Menu

Hugo Race en el Festival Folkyou

09/12/2016, Casino la Unió, Vidreres

9
 

Lidia Noguerol

Foto Àlex Alegre

 

Durante la segunda jornada de la tercera edición del Festival Folkyou, organizado por la asociación Soroll de Vidreres, la niebla borraba los contornos de los edificios, cubría la noche con una fina capa de agua y la humedad calaba hasta los huesos. Por suerte dentro del Casino La Unió el ambiente era mucho más acogedor. Luz baja, velas en las mesas cubiertas con manteles negros y la cortina roja del escenario con el logo del festival proyectado presidiendo la sala. Los Cálido Home fueron los encargados de abrir la noche con su folk de guitarras dialogantes y silencios cómplices, capaz de hacer crujir y sentir la madera como un buen whisky.

 

 

Después del dúo catalán, llegó el turno de Hugo Race, que no era uno sinó dos. “Two Hugos” así se presentó el ex-Bad Seed  a si mismo y a su compañero en el escenario Henry Hugo. Sonaron los primeros acordes y a cada rasgueo de guitarras,  la cortina roja se parecía más a la de Twin Peaks que a la del casino de Vidreres. Hugo Race y Henry Hugo fueron tejiendo un sonido envolvente, fronterizo e hipnótico, a ratos teñido de melancolía.

 

 

Rock impregnado de arena del desierto y de country, lleno de detalles sonoros que salían de la pedalera de Henry Hugo, que hábilmente llenaba los espacios que había en los ecos que Hugo Race hacía con su guitarra. Solo eran dos hombres y dos guitarras pero la cantidad de sonidos e incluso instrumentos que se oían te hacían desconfiar de tu vista y parecía posible que de repente apareciera un enano bailando o que un matojo cruzará la sala. Y es que por un rato estuvimos en ninguna parte, hasta que parafraseando el título de su nuevo disco, “24 hours to nowhere”, Hugo Race nos recordó que nos hallabamos en Vidreres. Y tras una encajada de manos en las escaleras de la entrada al casino los dos Hugo desparecieron en la niebla rumbo a la próxima parada de su gira española. Por cierto, la entrada para su concierto solo valía cuatro euros.

Lidia Noguerol

Lídia Noguerol comparte profesión con Barbara Gordon (Batgirl). Cuando no le toca lidiar con adolescentes descarriados, borrachos y indigentes, se dedica a seleccionar música, cine, libros y cómics. Por la noche, cuando no va al cine o se queda en casa leyendo, transita autopistas y carreteras secundarias y recorre los ejes de comunicación del país, en busca de conciertos de los que hablar por la mañana siguiente en prensa local, portales culturales, blogs y prensa especializada como la extinta Go Mag. Buscando un mundo mejor, ha ido a parar a Blisstopic, un lugar tan excitante como Gotham.