Menu

Vinicio Capossela en el Festival Grec

10/07/2017, Teatre Grec, Barcelona

9

 

Javier Burgueño

Fotos Eric Altimis

 

Polvo levantándose bajo nuestros pasos, un sol radiante sobre nuestras cabezas, la frontera desconocida, la emoción de lo nuevo, el bosque que acecha, la oscuridad ancestral, la taberna, el pianista que siempre está tocando en ella, pase lo que pase, el truhan, el juglar, todas esas imágenes y muchas se presentaban, con el teatre Grec de fondo, entre los pliegues de las canciones de Vinicio Capossela, que llegó la noche del lunes acompañado por dos percusionistas, dos mariachis, un contrabajista y el gran Víctor Herrero a la(s) guitarra(s). Comenzó la noche con un canto de recolección de tabaco (“Femmine”) para pasar a explorar fronteras (entiéndase siempre la frontera de Capossela como lugar de encuentro y exploración, mitológica y ancestral, crisol de culturas, nunca excluyente), ya fueran las del sur de Italia o la de Johnny Cash (o Sergio Leone).

 

 

Navegando entre los temas de “Canzoni della cupa” ( “Zompa la rondinella”, “Componidori”) nos acercó a la figura de Matteo Salvatore, en el que se inspira parte del disco (“El gran cantor del latifundio meridional italiano, nuestro Bob Dylan” dijo Capossela de él), con una particular versión de “I maccheroni” de Salvatore (“Nachecici”, con guiño a “Knockin' on heaven's door” de Dylan incluido). De la mano de "Amarcord" y la Commedia dell'Arte (“Lo sposalizio di Maloservizio”) y de Sergio Leone (cautivadora “Il treno”, donde la partida de un tren sirve de metáfora de un mundo ya desaparecido) nos despedimos de la cuppa para entrar en la taberna, sentarnos al piano, y así mostrarse el Capossela más festivo y cabaretero, homenajeando a la luna de Montjuic (“Signora luna”), poniéndose romántico a su manera (“Ultimo amore”, “Che cos'è l'amor”) o simplemente lúdico-festivo (“Marajà”, “Il ballo di San Vito”). Un concierto magistral que acabaría con una versión en italiano de Chavela Vargas (“La canción de las simples cosas”) y una bellísima y delicada “Ovunque proteggi”. Del campo a la taberna, la música popular (la música de la gente, la que se canta cuando se trabaja, cuando se descansa, cuando se festeja… cuando se vive) sigue teniendo en el inclasificable Vinicio Capossela uno de sus grandes valedores. 

 

 

Comentarios
Javier Burgueño

Javier Burgueño pasó su juventud en el Vallés Oriental (Barcelona) donde se inició en esto de la crítica presentando y coordinando un programa musical de la televisión de su pueblo durante la bendita locura analógica de las televisiones locales de principios de los 90 (asegura que ya no quedan copias de los programas, se encargó personalmente de ello una noche de verano). El experimento fue divertido y dejó un poso latente que volvió a aflorar con el cambio de siglo cuando empezó a colaborar asiduamente con la web del programa de radio madrileño “El otro lado del telescopio” y más tarde con www.pinypondjs.com. Ha sido colaborador de Go Mag desde el 2007 hasta su desaparición de los quioscos el pasado junio de 2013.

 

javier@blisstopic.com