Menu

The Jayhawks en Barcelona

22/09/2016, Apolo, Barcelona

9

 

Anabel Vélez 

Fotos Eric Altimis

 

Aún recuerdo la primera vez que vi a The Jayhawks. Un amigo me los había recomendado encarecidamente. Era un concierto gratuito, Mondo Sonoro regalaba las entradas. Y allí que me fui, a descubrir algo sublime. Recuerdo aquella magia que me hicieron sentir desde el primer acorde, la primera canción. Las emociones a flor de piel. Es la misma sensación que consiguieron repetir en su última visita al Apolo. Presentaban su último trabajo “Paging Mr. Proust”, un disco que gana enteros con cada escucha. Un trabajo que sigue demostrando el gran hacedor de canciones que es Gary Louris y la enorme cohesión musical que existe entre los miembros de la banda. Venían esta vez, ya sin Mark Olson y con un Chet Lyster a la guitarra. Ya lo habíamos visto con Eels vestido con su chandal azul o como acompañamiento de la gran Lucinda Williams, también en la sala Apolo. Un gran añadido al sonido directo de la banda. Sus canciones crecen, se amplifican y resurgen en cada escucha.

 

Como introducción a la noche, Egon Soda. Canciones que sonaban maravillosamente con arreglos perfectos. A veces cuesta saber a cual de los grupos en los que están tocando sus miembros estás viendo. Tantas formaciones, tantos nombres que figuran en lo mejorcito del panorama estatal. Pop rock con influencias folk y direcciones de vientos desde el otro lado del Atlántico. Amenizaron la espera antes de que llegara el plato fuerte, aunque el final de fiesta quizás se les fue un poco de las manos.

 

 

A The Jayhawks no les hace falta ganarse al público. Va rendido a sus pies antes de entrar y con razón. Un setlist perfecto fue su mejor presentación. La primera ráfaga de melodías excelsas llegó con “Waiting for the Sun”.  Tras ella, el primer tema del nuevo disco “Leaving The Monsters Behind”. De “Paging Mr. Proust” pudimos escuchar también “Quiet Corners & Empty Spaces”, “The Devil is in Her Eyes” y “Ace”. Y por supuesto, no faltaron grandes clásicos de la banda como “Stumbling Through the Dark”, “Two Hearts”, “Big Star” o una deliciosa “Tampa to Tulsa” cantada por el maestro Tim O’Reagan. Reconozco que es una de mis debilidades. Escuchad su disco en solitario que merece la pena. Para cuando sonó “Blue” ya nos habíamos derretido en sus sonoridades perfectas. Y es que las canciones de la banda suenan insuperables en directo. La banda es una máquina de hacer melodías redondas. Karen Grotberg al teclado, Tim O’Reagan a la batería y el siempre discreto pero efectivo Marc Perlman al bajo, al que todos parecían arropar esa noche. Mientras Louris, a la guitarra, armónica y voz dirigía la función exquisitamente. Completaba las melodías, efectivamente, Lyster a la guitarra. Poco después nos deleitaban con maestría con “All the Right Reasons” y “Save It for a Rainy Day”. Cerraron antes de los bises con la rítmica “Tailspin”. Tres canciones inmensas con las que remataron a un público en éxtasis a esas alturas.

 

 

Gary Louris salió tras los bises solo con su acústica para tocar “Settled Down Like Rain”. Canción que tuvo que parar para hacer callar a algunas personas del público que no sabía respetar el momento musical que nos estaba ofreciendo. Gary, luciendo su simpatía habitual, les pidió que cerraran el pico. Algo que hicieron. Le siguió la espectacular “Angeline”, que coreamos al unísono rendidos de nuevo, antes de que volviera la banda. Ya con ellos sonaron “I’ll Be Your Key” de su último disco y dos joyas para dejarnos contentos antes de librarnos a la noche barcelonesa: “I’m Gonna Make You Love Me” y “I’d Run Away”. Exquisito final para un concierto redondo en el que la banda lució toda su grandeza musical. Ojalá todos los conciertos fueran así. Nunca nos cansaremos de ver a The Jayhawks. Aunque los hemos hecho en innumerables ocasiones, siempre sorprenden y no para bien, para mejor.

 

Anabel Vélez

La música, el cine y los libros son sus tres grandes pasiones así que dirigió sus pasos como periodista hacia ese camino. Hace más de diez años que escribe, disfruta y vive la cultura. Por eso habrás leído sus artículos en revistas musicales como Ruta 66 y Ritmos del Mundo o cinematográficas como Cineasia. También la habrás escuchado en Ràdio Gramenet haciendo programas de cine y música en el pasado, ahora lo puedes hacer como colaboradora del programa musical El Click de Ràdio Montornès. Colabora habitualmente en páginas web como Sonicwave Magazine o Culturaca y siempre, siempre escucha música.