Menu

Spiritualized en Barcelona

02/11/2018, Razzmatazz, Barcelona

9,5

 

Javier Burgueño

Fotos Eric Altimis

 

 

And nothing hurts” ha supuesto una vuelta por todo lo alto de Spiritualized. Un disco para el que Jason Pierce ha necesitado más de seis años, recorriendo un largo y arduo camino en el que más de una vez a estado a punto de quedarse parado en el arcén. El disco fue grabado en el dormitorio de Pierce utilizando Pro Tools, así que se esperaba con ganas su puesta en escena con una banda al completo detrás. Precalentamiento inicial con media docena de temas de sus anteriores discos (rápidamente subiría la temperatura, con un “Come together” espectacular a la primera de cambio). Una vez la máquina engrasada y alcanzada la velocidad de crucero, Pierce y la banda pasarían a desgranar “And nothing hurts” del primer al último tema y en el mismo orden del disco.

 

 

La traslación al directo imprime todavía más fuerza a las canciones, que devienen grandes espirales concentradoras de energía (al estilo de la pirámide de Giza), una energía que amenaza transformarse mediante una gran explosión (sublime “Let’s Dance”, intensidad contenida, amenaza latente) o directamente se encuentra en medio de esa explosión ya (la fiereza desbocada de “On the sunshine”). Por momentos parecíamos estar en Harlem, asistiendo a una misa góspel en la iglesia de la Santísima Velvet Underground, extasiados ante las palabras del reverendo Jason Pierce y su inquebrantable fe en Lou Reed y sus compañeros. El colofón con “Oh happy day” no haría más que reforzar esta idea, poniendo punto y final a una noche espectacular.  

 

Tras un concierto así, solamente queda decirle dos cosas a Jason.

1- Gracias, muchas gracias, por una actuación tan memorable.

2- ¿Estás seguro de lo de dejarlo? De verdad, repiénsatelo, nos harás muy felices si cambias de opinión    

 

 

Javier Burgueño

Javier Burgueño pasó su juventud en el Vallés Oriental (Barcelona) donde se inició en esto de la crítica presentando y coordinando un programa musical de la televisión de su pueblo durante la bendita locura analógica de las televisiones locales de principios de los 90 (asegura que ya no quedan copias de los programas, se encargó personalmente de ello una noche de verano). El experimento fue divertido y dejó un poso latente que volvió a aflorar con el cambio de siglo cuando empezó a colaborar asiduamente con la web del programa de radio madrileño “El otro lado del telescopio” y más tarde con www.pinypondjs.com. Ha sido colaborador de Go Mag desde el 2007 hasta su desaparición de los quioscos el pasado junio de 2013.

 

javier@blisstopic.com

Más en esta categoría: « Cat Power en Cruïlla de Tardor