Menu

King Khan And The Shrines en Barcelona

06/10/2016, La [2] del Apolo, Barcelona

8

 

Javier Burgueño

Fotos Eric Altimis

 

¿Deprimido? ¿Cansado de soportar  día sí día también ceños fruncidos, malas caras y/o estrés en la oficina o el taller? No se preocupe, tiene ante usted el medicamento milagroso que le devolverá la sonrisa e incluso la confianza en la humanidad, y lo mejor es que ni necesita receta médica ni ha de preocuparse por posibles sobredosis, ya que si abusa de él lo único que le ocurrirá es que una sonrisa de felicidad ocupará durante más tiempo su cara. ¿El nombre del medicamento? King Khan and the Shrines ¿Posología? Para mayor efectividad se recomienda la exposición a aproximadamente hora y media de rabioso directo como el que tuvo lugar en la sala Apolo de Barcelona, donde Khan y compañía descargaron una buena ración de su radiante y coloreado garage soul.

 

 

Los vientos hacían brillar las canciones; guitarrista y teclista inyectaban intensidad a raudales con sus instrumentos y sus idas y venidas por el escenario, y mientras tanto, en medio de todos ellos, Khan aunaba entretenimiento, clase y sobre todo diversión sobre las tablas. King Khan and the Shrines utilizaron la inmediatez y jovialidad del garage junto a la vitalidad y el calor del soul para hacer que el público bailara con canciones dedicadas a los trans ("I wanna be a girl"), se emocionara ("No regrets"), pero sobre todo se divirtiese. A ello ayudaron tanto la música como el carisma y los cambios de vestuario de Khan, que varió desde el traje de dandy del comienzo a acabar los bises tan solo con una capa semitransparente y unos calzoncillos; en el fondo tan solo una anécdota más de un concierto vibrante, divertido, y sobre todo muy muy muy entretenido.

 

Javier Burgueño

Javier Burgueño pasó su juventud en el Vallés Oriental (Barcelona) donde se inició en esto de la crítica presentando y coordinando un programa musical de la televisión de su pueblo durante la bendita locura analógica de las televisiones locales de principios de los 90 (asegura que ya no quedan copias de los programas, se encargó personalmente de ello una noche de verano). El experimento fue divertido y dejó un poso latente que volvió a aflorar con el cambio de siglo cuando empezó a colaborar asiduamente con la web del programa de radio madrileño “El otro lado del telescopio” y más tarde con www.pinypondjs.com. Ha sido colaborador de Go Mag desde el 2007 hasta su desaparición de los quioscos el pasado junio de 2013.

 

javier@blisstopic.com

Artículos relacionados (por etiqueta)