Menu
01  

El lobo de Wall Street

Martin Scorsese

EE.UU., 2013

9

 

Marta Armengou

 

En una de las primeras secuencias de "El lobo de Wall Street" vemos como, en medio de una fiesta en la oficina, los trabajadores juegan al tiro al blanco con enanos. Desde el inicio, Martin Scorsese ya marca el tono hilarante de este cuento moral cargado de humor negro sobre los abusos de Wall Street y, más concretamente, de Jordan Belfort, un corredor de bolsa neoyorquino que, junto a varios colegas, amasaron una descomunal fortuna estafando millones de dólares a varios inversores.

 

El protagonista comienza a narrarnos su vida, que sigue la alucinante transformación de hombre honrado recién llegado a Wall Street hasta convertirse en un monstruo insaciable, con un deseo ilimitado de poseerlo y probarlo todo. Pero la avaricia rompe el saco. Esta es la historia del auge y la caída de un tipo con un estilo de vida parecido al de una estrella de rock y que vivía a cuerpo de rey. No sólo robó un dineral, sino que llevó una vida plagada de excesos debido a su obsesión con el sexo y las drogas. Era adicto a casi todo lo que podía crear una dependencia. Un bróker que, con poco más de 20 años fundó su propia agencia, y se ganó el mote de "El lobo de Wall Street".

 

02

 

El libro autobiográfico que escribió Belfort es la base de la película, cuyo texto firma Terence Winter, guionista de series tan prestigiosas como "Los Soprano" o "Boardwalk Empire". Winter había trabajado en los 80 para la empresa Merrill Lynch, lo que le permitió utilizar sus conocimientos del mundo financiero. También se documentó entrevistándose en varias ocasiones con el propio Belfort.

 

Scorsese ya había tratado antes el tema del delito en Estados Unidos desde múltiples ángulos, pero aquí lo hace sumiéndose en el mundo de las altas finanzas. Jordan Belfort no pertenecía al hampa, pero puede tachársele de gánster financiero. Y su ídolo podría haber sido perfectamente el Gordon Gekko del "Wall Street" de Oliver Stone. En realidad, el film tiene mucho que ver con "Uno de los nuestros". Los mafiosos son ahora estafadores y en vez de Brooklyn es Wall Street.

 

03

 

Martin Scorsese y Leonardo DiCaprio ya habían trabajado juntos en cuatro ocasiones: en "Gangs of New York", "El aviador", "Infiltrados" y "Shutter Island". El histrionismo de Belfort le va como anillo al dedo a DiCaprio, que lo encarna con una entrega incondicional y una convicción descomunal. Jonah Hill, mano derecha de Belfort, borda su personaje de nerd venido a más y Matthew McConaughey resulta brillante cómo uno de los mentores de Belfort en una aparición fugaz, pero crucial e inolvidable. Muy acertado es todo el conjunto de actores que acompaña al “lobo”, a cuál más friki.

 

"El lobo de Wall Street" es el largometraje número 23 del italoamericano y respira Scorsese por todos los poros. Encontramos los elementos característicos del cineasta neoyorquino: narración en voz en off, frases dichas mirando a cámara, imágenes congeladas, la combinación flashbacks y flashforwards, el admirable uso de la cámara casi siempre en perpetuo movimiento, numerosos primeros planos y acercamientos, el minucioso empleo de los espacios dotados de vida y profundidad, un montaje vertiginoso y elegante, una banda sonora llena de temas de rock... Y, para rematar todo esto cuenta, en esta ocasión, con la espléndida fotografía del mejicano Rodrigo Prieto, el mismo de "Argo" y conocido por su trabajo con Alejandro González Iñárritu.

 

04

 

Después de que (incomprensiblemente) varios estudios rechazaran el proyecto, Scorsese ha podido diseccionar el lado más sórdido y desmadrado del Wall Street de los 90 y reconstruir el biopic de un antihéroe que representa el sueño americano, un hombre que supo hacerse a sí mismo, aunque fuera a través de actividades ilegales, delictivas, depravadas e inmorales. El auténtico Jordan Belfort está ahora en libertad y cuenta con un cameo en la última escena de la película. Puede que sea otra historia de grandeza y decadencia, sobre el poder de seducción del mal y los peligros de la codicia y avaricia ¿Y qué más da? Es puro Scorsese y derrocha talento por todos lados.

 

05

 

"El lobo de Wall Street" es su película más loca y cómica, extravagante y desenfrenada como los personajes que representa, adrenalínica y cínica, pero también oportunísima. Tres horas de festín casi operístico con momentos antológicos, algo desmedido y reiterativo, pero absolutamente irresistible. Un colocón cinematográfico de proporciones épicas. Scorsese escribió hace unos días una carta abierta dirigida a su hija, publicada en la revista italiana L'Espresso, sobre el nuevo panorama al que se enfrenta el arte del cine y el negocio cinematográfico. A pesar de reconocer que se encuentran en una encrucijada, se mostraba optimista y le decía: “Creo que el futuro es brillante”. Pues, eso. Con cineastas como él seguro que lo será.

 

Marta Armengou

Marta Armengou (Barcelona, 1976). Licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Ramon Llull. Crítica de cine. Llevo 15 años trabajando en el ámbito de la cultura en general y del cine en particular. Actualmente, dirijo el programa cinematográfico "La Cartellera" de BTV. Durante cinco años fui Jefa de Cultura de los Informativos de Localia TV. También he ejercido de redactora en diversas publicaciones y de realizadora y guionista de programas para TVC o La2.

Más en esta categoría: « Agosto Nymphomaniac. Volumen 2 »