actual y lo vuelve a demostrar con "Her". Después de "Cómo ser John Malkovich", "Adaptation (El ladrón de orquídeas)" y "Donde viven los monstruos", hace su mejor obra. Es luminosa, divertida, ingeniosa, esperanzadora y muy romántica. Si le sumamos una realización impecable, una elegante fotografía en la que predomina el color rojo y una excelente banda sonora compuesta por Arcade Fire (además de la canción “The Moon Song” de Karen O), "Her" tiene ingredientes de sobras para cautivar y seducir. 

 

hEr02

 

En un momento del film, Theodore dice: “A veces pienso que ya he sentido todo lo que voy a sentir jamás. Y de ahora en adelante ya no voy a sentir nada nuevo. Sólo versiones menores de lo que ya he sentido”. Es evidente que lo que cuenta esta película ya se ha contado otras veces. Seguramente porque ya se ha hecho todo. Habrá quien piense que, por eso, "Her" sea una versión menor de otras películas que ya hemos visto, pero lo que hace Jonze es adaptarla a nuestros días. Y lo hace de maravilla.

 

"Her" es deliciosa, poética y fascinante, con un punto naif, pero muy profunda y reflexiona sobre nuestra relación con la tecnología, del poco tiempo que podemos dedicar a los seres más cercanos, de cómo las relaciones virtuales conviven a nivel de igualdad (y, a veces, hasta llegan a reemplazar) las relaciones humanas, de porque proyectamos en el mundo virtual lo que nos gustaría tener en el real, de cómo el amor sirve para llenar el vacío de la soledad... En fin, en "Her" se exploran los porqués del ser humano. Una obra que está destinada a convertirse en un clásico instantáneo.

 

Comentarios
Marta Armengou

Marta Armengou (Barcelona, 1976). Licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Ramon Llull. Crítica de cine. Llevo 15 años trabajando en el ámbito de la cultura en general y del cine en particular. Actualmente, dirijo el programa cinematográfico "La Cartellera" de BTV. Durante cinco años fui Jefa de Cultura de los Informativos de Localia TV. También he ejercido de redactora en diversas publicaciones y de realizadora y guionista de programas para TVC o La2.

Más en esta categoría: « Robocop Monuments Men »